Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-08-2019

Mujeres indgenas de India luchan por sus derechos sobre la tierra

Stella Paul
IPS


Jam Bai (segunda izda con sari rojo), perteneciente al pueblo indgena kawar, siembra retoos de arroz en su arrozal, ayudada por mujeres de su familia y vecinas. Despus de aos de lucha, ahora ella es oficialmente propietaria de la tierra que cultiva en Korchi, una aldea del distrito de Gadchiroli, en el centro occidental de India. Crdito: Stella Paul / IPS

KORCHI, India, 12 ago 2019 (IPS) - La indgena Jam Bai, una agricultora de la aldea de Korchi, en el oeste de India, est afanada. Tras dos meses de espera, la lluvia finalmente lleg y debe sembrar en apenas unos das los retoos en sus arrozales, mientras la tierra an est suave.

El 3 de agosto, aenas unos das antes de que IPS visitara la aldea, las fuerzas de seguridad del gobierno mataron a tiros en otra aldea, a 40 kilmetros de Korchi, a siete rebeldes armados pertenecientes a un grupo radical de extrema izquierda, a cuyos miembros se conocen como naxals (maoistas).

Korchi se ubica en el distrito (divisin administrativa parecida a la provincia) de Gadchiroli, en el estado centro-occidental de Maharashtra, que tiene uno de los bosques de madera de teca ms densos de India, y cuya capital es Mumbai, el centro econmico del pas, que se ubica a unos 750 kilmetros al oeste de la aldea.

La regin aparece a menudo en las noticias por incidentes violentos como explosiones de minas terrestres, asesinatos, disparos, arrestos y protestas que ocurren en este territorio.

Los maostas han estado librando un conflicto armado contra el gobierno durante ms de una dcada, en la que exigen una sociedad sin clases.

Desde el ltimo incidente, ha habido un cerco no oficial alrededor de Korchi. Al extenderse la tensin y el temor, Bai no pudo encontrar un solo trabajador para contratar para la siembra. Pero esta campesina de 53 aos no se rinde: no sembrar sus campos no es una opcin.

Sus razones no son solo financieras sino tambin emocionales. Despus de aos de lucha, finalmente ella es ahora propietaria oficial de la tierra que cultiva.

As que la jornada en que IPS estuvo en la aldea, Bai haba logrado que varias familiares y amigas de la localidad llegasen para ayudarla. Con los saris levantados sobre las rodillas y los talones clavados en el agua fangosa, todas ellas se doblaban en fila, sosteniendo un manojo de retoos en una mano, mientras sembraban un pequeo manojo con la otra.

Tengo cinco acres de tierra (unas 2,02 hectreas). Hasta ahora hemos terminado de sembrar alrededor de un acre. Quedan cuatro ms, pero seguramente terminaremos en otros dos o tres das, dice Bai. Las mujeres se ren y la animan.

Korchi cuenta con algo ms de 3.000 habitantes, la mayora son agricultores familiares o de sobrevivencia que pertenecen a las comunidades gondi y kawar, dos de los que la Constitucin india incluy como Tribus Programadas, el trmino oficial para los pueblos indgenas reconocidos oficialmente como tal en el pas.

Pese a los conflictos en su territorio, el distrito de Gadchiroli se erige como el primero en todo el pas en otorgar derechos sobre la tierra a los pueblos indgenas.

En gran parte, el xito se atribuye a las mujeres indgenas locales como Bai, perteneciente al pueblo kawar, que han liderado durante aos un movimiento a favor de sus derechos de propiedad sobre las tierras agrcolas y forestales.

Los arrozales que posee Bai se encuentran en las afueras del pueblo, antes del comienzo del bosque. Durante generaciones, la familia de Bai ha vivido de cultivar la tierra y recolectar fruta, vegetales, hierbas, cortezas y otros recursos del bosque, al igual que otros miembros de las comunidades indgenas de la zona.

Pero nunca poseyeron derechos oficiales sobre ninguna de las tierras que trabajaban.