Portada :: Chile :: Chile: Rebelin antineoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2019

Graves violaciones de derechos humanos

Felipe Portales
Rebelin


Como lo ha sealado la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Mench, -y lo hemos sufrido todos los chilenos- a partir del estallido social del 18 de octubre, hemos experimentado graves y sis- temticas violaciones de derechos humanos en nuestro pas. El gobierno ha sido incapaz de revertir la situacin de virtual autonoma constitucional y legal de que disfrutan las Fuerzas Ar- madas y Carabineros; por medio de las cuales stas han procedido a desarrollar una poltica extremadamente represiva en contra de los manifestantes pacficos; y sorprendentemente contemplativa en contra de vndalos y saqueadores.

Curiosamente, los chilenos tendemos a olvidar generalmente que desde 1990 los gobiernos que ha habido no han mandado efectivamente sobre dichos cuerpos armados. A fines del ao pasado hubo un recordatorio general de ello, con ocasin de los reiterados fraudes cometidos durante aos por altos oficiales del Ejrcito y de Carabineros; y, especialmente, por el escnda- lo de la inteligencia de Carabineros con la operacin Huracn y el asesinato del joven comu- nero mapuche, Camilo Catrillanca. As, pudimos ver en televisin como dirigentes de todo el espectro poltico nos recordaban ello con absoluta claridad: el senador de derecha Carlos Bian- chi; el subsecretario de Lagos y ex DC, Jorge Navarrete; y el diputado de RD, Jorge Brito.

Pero sin duda que el testimonio ms impactante fue el del senador del PS, Jos Miguel Insulza, ya que l fue un ministro clave de Frei Ruiz-Tagle (canciller y ministro secretario general de la Presidencia) y de Lagos (Interior). Y, adems, en ambas calidades desempe un papel clave en el logro de la impunidad de Pinochet. Primero, como canciller, en las gestiones para obtener la libertad del ex dictador de Londres. Y, posteriormente, como ministro del Interior, presionan- do pblicamente al Poder Judicial para que no se condenara a Pinochet por razones de salud mental, lo que finalmente logr exitosamente. De este modo, en una entrevista televisiva con Mnica Rincn, Insulza le expres sin tapujos que desde 1990 las Fuerzas Armadas y Carabine- ros se mandaban solas.

Por si lo anterior fuese poco, aquello coincidi con las expresiones del comandante en jefe del Ejrcito, Ricardo Martnez, en una alocucin a cerca de 900 oficiales en la Escuela Militar, en que declar la disposicin institucional a defender su privilegiado sistema previsional con dientes y muelas. Obviamente, en cualquier pas normal, en que las autoridades militares estn subordi- nadas al poder civil, aquello habra terminado con la remocin inmediata de dicho comandante en jefe.

Producto de la represin fundamentalmente dirigida a los manifestantes pacficos, se han regis- trado hasta hoy ms de veinte personas muertas; centenares de personas torturadas (incluyen- do abusos y violaciones sexuales) y maltratadas; y miles de personas heridas, incluyendo ms de 500 producto del uso criminal de perdigones o balines. Y, de stas, segn el Colegio Mdico, has- ta el 5 de noviembre, ms de 180 personas han quedado con heridas oculares severas, debido principalmente al impacto de balines! Para dimensionar la ferocidad de esta represin, el mismo Colegio ha sealado que las fuerzas de seguridad israeles, en 6 aos de conflicto han provocado heridas graves en los ojos a 154 palestinos!...

Por otro lado, los heridos hospitalizados alcanzan a 1.574 personas, de acuerdo a los ltimos da- tos proporcionados por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH); y los totales (porque muchsimos quedan con heridas no requeridas de hospitalizacin o no se atreven a ser atendidos) alcanzaran a ms de 2.500 de acuerdo a la Cruz Roja. Y lo que es an ms grave y sistemtico, el uso de balines y perdigones estara incorporado en los protocolos para su empleo discrecional por parte de Carabineros; y tendran incorporados elementos de metal lo que los hace doblemente peli- grosos. Adems, de acuerdo al INDH ha habido, hasta la fecha, 4.316 personas detenidas.

Por otro lado, la autonoma de militares y carabineros ha quedado en evidencia en esta ocasin de manera tragicmica. As, el presidente Piera -en una muy desafortunada intervencin por ca- dena nacional en los primeros das del estallido, que solo se puede entender como un modo de demostrar que l estaba conduciendo la fuerte represin- declar que el pas estaba en guerra contra un poderoso enemigo. Y al da siguiente lo desminti literalmente el Jefe de Zona de Estado de Emergencia, el general Javier Iturriaga, y de una forma que pudo sonar hasta burlesca: Yo soy un hombre feliz y no estoy en guerra con nadie. Por cierto, aquello no signific ni la remocin ni la censura pblica alguna del general bromista por parte del gobierno.

Por cierto, esta autonoma de militares y carabineros -que junto con desnaturalizar el sistema democrtico, tiene grave impacto en la vigencia de los derechos humanos- constituye uno de los numerosos aspectos que deben ser erradicados de nuestra Carta Fundamental si queremos acceder a una Constitucin verdaderamente democrtica. Ser, por tanto, uno de los temas prin- cipales a ser abordados por la futura Asamblea Constituyente, junto con las dems instituciones autoritarias propias de la Constitucin impuesta en 1980 y hecha suya por la Concertacin en 2005. Adems, por cierto, de la armazn neoliberal que estructura aquella y que, en conjunto con las po- lticas econmicas y sociales que la aplican, tantas injusticias y abusos est provocando desde hace muchos aos en la sociedad chilena.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter