Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-09-2019

Bolsonaro, el falso nacionalismo y la destruccin de Brasil

Carlos Eduardo Martins
Rebelin


La crisis ambiental y diplomtica promovida por el gobierno brasileo, como consecuencia de su complicidad con el "Da del Fuego" organizado por sectores de la agro industria amaznica y las hostilidades que dirigi al gobierno francs, es un captulo ms de un proyecto en curso de sumisin neo colonial al imperialismo unilateral de Trump y de la extrema derecha estadounidense. Presentado por Bolsonaro y su base como una reaccin del gobierno brasileo a un imperialismo francs y europeo que pretendera internacionalizar la Amazonia, en realidad representa exactamente lo contrario: la subordinacin visceral de un subimperialismo de tteres y vasallos al poder de los EE.UU. y a la internacionalidad fascista organizado por Trump.

Debilitados internacionalmente por la acelerada disminucin de su competitividad desde el ao 2008, presionados por la expansin de su deuda pblica, por la proyeccin de China en la economa mundial, por la afirmacin de distintos proyectos de integracin regional y por un nuevo eje geopoltico global, a travs de la Ruta de la Seda, el BRICS y las pretensiones de un proyecto de Sur Global, los Estados Unidos han buscado reaccionar a esta coyuntura que globalmente se presenta desfavorable de diferentes maneras.

Obama ha combinado las polticas de expansin de la globalizacin neoliberal con las de desestabilizacin, asedio o intervencin militar, bajo pretexto humanitario, segn los espacios y las circunstancias. Una expresin de la bsqueda de la expansin de la globalizacin neoliberal fue el intento de firmar el Acuerdo de Asociacin Transatlntica sobre Comercio e Inversin con la Unin Europea, la firma del Acuerdo Transpacfico de Cooperacin Econmica el acuerdo con Irn sobre enriquecimiento de uranio y el proyecto de flexibilizar el bloqueo contra Cuba, con el fin de frenar su creciente integracin en la economa china. Las polticas de asedio y desestabilizacin se orientaron hacia Rusia &nd ash; buscando separarla de las regiones fronterizas, como Ucrania, y confrontarla con la Unin Europea hacia el norte de frica y, especialmente, hacia Amrica Latina, a travs de la preparacin y el apoyo a los golpes de Estado en Paraguay y Brasil, y el asedio a Venezuela, declarado una amenaza a la seguridad de Estados Unidos. Las polticas de intervencin se manifestaron en las coaliciones que condujeron a la intervencin en Libia, que llev al derrocamiento y asesinato de Muammar Al Gaddafi, y en Siria, que fracas debido al apoyo de Rusia a Bashar-al-Assad.

Trump rompe con las polticas regionales de libre comercio e inversin, paraliza a organismos multilaterales como la OMC, adopta una postura hostil hacia la defensa del ecosistema, saca a Estados Unidos del Acuerdo de Pars y se opone al Pacto Mundial sobre Migracin. Toma en serio los efectos de la globalizacin neoliberal sobre la destruccin del sector industrial estadounidense y la reduccin de los salarios de los trabajadores. Sin embargo, no rompe con la globalizacin financiera y la financiarizacin del capital: Rebaja los impuestos de las grandes corporaciones, aumentando el dficit y la deuda pblica, y elige como enemigos a los estados competidores y a los trabajadores inmigrantes. Utiliza la fuerza del Estado no slo contra China, sino tambin c contra aliados histricos como Alemania y Mxico; impone aranceles a los productos chinos; amenaza con sanciones empresas y estados que negocian con Huawei; intimida Alemania anunciando el propsito de establecer cuotas a las exportaciones de sus automviles por razones de seguridad nacional; y hace chantaje a Mxico con los impuestos a las exportaciones de sus productos, si no impone un control de las fronteras que impida o reduzca drsticamente el flujo migratorio a los Estados Unidos, y hasta exige que se compren grandes cantidades de sus producciones agrcolas.

El "America First" de Trump debe entenderse como una reanudacin de la Doctrina del Destino Manifiesto. Se trata de restablecer el control poltico y econmico de Amrica Latina y el Caribe, que considera que su espacio continental es vital, reduciendo sus estados al nivel de semicolonialidad y neocolonialidad, para hacer frente a las amenazas extranjeras o a los obstculos al expansionismo de los Estados Unidos. Esta doctrina, que orient la poltica exterior de Estados Unidos de 1846 a 1933, desde la guerra por la conquista del territorio mexicano hasta la Poltica de Buena Vecindad de Roosevelt, se est extendiendo para incluir no slo a Mxico, el Caribe, Centroamrica y el Canal de Panam, como en el pasado; sino tambin a Amrica del Sur, que se consideraba entonces como una zona de relativa autonoma. Esto est relacionado con el grado mucho ms alto de desafo al imperialismo estadounidense, representado por el ascenso de China en el sistema mundial.

Trump es la continuacin de un camino ya emprendido por Obama para contener la integracin latinoamericana y su articulacin geopoltica global. Pero lo hace de una manera mucho ms unilateral y violenta. Rompe con el liberalismo global, restablece con mayor intensidad la estrategia del asedio contra Cuba y busca derrocar lo que llam la Troika de la Tirana, que atribuy a los gobiernos de Venezuela y Nicaragua. Establece una nueva escala de sanciones econmicas y guerras hbridas, estimulando la intervencin militar en Venezuela a travs del Grupo de Lima. Su objetivo es controlar los inmensos recursos estratgicos de la regin para dar un nuevo impulso a la industrializacin de Estados Unidos, amenazada por la competencia internacional. En este proyecto, la desindustrializacin est reservada a Amrica Latina, convirtindose en un productor de alimentos y materias primas minerales y agrcolas. La desindustrializacin afecta incluso al sector petrolero, donde Estados Unidos se lanza como potencia industrial, exportador de disel y gasolina e importador de petrleo crudo. Esto abre un gran espacio para la carrera por los recursos naturales de la Amazona con el objetivo de la explotacin minera, ganadera y agrcola. De especial inters es el rea constituida por la Reserva Nacional del Cobre y Similares (RENCA, en portugus), que se pretende extinguir, revirtiendo la demarcacin de las tierras indgenas y otras reservas naturales que se encuentran en su permetro y que son equivalentes en tamao a Dinamarca.

El gobierno de Bolsonaro est promoviendo esta estrategia internamente y encuentra resistencia limitada de los segmentos industriales. Ellos aceptan convertirse a la financiarizacin, o a estrategias ms especficas de diversificacin productiva, como la minera y los agronegocios, rechazando cualquier proyecto de desarrollo ms amplio que aumente el nivel de empleo y, por lo tanto, la presin de los trabajadores para redistribuir el excedente. El desarrollo se abandona en nombre del control poltico del Estado.

El imperialismo unilateral de Trump implica un cambio en la relacin con la Unin Europea. Trump, a diferencia de Obama, apoya el liderazgo de Brexit y Boris Johnson para debilitarla. La ve cada vez ms como una competidora y trata de limitar su penetracin en el mercado interno de los Estados Unidos. Tambin busca limitar sus acciones en el rea de la dominacin continental de Estados Unidos, recuperando la dimensin imperialista de la Doctrina Monroe. Cuando el Mercosur y la Unin Europea acordaron los trminos de un acuerdo de libre comercio, Trump exigi que Brasil iniciara negociaciones para firmar un TLC y despach al Secretario de Comercio Exterior de Estados Unidos, que no haba venido a este pas desde 2011, para advertir sobre el riesgo de hacer trampas que haran inviable un futuro con Estados Unidos. Desde entonces, Bolsonaro ha abierto fuego contra el acuerdo con la Unin Europea, eligiendo como objetivo a Francia, la potencia europea ms sensible en materia ambiental.

En la vspera de la llegada de Wilbur Ross a Brasil, Bolsonaro cancel la reunin con el Canciller francs, por supuesta falta de tiempo, para cortarse el pelo, a la hora prevista, en directo, inspirado en el registro fotogrfico del corte de pelo de Hitler en una peluquera. Se cruz los brazos frente al "Da del Fuego", con el fin de mostrar su apoyo a su poltica sobre el Amazonas, retrasando el rescate de la floresta, de las reservas indgenas y de sus habitantes. Acus a las ONGs ecologistas de estar detrs del fuego, ofendi a la Primera Dama francesa, rechaz la ayuda de la Unin Europea para combatir el fuego y promover la reforestacin. Hizo todo lo posible para crear un incidente diplomtico irreversible que hara imposible el acuerdo, mientras simulaba un nacionalismo retrico al denunciar el supuesto intento europeo y francs de internacionalizar la Amazonia, cuando en un discurso de campaa dijo que entenda que ya no era de Brasil. Anunci que estaba articulando con Estados Unidos una solucin para la Amazonia y que estaba a formular de un documento de los lderes sudamericanos que rechazaban el intervencionismo europeo.

Las actitudes de Bolsonaro no deben ser interpretadas como improvisadas e irreflexivas, sino como parte de una estrategia deliberada y articulada para debilitar el multilateralismo de la poltica externa brasilea y someter al pas al imperialismo neocolonial de Trump. Representan una cruzada ideolgica para imponer un gobierno fuerte y represivo internamente, pero dbil y servil en la escena internacional. Su defensa del nacionalismo brasileo es pattica cuando los hechos indican que actan como una marioneta de Trump para entregar nuestra riqueza y control de la Amazonia a la capital estadounidense. La imprudencia de Macron al revelar su intencin de internacionalizar la Amazonia, si el gobierno brasileo no la protega, sirvi de pretexto para que Bolsonaro levantara una cortina de humo en torno a sus verdaderas intenciones. La amenaza del imperialismo francs que circula por la Amazonia equivale a un riesgo cero para Brasil. No existe la posibilidad de que el uso de la fuerza francesa o europea contradiga los intereses de los Estados Unidos en la regin.

Por otro lado, el nacionalismo no se debe defender como un instrumento para aniquilar los derechos de los trabajadores, promover el ecocidio, exterminar a las poblaciones indgenas, destruir la democracia y amenazar a los gobiernos socialistas vecinos. Fue por esta razn que la Alemania nazi termin siendo invadida por la URSS durante la Segunda Guerra Mundial, con un amplio apoyo internacional y una gran proporcin de los alemanes, oprimidos por el fascismo.

Bolsonaro encarna en el siglo XXI y, de manera marcada, las formulaciones del ala fascista que organiz el golpe militar de la gran capital en 1964, y que tuvo sus principales representantes en los generales Artur da Costa e Silva y Silvio Frota. Algunas de sus principales iniciativas se hacen eco de las directrices bsicas de este grupo: La subordinacin de la poltica exterior a la alineacin ideolgica dirigida por la extrema derecha de Estados Unidos, el acercamiento al sionismo, la drstica reduccin del Estado en la economa, la bsqueda del protagonismo de los sectores militar y represivo en el aparato estatal y el rechazo a la democracia.

En "Ideales traicionados", Sylvio Frota expone estas tesis: argumenta que las razones ideolgicas son ms importantes que las motivaciones del comercio exterior; rechaza la poltica exterior de Geisel de pragmatismo responsable y ecumnico; ataca el establecimiento de relaciones diplomticas con China, afirmando que el maosmo no sera compatible con la civilizacin democrtica (sic) y cristiana brasilea, procedimiento que Ernesto Arajo reverbera, cuando dice que Brasil no debe vender su alma para exportar soja y minerales a China; se opone al voto brasileo contra el sionismo; rechaza la abstencin en el bloqueo de Cuba; y critica el establecimiento de relaciones con Angola y Mozambique. Tambin acusa a Geisel y Golbery de pertenecer a la centroizquierda; ataca al capitalismo de estado en la economa, al que considera precursor del comunismo; se opone a la redemocratizacin y a la libertad de prensa; propone un alineamiento radical con Estados Unidos, al que nombra como el ltimo baluarte de la democracia, aunque no con todos sus lderes, como Jimmy Carter, a quien acusa de actuar bajo la influencia sovitica cuando intenta contener el sionismo.

Uno de los aspectos de la poltica neocolonial de sumisin de Bolsonaro, que ya est empezando a surgir, es la liquidacin de las reservas brasileas para evitar que las fuerzas polticas en el futuro las utilicen para el desarrollo del pas y la integracin latinoamericana. Slo en septiembre, el Banco Central, bajo el mando de Roberto Campos Neto, pretende vender 11.000 millones de dlares con el pretexto de mantener el valor del real estable frente al dlar. Tal iniciativa, si se vuelve sistemtica, podra actuar para fortalecer la liquidacin de los activos del Estado y amenazar el ahorro de las clases medias a favor de la centralizacin financiera en los grandes bancos internacionales.

Este proyecto, si prospera, cristalizar el poder casi absoluto de una burguesa compradora y parasitaria sobre el aparato estatal, que lo utilizar para hacer sus negocios privados, destruyendo la autonoma relativa e imponiendo un estilo de gestin privada y familiar, como en el caso de la mafia. Para conseguirlo, buscar poner el fanatismo religioso y la cultura del exterminio en el lugar de la ciencia, la educacin y la cultura, reduciendo a la clase obrera a la condicin de un lumpemproletariado desamparado compuesto por una chusma de individuos pobres, ignorantes, violentos y resentidos que, sin derechos y sin un mnimo de consciencia anticapitalista, se acercarn a las situaciones de trabajo anlogas a las de la esclavitud, lo cual convierte en una metfora an ms viva de retorno a un Brasil colonizado.    

Traduccin: Pedro Martinez.

Carlos Eduardo Martins es profesor asociado del Instituto de Relaciones Internacionales y Defensa de la UFRJ y coordinador del Laboratorio de Estudios de Hegemona y Contra-Hegemona (LEHC/UFRJ). Miembro del consejo editorial de la revista bianual de Boitempo, Margem Esquerda, es autor, entre otros, de Globalizao, dependncia e neoliberalismo na Amrica Latina (2011) y uno de los coordinadores de Amrica Latina: Enciclopedia Contempornea de Amrica Latina y el Caribe (Premio Jabuti al Libro del Ao de la No Ficcin en 2007) y co-organizador de A Amrica Latina e os desafios da globalizao (2009), ambos publicados por Boitempo. Es colaborador del Blog Boitempo cada dos semanas, los lunes.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter