Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-06-2008

Cuba y las sanciones de la Unin Europea

Salim Lamrani
Rebelin

Revisado por Caty R.


El 23 de junio de 2008, despus de speras discusiones, la Unin Europea decidi eliminar definitivamente las sanciones polticas y diplomticas contra Cuba, en vigor desde 2003 y suspendidas desde 2005. Impuestas a La Habana tras las presiones que ejerci Washington, esas sanciones se justificaban oficialmente a causa de la situacin de los derechos humanos . En realidad, la Unin Europea (UE) estaba particularmente preocupada por el sistema poltico, econmico y social de la nacin caribea y se aline dcilmente con la posicin de injerencia estadounidense. Al adoptar esta nueva decisin, racional y constructiva, la Europa de los 27 se ha desmarcado de la poltica obsesiva y anacrnica de Estados Unidos y ha demostrado, por primera vez desde 1996, su independencia con respecto a Washington en sus relaciones con Cuba (1).

Los debates fueron tumultuosos, especialmente por las posiciones de Suecia, Pases Bajos y sobre todo la Repblica Checa , todos favorables a seguir alineados con la postura de Washington y a mantener las sanciones contra Cuba. Aislados por las dems naciones de la UE , finalmente aceptaron seguir a la mayora con la condicin de que la situacin se revise todos los aos (2). Desgraciadamente, Europa reafirm su compromiso renovado (3) con la Posicin Comn de 1996 elaborada por Washington, discriminatoria e inicua, que empaa la decisin de cancelar las sanciones (4).

Las sanciones de 2003, que obligaban a las naciones europeas a limitar las visitas gubernamentales bilaterales, reducir la participacin de los Estados europeos en los eventos culturales cubanos e invitar a los disidentes a las celebraciones de las fiestas nacionales en las embajadas, se caracterizaron sobre todo por su carcter al mismo tiempo ilegal y contraproducente.

En efecto, basta con echar un vistazo al informe de Amnista Internacional (AI) de 2008 para darse cuenta de que Cuba presenta una de las situaciones de los derechos humanos menos graves del continente americano, a pesar de que la organizacin denuncia algunas violaciones. No obstante, Cuba es el nico pas del continente americano que es vctima de tales sanciones por parte de Bruselas. As, esta contradiccin confirma el carcter arbitrario del tratamiento reservado para La Habana (5).

Por otra parte, las sanciones resultaron intiles, pues Cuba no es sensible al lenguaje de la fuerza y la amenaza, como ha demostrado con el rechazo del gobierno cubano a plegarse a las exigencias de Washington desde hace medio siglo a pesar de la imposicin de sanciones econmicas inhumanas y obsoletas. Cuba no doblar el espinazo frente a Europa.

Los derechos humanos en la Unin Europea

Igualmente, basta con consultar el informe de AI de 2008 sobre la situacin de los derechos humanos en la Europa de los 27 para concluir que Bruselas no tiene ninguna autoridad moral para erigirse en juez. En efecto, AI seala casos de torturas y malos tratos por parte las fuerzas de seguridad (Alemania, Austria, Blgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Espaa, Estonia, Francia, Grecia, Hungra, Irlanda, Italia, Portugal, Reino Unido, Eslovaquia), crmenes cometidos por las fuerzas del Estado (Alemania, Austria, Espaa, Grecia, Italia, Rumania, Reino Unido), impunidad para los responsables de crmenes (Espaa, Reino Unido), violaciones de los derechos fundamentales de los demandantes de asilo y refugiados (Austria, Blgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Espaa, Finlandia, Francia, Grecia, Hungra, Italia, Malta, Polonia, Portugal, Reino Unido, Eslovaquia) y colaboracin en las desapariciones forzosas orquestadas por la CIA (Dinamarca, Irlanda, Italia, Polonia, Portugal, Rumania, Reino Unido) (6).

AI tambin cita casos de exportacin de armas a pases donde persisten graves atentados contra los derechos humanos (Austria), falta de imparcialidad de la justicia (Blgica), discriminacin de las minoras (Bulgaria, Dinamarca, Espaa, Estonia, Grecia, Hungra, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia), falta de atencin mdica apropiada a los enfermos mentales (Bulgaria, Rumania), tratos inhumanos y degradantes a los detenidos (Estonia, Grecia, Irlanda, Malta), objetores de conciencia encarcelados (Finlandia), utilizacin por la justicia de confesiones conseguidas bajo la tortura (Francia), trfico de seres humanos (Grecia, Reino Unido), violencias hacia las minoras sexuales (Hungra, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania), crmenes de guerra (Reino Unido), segregacin racial (Eslovaquia), nios no escolarizados a causa de su origen tnico (Eslovaquia), esterilizacin forzosa de mujeres pertenecientes a minoras (Eslovaquia), expulsiones forzosas de personas procedentes de minoras (Eslovaquia) o personas excluidas ilegalmente del registro de residentes permanentes (Eslovenia) (7).

Ahora conviene que nos detengamos ms precisamente en la situacin de los derechos humanos en los Pases Bajos, Suecia y la Repblica Checa , que se pronunciaron contra el levantamiento de las sanciones.

Los Pases Bajos

Segn AI, la discriminacin es una de las grandes pandemias que afectan al pas. Las autoridades locales no han adoptado medidas suficientes para luchar contra la discriminacin . La organizacin internacional tambin subray la persistencia del racismo en los Pases Bajos . AI tambin acusa a Amsterdam de crmenes de guerra . En efecto, agentes de los servicios de inteligencia militar neerlandeses habran torturado a detenidos en Iraq en 2003 (8).

Suecia

Con respecto a Suecia, AI seala que el Comit contra la Tortura y el Comit de Derechos Humanos de las Naciones Unidas concluyeron que las autoridades suecas eran responsables de mltiples violaciones de los derechos fundamentales sufridas por dos hombres enviados a Egipto.

La organizacin tambin denunci las expulsiones forzosas de demandantes de asilo en Eritrea a pesar de las recomendaciones hechas a todos los pases por el Alto Comisariado de las Naciones Unidas (9).

Repblica Checa

La Repblica Checa presenta la peor situacin de los derechos humanos de Europa. Segn AI, los gitanos seguan siendo vctimas de discriminacin e intolerancia [...] particularmente en el campo de la vivienda, la educacin, la salud y el trabajo . Un sondeo de opinin demostr que los prejuicios contra los gitanos eran numerosos. En efecto, el 90% de las personas consultadas estimaron que el hecho de tener vecinos gitanos poda constituir un problema . El Comit de Derechos Humanos de las Naciones Unidas critic a las autoridades checas por no haber adoptado una ley contra la discriminacin.

AI tambin denunci los llamados al odio que lanz el dirigente demcrata cristiano Jiri Cunek, entonces viceprimer ministro del pas y alcalde de la ciudad de Vsetn, de donde varias familias gitanas fueron expulsadas en 2006 . Cunek declar que para tener derecho a subvenciones del Estado, como los gitanos, los dems deberan teirse la piel, no portarse cvicamente y encender hogueras en las plazas pblicas, para que los responsables polticos los consideraran por fin como necesitados . La polica se neg a aceptar la denuncia que presentaron contra l varias asociaciones de derechos humanos.

El comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, y el relator especial de las Naciones Unidas para la vivienda digna, Miloon Kothari, publicaron una declaracin comn en la que acusaban la Repblica Checa de violar el derecho a la vivienda de la poblacin gitana . Tambin reprochaban a las autoridades que alentaban el incremento de la intolerancia hacia los gitanos , subrayando que los poderes pblicos tenan ahora como poltica la de expulsar a los gitanos del centro de las ciudades para mandarlos a zonas alejadas de todo .

El Comit para la Eliminacin de la Discriminacin Racial de las Naciones Unidas hizo partcipe de su preocupacin con respecto a la ausencia de prohibicin clara, en la ley checa, de cualquier discriminacin en materia de derecho a la vivienda . El Comit de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, por su parte, conden las expulsiones y el mantenimiento de autnticos guetos gitanos .

La Gran Cmara de la Corte Europea de los Derechos Humanos pronunci un fallo en noviembre de 2007 confirmando que la Repblica Checa haba dado pruebas de discriminacin hacia los nios gitanos, ubicndolos en escuelas especiales para alumnos con problemas de aprendizaje, slo por sus orgenes . El Comit de Derechos Humanos y el Comit para la Eliminacin de la Discriminacin Racial sealaron que un nmero desproporcionado de chicos gitanos seguan siendo separados de los otros nios, en clases diferentes establecidas en escuelas clsicas y aplicando un programa diferente al de las otras clases . El Comit de Derechos Humanos tambin mostr su preocupacin respecto al elevado nmero de nios gitanos separados de sus familias para internarlos en residencias de acogida .

El Comit para la Eliminacin de la Discriminacin Racial y el Comit Europeo para la Prevencin de la Tortura (CPT) declararon su preocupacin con respecto a las brutalidades y malos tratos cometidos por la polica, particularmente contra los gitanos y los menores .

El Comit de Derechos Humanos y el Comit para la Eliminacin de la Discriminacin Racial subrayaron que cierto nmero de mujeres, la mayora de origen gitano, haban sido esterilizadas sin su consentimiento . El Comit de Derechos Humanos tambin seal que la asistencia a las personas que sufran enfermedades mentales era inhumana y degradante , y critic que se sigan utilizando camas-jaulas en los hospitales psiquitricos.

Tambin segn el Comit de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Repblica Checa colabor activamente en las desapariciones forzosas orquestadas por la CIA , subrayando que Washington utiliz los aeropuertos checos para ello, mientras que esas personas corran el riesgo de ser sometidas a tortura o malos tratos .

Por fin, AI apunta que Repblica Checa es el nico pas miembro de la Unin Europea que no ha ratificado el Estatuto de la Corte Penal Internacional (10) .

Legitimidad moral inexistente

Como es fcilmente verificable, ninguna nacin europea dispone de autoridad moral para hablar de los derechos humanos en Cuba. En efecto, AI, que es una organizacin sumamente crtica con Cuba, jams ha revelado hechos similares respecto a la Isla del Caribe. La inmensa mayora de los pases europeos presentan una situacin peor que la de Cuba.

AI se muestra implacable con el Viejo continente:

Desgraciadamente, hay que reconocer que Europa, tan propensa a presentarse como un modelo en materia de derechos humanos, sigue colocndose en el abismo que separa los discursos de la realidad, las normas de aplicacin y los principios prcticos. Unos Estados que se haban adherido de manera resuelta a los compromisos adquiridos por las instituciones regionales han lanzado ataques igualmente determinados contra los derechos humanos. Han debilitado esos derechos, se han sustrado a sus obligaciones y no han demostrado la voluntad poltica necesaria para combatir los abusos ms graves (11) .

La reaccin de Washington

Washington, por su parte, lament, naturalmente, esta demostracin de autonoma de la Unin Europea. En efecto, desde el mes de abril, la Casa Blanca no haba dejado de hacer cabildeo en las capitales del Viejo continente con la esperanza de mantener las sanciones contra La Habana. El portavoz del Departamento de Estado, Tom Casey, comunic el descontento de Estados Unidos al respecto.

La reaccin de la oposicin cubana

Los opositores cubanos, fieles a la lnea promovida por Washington en tanto que se trata de su principal mecenas, tambin condenaron la decisin de la Unin Europea , lo que slo demuestra la instrumentalizacin de la que son objetos. No es sorprendente, pues estn completamente desconectados de cualquier base popular y dependen ntegramente del apoyo financiero y logstico de Estados Unidos (13).

La eliminacin de la Posicin Comn de 1996 es imprescindible

Bruselas ha dado muestras de independencia eliminando las sanciones de 2003. Se trata de una decisin constructiva y racional. No obstante, es imprescindible que la UE elimine, sin esperar ms, la Posicin Comn de 1996 que es injusta e ilegtima, que arroja una sombra sobre su credibilidad y que es un obstculo para la normalizacin total de las relaciones con Cuba.

Notas

(1) Agence France-Presse, LUnion europenne lve officiellement ses sanctions contre Cuba, 24 de junio de 2008.

(2) EFE, La Repblica Checa insiste en mantener las sanciones, 10 de junio de 2008.

(3) El Nuevo Herald, La UE levanta sanciones diplomticas contra Cuba, 19 de junio de 2008.

(4) Salim Lamrani, Double Morale. Cuba, lUnion europenne et les droits de lhomme (Paris: Editions Estrella, 2008).

(5) Amnesty International, Informe 2008.

(6) Ibid.

(7) Ibid.

(8) Ibid.

(9) Ibid.

(10) Ibid.

(11) Ibid., p. 49.

(12) El Nuevo Herald, EEUU y disidentes cubanos contrariados por levantamiento de sanciones, 19 de junio de 2008.

(13) Agence France-Presse, Leve des sanctions de lUE contre Cuba: les dissidents dus et inquiets, 20 de junio de 2008; Maite Rico, La oposicin teme quedar fuera del dilogo, El Pas, 21 de junio de 2008.

Salim Lamrani es profesor, escritor y periodista francs especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Ha publicado los libros: Washington contre Cuba (Pantin: Le Temps des Cerises, 2005), Cuba face lEmpire (Genve: Timeli, 2006) y Fidel Castro, Cuba et les Etats-Unis (Pantin: Le Temps des Cerises, 2006). Acaba de publicar Double Morale. Cuba, lUnion europenne et les droits de lhomme (Paris: Editions Estrella, 2008).

Contacto: [email protected]

 

Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, Tlaxcala y Cubadebate. Este artculo se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la revisora y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter