Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-08-2019

Trump y el terrorismo racial gringo

Homar Garcs
Rebelin


El belicismo que caracteriza su historia y la venta de armas de distintos calibres, sin muchas limitaciones en varios estados de la unin estadounidense explicaran en gran parte las causas de las masacres perpetradas en Texas y Ohio, como antes con las escenificadas en diversas localidades de este pas. Con Donald Trump de presidente, esto parece incrementarse. Los ciudadanos provenientes de otras nacionalidades y grupos tnicos han visto resurgir con fuerza el odio visceral de aquellos que proclaman que la identidad nacional estadounidense debe definirse a partir de la poblacin blanca y de lo que sta representa, por lo que a ella le corresponde -cual mandato divino- mantener una presencia demogrfica hegemnica y el dominio absoluto de la cultura y de la vida pblica de su pas.

A este nacionalismo blanco (sentido y visto como patriotismo por sus partidarios) se une, con poca diferencia, la accin de los supremacistas blancos quienes, por su parte, proclaman la creencia racista de que las personas blancas son superiores al resto de la humanidad. Entre unos y otros, el discurso extremista del actual inquilino de la Casa Blanca ha tenido buena receptividad, estimulndolos a actuar. De hecho, su discurso (insensato para muchos, deliberado para otros) ha contribuido a generar temores de todo tipo y a reforzar la matriz de opinin referente a la necesidad de muros infranqueables que contengan el flujo de inmigrantes que osen presentarse en las fronteras gringas, sobre todo si son gentes oriundas del Sur atradas por la perspectiva de vivir el sueo americano.

Siendo una nacin con un amplio mosaico de inmigrantes, Estados Unidos implementa medidas que restrinjan el acceso y la permanencia de aquellas personas que, por diversos motivos, abandonan sus pases de origen, a riesgo de perder la vida, en bsqueda de un mejor porvenir en la tierra del To Sam. Trump los tilda de criminales que no merecen vivir en este pas, llegndose al caso de ordenar la movilizacin de tropas en los pasos fronterizos con Mxic, encerrar a nios en jaulas y separar familias, con desenlperdtales que son reseados por la prensa sin mucho escndalo. Este comportamiento se halla en sintona con el trato discriminatorio dado a las poblaciones autctonas de lo que hoy comprende el territorio estadounidense, tanto como al dispensado a la poblacin negra, an en tiempos modernos, lo que se extendi al amplio territorio arrebatado a Mxico (como lo prueba la masacre en El Paso, Texas). An ms: se podra razonar que ello obedece a la conviccin teolgica de cumplir un destino manifiesto, como nuevo pueblo elegido del dios de Israel, al cual le toca el rol de llevar la civilizacin a todos los rincones de la Tierra, segn sus propios patrones culturales. Quizs por esto mismo no les es aceptable la coexistencia con otros modelos culturales en desmedro de lo particularmente estadounidense, lo que se reitera en series televisivas donde familias negras, hispanas y asiticas slo conservan sus rasgos fsicos, pero en todo lo dems actan igual que sus pares blancos, en un proceso de asimilacin total que apenas deja espacio a un mnimo grado de diferenciacin.

No es difcil sustraerse a la idea que lo acaecido en Texas y Ohio responde a una manipulacin emocional de los ciudadanos estadounidenses, identificando enemigos que atentan contra la estabilidad y continuidad de su modo de vida, lo que obligara a muchos a respaldar cualquier medida que se implemente para preservar, incluyendo la prdida de sus derechos constitucionales, como se acept con la Ley Patriota tras el derrumbe de las Torres Gemelas de Nueva York. En este contexto, no podran resultar ms oportunos los sucesos de Texas y Ohio, dada la urgencia de Donald Trump de convencer a los electores de la necesidad de mantenerlo en la Casa Blanca para librarlos de estos y otros enemigos, declarados o potenciales, incrementado sus prejuicios y temores, como lo hace su gran industria ideolgica a travs de los diversos medios audiovisuales a su disposicin.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter