Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-10-2006

El fin de la humanidad

Manoel Santos
altermundo.org


Acaba de celebrarse en Roma el IV Encuentro Mundial de Artistas e Intelectuales en Defensa de la Humanidad <http://www.rebelion.org/noticia.php?id=39024>. Desde su nacimiento en Mxico 2003, esta red altermundista viene proponiendo la defensa ya no slo de ciertos derechos particulares, sino de la humanidad en s misma, y la posibilidad que esta tiene de existir en el futuro. En las reuniones debaten, denuncian y sugieren acciones dentro de los movimientos sociales para luchar contra la globalizacin del neoliberalismo, esa doctrina ecnomica -tambin sociopoltica y cultural-, surgida en su forma ms salvaje y egosta en 1989, por la que el capital dinero prima sobre el capital humano. Por aquel entonces acababa de caer el muro de Berln y el politlogo norteamericano Francis Fukuyama escriba el ya famoso ensayo El fin de la historia, en el que esgrima que se haban acabado las ideologas y que la nica alternativa vlida era la economa (neo)liberal y la idea de democracia de Occidente. Ramonet le llamara despus a esta ttrica ideologa el "pensamiento nico". Slo tiene una regla: "menos Estado, ms mercado".

Hoy sabemos que Fukuyama no era ms que un triunfalista. Despus de dos dcadas de neoliberalismo el mundo est ms polarizado que nunca, dividido en civilizaciones enfrentadas, en clases sociales enfrentadas, en hemisferios enfrentados y con una brecha entre ricos y pobres cada da ms insalvable. Este ultraliberalismo no solucion, como decan sus arduos e interesados defensores, los males del gnero humano. Por el contrario, gener ms desigualdad social, una destruccin ambiental muchas veces irreversible, ms inseguridad y un descarado desprecio por los derechos humanos, por la diversidad en todos sus aspectos y por la soberana de los pueblos. Ms que el fin de la historia, el neoliberalismo y su globalizacin han trado el principio del fin de la humanidad.

Desde Roma nos dicen que los problemas de los hombres y mujeres del mundo ya no se pueden tratar como hechos aislados. Las ecuaciones de muerte son infinitas: el hambre tiene que ver con el Sida, ste con la insalubridad del agua, esta con el expolio de la naturaleza, esta con la guerra y todo con la imposicin del "mercado libre" como religin mundial. Lo que hoy est en peligro no son slo comunidades concretas, es la propia humanidad.

Parece ser que poltica y los polticos profesionales no son capaces ni de solucionar el desastre, ni tienen ya la credibilidad para que confiemos en que lo pueden hacer. En quien confiar entonces? Pues a lo mejor debemos depositar en los intelectuales y los artistas la tarea de construir alternativas crebles, de emplear otro lenguaje, de mostrarnos otros canales para reconstruir sobre las runas de la humanidad, de imaginar y soar, de perseguir la utopa. Lo dijo el socilogo belga Franois Houtart en Roma: "Un intelectual comprometido tiene que ser necesariamente crtico; un intelectual consciente debe ser necesariamente til".

* Manoel Santos <[email protected]> es bilogo y escritor. Director del portal alternativo en lengua gallega altermundo.org <http://altermundo.org> Manoel Santos


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter