Portada :: Ecuador :: Ecuador en resistencia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-10-2019

Moreno, una piltrafa humana

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


La inminencia de mayor miseria, y de hambruna, como las impuestas por Macri a millones de argentinos, hizo estallar la gran rebelin indgena y popular en Ecuador contra el cruel paquetazo decretado por Lenn Moreno a principios de octubre. El decreto est integrado por medidas draconianas dictadas por el Fondo Monetario Internacional(FMI) a cambio de conceder al pas un prstamo de 4 mil 200 millones de dlares. Curiosamente, antes Moreno perdon multas e intereses a los grandes grupos econmicos por ms de 4500 millones de dlares, lo que descapitaliz al Estado y condujo al aumento del desempleo, de la pobreza y la pobreza extrema. O sea, el prstamo del FMI equivale al monto de la condonacin de obligaciones fiscales a los multimillonarios y, sumado a esa medida, implica empujar a una situacin aun ms desesperada de la que ya vivan grandes sectores de la poblacin ecuatoriana.

A cambio del prstamo el FMI exige el aumento del IVA, la liberacin del precio del combustible, la privatizacin de los sectores estratgicos, la reforma laboral, modificar el estatuto del Banco Central y duras medidas para equilibrar las cuentas pblicas, entre ellas despedir a 23 mil funcionarios, sumados a decenas de miles que ya haban corrido igual suerte. Moreno parece olvidar que otro acuerdo con el FMI del presidente Lucio Gutirrez en 2003 fue la causa principal por la que un levantamiento popular lo oblig a dejar el cargo sin terminar el mandato. Justo a partir de all se cre el clima propicio para el estallido de la rebelin de los forajidos, el arribo a la presidencia en 2007 de Rafael Correa con una copiosa votacin y el inicio de una dcada de avances econmicos, sociales, polticos y culturales sin precedentes en el pas.

Ahora la chispa que incendi la pradera fue el sbito aumento del precio de los carburantes y, casi de inmediato, del transporte pblico, una vez que las autoridades llegaron a acuerdos con los lderes de los transportistas para desactivar la huelga general que haban puesto en marcha. Pero, acto seguido, el gobierno, que imaginaba haber controlado la situacin, se top con el estallido de una movilizacin indgena en la sierra y la Amazona coincidentemente con protestas populares de trabajadores, estudiantes y mujeres en todas las ciudades del pas, que tuvieron su clmax en la huelga general convocada para el 9 de octubre por la Confederacin de Nacionalidades Indgenas de Ecuador(CONAIE). Moreno, inconstitucionalmente, decret el estado de excepcin por 60 das y a su amparo militariz el pas, estableci el toque de queda en diversos sitios y sectores, us la violencia, incluso contra la expresin de ideas distintas a las neoliberales, lo que explica la censura y persecucin a periodistas y medios, como el caso de radio Universal Pichincha. Es fcil comprender la indignacin detonadora de las protestas actuales, pues al desmantelamiento de casi todos los programas, derechos econmicos, sociales y libertades democrticas instaurados por el presidente Correa se suma ahora un tremendo aumento del precio de los carburantes. El disel subi de 1.03 a 2.30 dlares y la gasolina llamada extra de 1.85 a 2. 39 dlares, lo que llevar a un aumento insoportable del precio de la canasta bsica y de los servicios pblicos. La situacin recuerda al Caracazo(1989) y el salvaje aumento del combustible y del transporte pblico que lo hizo estallar. La brbara represin ha sido denunciada con alarma por varias instancias de la ONU, organismos defensores de derechos humanos y la Red En Defensa de la Humanidad. El da 8 en Quito, en violacin de todos los protocolos y normas internacionales y la propia Constitucin ecuatoriana, adems del uso masivo de gases lacrimgenos y de violencia feroz contra los manifestantes se lleg a emplear fuego real, incluso contra un hospital del centro de la capital donde se refugiaban. Los presos se cuentan por centenares, por decenas los heridos y cinco personas muertas, una vuelta al peor estilo neoliberal de los noventas por el gobierno que ya todos califican como el peor que ha tenido el pas. La persecucin poltica e incitacin al odio llega al extremo que el propio Moreno acusa sin pruebas al ex presidente Correa y a Ricardo Patio, Virgilio Hernndez y Paola Pavn, lderes del Movimiento Revolucin Ciudadana, de pretender desestabilizar su gobierno. La situacin ha llegado a un punto muerto en que Moreno se niega a retirar el paquetazo, condicin que ha puesto la CONAIE para iniciar un dilogo*. Correa lo desafa a convocar elecciones.

No hay nada ms ruin que un traidor como Moreno, quien despus de militar en la Revolucin Ciudadana, de haber sido vicepresidente con Correa y electo a la presidencia gracias al apoyo de este, al da siguiente se arrodill ante Estados Unidos y la oligarqua local. Luego se supo que, a diferencia de sus excompaeros, es un corrupto. Muy probablemente se dej chantajear por la CIA. Una verdadera piltrafa.

Nota de Rebelin: Desde el domingo 13 de octubre por la noche, cuando la Conaie present en acto difundido en vivo el pliego de demandas, incluyendo la derogacin del paquete econmico neoliberal, el gobierno de Moreno retrocedi y derog el decreto 883. Esta nota fue probablemente escrita antes de ese hecho.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter