Portada :: Bolivia :: Golpe de Estado en Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2019

Mentir sobre Bolivia

Atilio A. Boron
Rebelin


Es triste y lamentable comprobar que las artes del buen historiador que Loris Zanatta supo cultivar en el pasado se deterioraron hasta convertirlo en un propagandista. De qu otro modo podra calificarse la ms reciente intervencin del historiador italiano a propsito de los trgicos acontecimientos en curso en Bolivia? [1] Su nota publicada en uno de los principales matutinos de Buenos Aires es un compendio de falsedades y de ocurrencias que pretenden pasar por una interpretacin rigurosa y en las cuales se quiere demostrar la irredimible malignidad de Evo Morales y, segn Zanatta, su mentor: el Papa Francisco. En esta breve nota me limitar a sealar los yerros ms groseros de su intervencin. Dejo para mis lectores la poco agradable tarea de examinar los dems, que son muchos.

Zanatta, como buen conservador, siente una particular aversin para con el Papa Francisco y, en consecuencia, por quien sera, segn l, el lder ms amado por el pontfice: Evo Morales. A partir de esa supuesta constatacin el historiador italiano se hunde en el submundo de sus obsesiones y sus odios ms arraigados. Se pregunta, ya instalado en ese caos de sus prejuicios qu democracia puede haber donde la poltica es una cruzada contra el infiel, el camino hacia la redencin del pueblo elegido? Pero, habla de Estados Unidos, cuyos dirigentes y gran parte de su poblacin creen realmente ser el pueblo elegido por el Seor para sembrar la justicia y la democracia en el mundo? No, habla de Bolivia!, de la humilde Bolivia de las seoras de polleras, de un pueblo que fue explotado, oprimido y escarnecido por siglos primero por el colonialismo espaol y ms tarde por Estados Unidos y que ni bien decidi hacerse dueo de su destino atrajo sobre s todas las iras del averno con sede en Washington, DC. No hubo en la Bolivia de Evo ninguna cruzada contra los infieles; simplemente se gobern para empoderar al pueblo, respaldar sus derechos, sacarlo de la pobreza y para evitar que los supremacistas blancos, los sanguinarios racistas de la Media Luna Oriental, concreten de una vez y para siempre el genocidio que borre de la faz de Bolivia a esos oscuros personajes originarios que los avergenzan ante el mundo. Que es lo que, con la complacencia de Zanatta, o su cmplice silencio, que es igual, estn haciendo hoy.

Enardecido por los vahos embriagantes de su discurso Zanatta se interna resueltamente en el terreno del delirio poltico. Por ejemplo, cuando habla de la obsesin (de Evo) por perpetuarse en el poder como un Rey Catlico. Esto por cometer la imperdonable transgresin de querer buscar una nueva re-eleccin si el pueblo as lo decidiera. Pero es asombroso que siendo tan sensible a este tipo de iniciativas de autoperpetuacin en el poder no se hubiera tambin referido a lo que al parecer es una idntica obsesin en ngela Merkel o Benjamn Netanyhau, para no hablar de Helmut Kohl o Felipe Gonzlez, o de la propia Democracia Cristiana italiana que estuvo ms de cuarenta aos en el gobierno sin que manifestase la menor preocupacin sobre ese desaforado afn por perpetuarse en el poder de aquellos dirigentes europeos o del neofascista israel. O cuando, con absoluta irresponsabilidad habla de la estafa electoral para evitar el triunfo de las clases coloniales no es (solo) el fruto de un ego enloquecido; son el lgico resultado de una ideologa en la que el pueblo de Dios no piensa doblegarse ante el pueblo de la Constitucin. Este ltimo debe, sin duda, ser el representado por Luis Fernando Macho Camacho que irrumpi acompaado por unos fascinerosos al Palacio Quemado blandiendo una Biblia para exorcizar la hertica presencia de la Pachamama; o el que personifica la ignota senadora autoproclamada presidenta del Estado Plurinacional por una Asamblea Legislativa que ni siquiera reuna el qurum necesario para sesionar, y cuyos tuits ahora convenientemente borrados revelaban un intenso odio racial contra las poblaciones originarias de Bolivia; o tal vez ese pueblo de la Constitucin tan exaltado por Zanatta sea el de aquellos probos republicanos que prendieron fuego y orinaron sobre la Wiphala, la bandera de los pueblos originarios de todo el mundo andino; o el que profiri las amenazas pre-electorales del tan alabado Carlos Mesa cuando, exhibiendo el talante democrtico que tanto seduce a Zanatta, amenaz que desconocer cualquier resultado electoral que no sea su victoria.

Cuesta creer que quien fuera un historiador profesional pueda ignorar tantos reportes de investigacin que refutan su errnea (y malintencionada) tesis sobre la supuesta estafa electoral de Evo. Primero, ni siquiera el informe de la OEA usa la expresin fraude y mucho menos habla de estafa, tal como lo ha fehacientemente demostrado un estudio del Centro Estratgico Latinoamericano de Geopoltica (CELAG). Segn dicho trabajo el informe de la OEA no aporta prueba alguna que pudiera demostrar el supuesto fraude.[2] Segundo, Zanatta tambin ignora los resultados del informe del Center for Economic and Policy Research (CEPR) de Washington y cuyos autores ratifican la rectitud de los resultados anunciados por el Tribunal Superior Electoral pues no encuentran evidencia de que hubo irregularidades o fraude que afecten el resultado oficial que le dio al presidente Evo Morales una victoria en primera vuelta. [3] Tercero, el informe de 36 pginas emitido por el ms competente departamento de ciencia poltica de Estados Unidos en materia de estudios electorales, la Universidad de Michigan, que coincide en afirmar que no hubo fraude alguno en las elecciones bolivianas y que Evo gan en buena ley. [4] Dice textualmente el profesor Walter R. Mebane Jr., experto mundialmente reconocido en el estudio de fraudes electorales, que en las elecciones bolivianas se comprob la existencia de irregularidades estadsticas que podran indicar fraude slo en 274 de las 34.551 mesas de votacin y que (esto) no se diferencia mucho de patrones vistos en otros comicios en Honduras, Turqua, Rusia, Austria y Wisconsin. Incluso removiendo los votos fraudulentos, el MAS tiene una ventaja superior al diez por ciento, sentenci al final de su extenso trabajo.

De haber tenido en cuenta alguno de los aportes ya referidos el historiador italiano no hubiera podido escribir una afirmacin tan descabellada como la siguiente: si se hubieran celebrado elecciones regulares, es probable que el vencedor habra sido Carlos Mesa, hombre que garantizaba un gobierno respetuoso del pluralismo y de la democracia. En cambio, al manipular las urnas, Morales desat la guerra religiosa y se eligi el enemigo: al causar la radicalizacin del conflicto, hizo emerger un enemigo que como l invoca a Dios sobre la Constitucin, al pueblo sobre la democracia. El problema para el profesor de Bologna es que s hubo elecciones regulares, que no se manipularon las urnas y que si alguien desat una guerra religiosa, un estallido de racismo y fanatismo religioso no fueron ni Evo ni el MAS sino su tan admirado Carlos Mesa, un politiquero irresponsable al que los prejuicios o la conveniencia- del italiano lo llevan a percibirlo como un hombre respetuoso del pluralismo y la democracia pese a que antes de llevarse a cabo las elecciones denunciaba el fraude que seguramente se cometera y que azuz los peores sentimientos y prejuicios de las capas medias bolivianas para cometer toda clase de desmanes antes, durante y despus de las elecciones, incluyendo, oh sorpresa!, el incendio de las oficinas de las sedes departamentales del Tribunal Superior Electoral en Sucre, Potos, Santa Cruz y Tarija y la destruccin de la documentacin electoral que podra haber comprobado el fraude cometido por Morales.

Podramos extendernos en otras consideraciones sobre el artculo de Zanatta que marcan un hito irreversible en la conversin de quien fuera un serio historiador del catolicismo en un vulgar propagandista que ofrece su pluma al servicio de la derecha y el imperialismo. Habla, en su nota, de que el pas estaba en llamas y que eso tornaba inevitable el golpe militar pero bien se guarda de decir quines fueron los incendiarios. Insina que Brasil podra haber sido uno de ellos, pero omite toda mencin de Estados Unidos, barriendo bajo la alfombra toda la evidencia que habla de la activa participacin de Washington en el derrocamiento de Morales. Ignora acaso que el infame Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Williams Kalimn, renunci a su cargo ni bien se consum el derrocamiento de Morales y se radic en Estados Unidos? No escuch lo que es vox populi en La Paz de que por su valenta republicana al sugerirle a Evo que deba renunciar fue remunerado por Estados Unidos con un milln de dlares gracias a una gestin realizada personalmente por Bruce Williamson, encargado de negocios de la embajada estadounidense? [5] Y que se sospecha que otros generales recibieron una cantidad similar y varios jefes de polica unos quinientos mil dlares cada uno para alentar su oportuno amotinamiento? Qu tiene que decir del viaje que en Septiembre de este ao realizara Ivanka Trump a Jujuy, la provincia argentina lindera con Bolivia, y en donde fuera recibida por su gobernador y algunos personajes de la poltica boliviana que adquirieron notoriedad durante la ofensiva destituyente?

Nimiedades: lo importante para Zanatta es repetir la cantinela que le dictan desde Washington: Evo quera eternizarse en el poder, hizo fraude y la tragedia que desat es todo por su culpa. Y la democracia podra renacer de este golpe. El plan fue muy concienzudamente elaborado por los numerosos especialistas que Estados Unidos tiene para promover cambios de rgimen, primaveras de colores o simples y llanos linchamientos de lderes molestos, como hicieron con Gadaffi en Libia. Bolivia era un objetivo largamente acariciado por la Casa Blanca. Todos conocemos su adiccin por ciertos recursos naturales como el petrleo o, en el caso que nos ocupa, el litio, que para el Financial Times de Londres es el equivalente de lo que fue el petrleo en el siglo veinte y que es un insumo esencial para la maquinaria militar estadounidense. Y Evo y el gobierno de los movimientos sociales eran obstculos inexpugnables, que no podan removerse apelando a la va electoral, intentando fabricar lderes de la sociedad civil o penetrando en la cultura popular con los tentculos de su ONG. Por lo tanto haba que arrojar por la borda cualquier prurito legalista, olvidarse de la perversa sofistificacin de los golpes blandos y el lawfare y apelar sin tapujos ni culpas al golpe militar del viejo estilo, precedido por los disturbios de un lumpenaje contratado que pudo sembrar el caos en las principales ciudades de Bolivia gracias a que las fuerzas policiales, compradas por del imperio, les dejaron la calle liberada para crear una situacin socialmente insostenible y justificatoria del golpe de estado.

Zanatta no puede desconocer todo esto. Por eso lo suyo, en verdad, es un escndalo. La treintena de muertos, cientos de heridos y detenidos, los desaparecidos, la polica gaseando a los deudos que llevaban los atades de sus seres queridos al cementerio, los incendios de oficinas gubernamentales, las intimidaciones y las cobardes amenazas a los familiares de funcionarios y legisladores del MAS para que traicionaran a Evo, todo este espanto, todo este derrumbe del orden democrtico y de la paz social, le resbalan al historiador italiano por su piel de foca, para retribuirle una metfora que insolentemente le dedica a Evo en su libelo. Hay que mentir, le dijeron, por el bien del imperio y de la civilizacin del capital. Acabar con Evo y el Mas y, de paso, socavar la autoridad de Francisco. Y el ex historiador arroja su antiguo prestigio a los perros y obedece la orden, con ganas. Lstima y vergenza.

Notas:

[1] Cf. De cruzadas redentoras, golpes y fraudes, en Clarn, 23 Noviembre 2019.

[2] Ver https://www.celag.org/sobre-la-oea-y-las-elecciones-en-bolivia/

[3] Cf. http://cepr.net/publicaciones/spanish-reports/que-sucedio-en-el-recuento-de-votos-de-las-elecciones-de-bolivia-de-2019

[4] Evidence Against Fraudulent Votes Being Decisive in the Bolivia 2019 Election, disponible en http://www-personal.umich.edu/~wmebane/Bolivia2019.pdf

[5] Ver https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=322108&SEO=responsabilizan-a-ee.uu.-de-financiar-golpe-de-estado-en-bolivia

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter