Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-07-2008

El movimiento de los pueblos originarios en Colombia
Raices ancestrales de la Autonoma y la Paz genuina (I)

Hctor Jos Arenas A.
Rebelin


Porque me opuse a obedecer a lo injusto,

a lo inicuo y a lo absurdo; pues mire como

cosa santa y heroica el no acatar a la injusticia

y la iniquidad, aun cuando llevase la firma del

mas temible Juez .

 

Manuel Quintn Lame (Paez , 1880-1967)

Hace cuatrocientos sesenta y nueve aos , en 1538, Pedro de Aasco , fue comisionado por el conquistador Sebastin de Benlcazar para fundar una Villa en Timan en el sur occidente de la actual Colombia - y hacer mas expeditas las comunicaciones entre Popayn y el Ro Grande de la Magdalena , la va estratgica de conexin con el ocano Atlntico y la costa de Andaluca ; Aasco , impulsivo y soberbio , estableci, solo al llegar , tributos sobre los pobladores nativos de la zona , agrcolas y laboriosos : Yalcones , Pijaos, Guanacas , Paeces , Apiramas , Panaes y Andaquis. Al no ser obedecido con la prontitud que esperaba, para escarmentar a los pobladores originarios de la regin que no cumplieron con presteza sus mandatos, ordeno quemar vivo , en presencia de su madre, y pese a sus suplicas, al joven hijo de la Gaitana. Su fatdico proceder desato la insurreccin conjunta de los pueblos del territorio. La mayor parte de los soldados de Aasco fueron muertos y el mismo cay en manos de la Gaitana.

Trece aos despues , en 1551 , en Valladolid , se convoc una Junta para resolver la contienda entre dos posiciones sobre Espaa en Amrica : por una parte Juan Gins de Seplveda , partidario de la utilizacin de la fuerza para imponer el catolicismo , y fiero impulsor de la idea de que la sumisin de los pueblos indigenas significaba un beneficios para los mismos por acceder a la civilizacin europea, y por otra parte, fray Bartolome de las Casas , defensor de los nativos , opositor inflexible a toda idea de superioridad de una cultura sobre otra que se tradujese en justificacin de la violencia , opuesto a la barbarie y los rios de horror y sangre que en muy pocos aos significo el exterminio de millones de habitantes de Abya Yala. De Las Casas estaba convencido de que la atraccin de los indigenas hacia la religin cristiana podra lograrse por medios pacificos.

Cuatrocientos cincuenta y siete aos despues en Valledupar , en el norte de Colombia , un asombroso mosaico de pueblos originarios de este territorio que han resistido durante siglos el proceso de aniquilacin fisica y cultural ( la conquista , la colonia , la pacificacion espaola , la neocolonia , la pax americana ) se reunieron desde el jueves 17 de julio para examinar la forma como prevalecio en lo exterior la tesis de Sepulveda ( www.onic.org.co). La reunion examin durante tres dias el modo en el que la codicia del oro amarillo, que inicio la dinamica de exterminio , se transmut tambin en la codicia del petroleo y el carbn negros , la codicia de la verde y sagrada hoja de la coca - para profanarla convirtiendola en la substancia blanca que tanta demanda tiene en los Estados Unidos y Europa - la codicia de la tierra para producir agrocombustibles , y la codicia del agua , las semillas , los saberes tradicionales y los bosques de un territorio de ensueo , en el que la diversidad rebasa toda imaginacin.

Integrantes de los pueblos Bar , Yanacona, Embera, Uwas, Sikuiani, Cofan , Emberas, Pijao,Nasa,Wayu,Kankuamo,Wiwa,Koguis,Arhuaco,Emberas Katios , Aw, Eperara Siapidara,Pastos, Tule, Emberas, Wounnan , examinaron la forma como multiples multinacionales adelantan una ofensiva en la que las vias normativas y mediaticas son parte primordial de un designio de expulsin y exterminio que ya ha colocado en los aos mas recientes a 18 pueblos nativos al borde de la desaparicin definitiva, entre ellos : Pueblos Tsiripu, Guayaberos, Nukak y Wipijiwi.

La mayor parte de estos pueblos permanecen en la invisibilidad , no solo en la mirada de los hermanos de indoamerica o de otros lugares del mundo en los que se columbra el infinito valor de las sabiduras del equilibrio , en especial ahora que el extravio mental del valor excluyente de la riqueza material que ha dominado a Europa y a Estados Unidos , revela las sinsalida a que conduce la ausencia de visin del tejido sutil que une a todo con todo; la invisibilidad tambin alcanza la mayor parte de los hermanos mestizos del territorio comprendido en el Estado que se formo hace casi 200 aos cuando el sueo de unidad de Bolivar fue sacrificado en los altares de la ambicin de los herederos del poder colonial.

La cultura eurocentrista es responsable de ello , y no de manera fortuita. Domina en los medios de comunicacin y en la mayor parte de las academias y las bibliografias una valoracin del pensamiento europeo o norteamericano y se deconoce y se desprecia una parte esencial de lo propio. Se estudia ms y se valora ms lo que no nos permite acabar de conocernos y poder re crearnos. En las facultades de filosofa , de historia , de politica , de leyes , de economa , todava se somete la mente clara de los privilegiados jovenes que pueden estudiar a : Montesquieu , Tocqueville , Adam Smith , Kelsen , Spencer , Mill , Popper , Habermas , Levinas, y mil nombre mas incluso la mayor parte del pensamiento de la izquierda conoce mucho ms a Marx o a Lenin que a Mart- y se mantiene en la invisibilidad la obra y el pensamiento de nuestra raiz nativa , y la obra y el pensamiento del mestizaje original de este terrritorio. Poco o nada se conoce del asombroso saber del pueblo Kogi y la forma como han habitado durante milenios la mayor altura litoral del mundo sin menoscabar en el mas minimo grado los delicados equilibrios y la armonia del territorio ; poco o nada se conoce de los Uwas y su labor de cuidado del equilibrio de la tierra , de su sangre , y de lo invisible que solo se revela en el contaco intimo con la naturaleza. Poco o nada se conoce sobre la sabiduria de los Muinane muruy y su conocimiento de la hoja de la coca; poco o nada se conoce sobre el conocimiento del pueblo muisca y su entendimiento de que el cambio en el ser singular cambia el mundo , y sobre las potencias infinitas del quehacer espiritual . Poco o nada se conoce sobre la obra y el pensamiento del mestizaje que rechazo el yugo y el oprobio de la aristocracia peninsular : Bolivar , Nario, Sucre, Camilo Torres , son escondidos en lo mitologico y lo hagiografico. Y Marti, el apostol, el espiritu que sembro una semilla decisiva del nuevo y definitivo proceso de independencia, permanece oculto.

En esta penosa subordinacion mental radica una parte esencial de la ausencia de paz en Colombia. Tenemos una lengua que nos permite comunicarnos , pero ignoramos y no respetamos las otras lenguas originales de esta geografia y los universos insospechados que albergan. No apreciamos en su valor inabarcable la posibilidad de interpelarnos en la misma lengua , pues compartiendola , tenemos historias diferentes. La educacion , como privilegio y no como derecho fundamental cada vez mas reducido de todas y todos , tiende mas a servir a la amnesia y a la entrega de los territorios a las corporaciones , que a la curacion de las heridas de un pasado y al cuidado real de espacios sobre las que ahora depende tambien la vida de los otros pueblos del mundo; sanacion y cuidado sin los cuales no podremos acceder a la anhelada paz.

Pero junto a este escenario lamentable , germinan tambien con energia centelleante las semillas del arco iris. Aqu y alla brotan las respuestas sencilla y profundas a los interrogantes que ensombrecen el mundo. Y en el sur de America , por haber sido y seguir siendo laboratorio espantoso de la voluntad de sometimiento y aniquilacion , irrumpe con fiereza la determinacion de vida y dignidad que alumbra con singular resplandor en aquellas comunidades cuyo saber espiritual no desconoce el valor de la palabra , comunidades que no comenzaron hace dos noches el largo recorrido para conservar la semilla de un porvenir enraizado en el amor y el respeto a la dignidad.

Hace ocho meses , el pasado mes de diciembre , en la Universidad del Tolima , en medio de la impresionante cordillera central en la que se pari con violencia la tradicin rebelde de estas tierras - y que muchos aos despus , en 1982 , contemplo el surgimiento de la Organizacin Nacional Indgena de Colombia, - se produjo un acontecimiento decisivo en el proceso autonmico de un movimiento que rene una asombrosa diversidad de etnias y culturas: la declaracin oficial por parte de mas de setecientos trece delegados de 38 organizaciones regionales - y con el respaldo de mas de 1500 participantes fraternales de la mayor parte de pueblos originarios de los 95 existentes [1] - de constituirse como autonomias federadas con gobierno propio.

La extraordinaria diversidad de pueblos nativos de Colombia : amaznicos , andinos, caribeos y de la regin del ocano pacifico , se deslindo asi del pernicioso tutelaje que hasta ahora ha ejercido el Estado colombiano sobre los pueblos indigenas, pues al momento del balance no ha defendido ni las comunidades , ni los territorios. La reunion de diciembre arrojo tambin un abanico de trayectos vitales para la unidad del movimiento indgena como condicin de pervivencia y de aporte a la construccin de la paz genuina en Colombia.

La reunion del Valle de Upar se inscribi en la larga marcha iniciada hace siglos para presevar las culturas de vida , y por abordar una raiz comun de nuestros sufrimientos y al mismo tiempo de los umbrales que pueden conducirnos en transito inesperado hacia un proceso de paz autentico; por ser latinoamericana , o indoafrolatinoamericana , siendo sensible al movimiento telurico que estremece toda la region hacia una unidad politica , que sin lastimar las autonomias de los pueblos en armonia con sus territorios , interprete el sentir compartido que clama una unidad que garantice nuestra independencia en estos tiempos en los que la tediosa codicia armada surca de nuevos los oceanos del sur ; y por ser expresion de dignidad en una geografia en la que no se ha cesado desde el siglo XVI de intentar acallar la palabra con la barbarie , merece ser escuchada y acompaada por todas aquella personas que anhelan y laboran dia a dia por una tierra en la que vivir con decoro sea ms que un sueo.

r



[1] Participaron entre otros : Kankuamos , Wiwas , Kogis , Arhuacos , Wayuus , Mokanas , Baris , Awas , Ingas , Kamntsa , Nasa , Paeces , Zenues , Tules , Yanaconas , Muinane Muruy , Guambianos , Koreguaje, Coconucos , Embera Chamis , Embera Dovidas , Embera Katios, Kofanes , Sionas , Muiscas, Pijaos, Guanes , Sikuanis, Moruas , Yaguas, Tikunas, Achaguas, Pastos , Eperaras , Woounan , Chimilas , Coyaimas , Natagaimas, Salibas , Tsiripus , Guanacas , Totoros, Uwas, Yukpas, Karijonas, Curripacos , Puinaves....



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter