Portada :: Economa :: Textos y documentos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-11-2004

Reflexiones sobre el ALCA y su impacto en la sociedad hondurea

Eugenio Sosa
Rebelin


1. El ALCA como expresin de la globalizacin

El ALCA es hija de todo el proceso de globalizacin, y sobre todo de la reconfiguracin de los megabloques econmicos a nivel mundial. Se han configurado tres grandes bloques; un primer bloque de la Unin Europea de 28 pases[1], con los ltimos trece que se unieron en el 2004. Este bloque se caracteriza por haber alcanzado un alto nivel de institucionalizacin como lo es tener moneda nica, parlamento supranacional y el proceso de aprobar una constitucin para toda la UE. Un segundo bloque, el bloque asitico, con Japn a la cabeza y que tiene los cuatro pases conocidos como los tigres asiticos; Corea del Sur, Hong Kong, Taiwn y Singapur. A este bloque tambin pertenecen los pases agrupados junto a Singapur a la Asociacin del Sudeste Asitico[2] y los que forman ANCZERTA[3]. Las ampliacin y por tanto sus posibilidades dependen en gran medida de que se logre o no la incorporacin de China. En tercer lugar est el bloque americano encabezado por los Estados Unidos y del cual forma parte Mxico y Canad, que juntos forman lo que se conoce como el TLCAN[4], en este bloque estaran agrupados los 31 pases de Amrica Latina y el Caribe, haciendo un total de 34 pases en el bloque americano, que estn negociando la puesta en marcha de el rea de Libre Comercio para las Amricas (ALCA).

La formacin de los bloques econmicos es parte del proceso de reconfiguracin del capitalismo salvaje, y en este marco el ALCA constituye la iniciativa en la cual se ha atrincherado los Estados Unidos, subsumiendo a Amrica Latina y el Caribe, para mantener su hegemona como potencia imperialista del capitalismo.

Pero el ALCA no solo est inmerso en este proceso de reconfiguracin de los mega bloques econmicos, sino como ya se seal en todo el proceso de globalizacin. La globalizacin es multidimensional, abarca importantes aspectos polticos, ideolgicos y culturales. En este sentido es importante no perder de vista que, el discurso oficial de la globalizacin ha logrado entronizarse en algunos acadmicos, en el sentido comn del pueblo y hasta en dirigentes de izquierda con la idea de que el triunfo del capitalismo neoliberal y globalizante a triunfado de manera absoluta y definitiva. Esta ideologa se expresa en el mito del triunfo definitivo de la liberalizacin comercial, la prdida de peso de los estados nacionales y en la desaparicin de las desigualdades. La ideologa de la globalizacin lo que busca fundamentalmente es inmovilizar y sumir en el conformismo y pasividad a los movimientos sociales que son la principal fuerza que puede hacerle frente a las iniciativas imperialistas y son fuente importante en la bsqueda y construccin de alternativas.

El ALCA es una iniciativa que arranca en 1990. El contexto de lanzamiento de la iniciativa del ALCA por Estados Unidos, tiene como teln de fondo los siguientes hechos: avances en la integracin europea, fin de la guerra fra, constitucin de un nuevo escenario internacional y prdida relativa de posiciones de la economa estadounidense a nivel mundial. En el marco de este escenario internacional el principal objetivo de los Estados Unidos con el ALCA es reposicionarse competitivamente a nivel mundial.

Como lo seala Jaime Estay, lo geopoltico pierde peso como eje ordenador de las relaciones de Estados Unidos en el hemisferio y da paso a contenidos con criterios ms claramente econmicos. Lo fundamental pasa a ser el libre movimiento de las mercancas y de los capitales estadounidenses en el hemisferio.

En el discurso de Bush del 27 de junio de 1990 es claro que lo principal es promover el liberalismo econmico y declarar como fracasado el proteccionismo y por tanto los estados de bienestar. Veamos a manera de ejemplo, algunos fragmentos del discurso en mencin:

La mayor leccin econmica del siglo es que el proteccionismo ahoga el progreso y que los mercados libres engendran prosperidad.

Nosotros esperamos con ilusin el da en que las Amricas no slo sean el primer hemisferio completamente libre y democrtico sino tambin cuando todos sean socios iguales en una zona de libre comercio que se extiende desde el puerto de Anchorage hasta Tierra del Fuego.

La promocin del libre comercio es uno de los tres elementos clave en nuestra nueva iniciativa para las Amricas. Nuestro segundo pilar es el incremento de las inversiones.

En las diferentes cumbres se ha reafirmado la intencin de promover el libre movimiento de mercancas y en general el libre comercio.

Una clave para la prosperidad es el comercio sin barreras, sin subsidios, sin prcticas desleales y con un creciente flujo de inversiones productivas. La eliminacin de los obstculos para el acceso al mercado de los bienes y servicios entre nuestros pases promover nuestro crecimiento econmico (Primera Cumbre de las Amricas, Miami, Florida, 09 al 11 de diciembre de 1994).

Creemos que integracin econmica, la inversin y el libre comercio son factores claves para elevar el nivel de vida (Segunda Cumbre de las Amricas, Santiago de Chile, Chile, abril 18-19 de 1998).

Las economas abiertas y libres, el acceso a los mercados, el flujo sostenido de las inversiones, el acceso a la tecnologa y el desarrollo y capacitacin de los recursos humanos, son claves para reducir la pobreza y la inequidad, elevar los niveles de vida y promover el desarrollo sostenible. (Declaracin de la ciudad de Qubec, 22 de abril de 2001).

Apoyamos el acuerdo de los ministros sobre la estructura y el calendario adoptado para la conclusin de las negociaciones para el ALCA en los plazos previstos, que fomentar, con la mayor eficacia, el crecimiento econmico, la reduccin de la pobreza, el desarrollo y la integracin, a travs de los liberalizacin del comercio, contribuyendo al logro de los amplios objetivos de la Cumbre (Declaracin de Nuevo Len, Mxico, Cumbre Extraordinaria de las Amricas, 23 de enero del 2004)

En todas estas Cumbres se han venido haciendo declaraciones en torno a temas relevantes como: deuda externa, desarrollo sostenible, erradicacin de la pobreza y la discriminacin, conservacin del medio ambiente, combate a la corrupcin, justicia e impunidad, VIH/SIDA, diversidad cultural, gobernabilidad democrtica, transparencia, desarrollo social, etc., pero en la prctica la atencin, inversin y avances en los mismos han sido irrelevantes. Vivimos la poca del mayor cinismo que se ha conocido, de los Estados Unidos y de la mayora de los gobiernos latinoamericanos, tienen un discurso que aborda y plantea enfrentar los principales problemas de millones de latinoamericanos; pero en la prctica toman medidas que ms bien los profundizan. Es algo parecido a lo de los derechos humanos, nunca como antes hemos tenido leyes y tratados internacionales de defensa y proteccin de los derechos humanos, pero la brecha entre lo legislado y la prctica sigue siendo enorme.

El mayor peligro en la concrecin del ALCA es la forma que ha adquirido, la negociacin de los Estados Unidos con los pases de manera bilateral o con grupos de pases, lnea sta en la que dicho gobierno ha estado logrando importantes avances durante el periodo reciente, y la cual es incluso ms peligrosa que el propio ALCA, porque con ella se pulveriza la posibilidad de los pases de la regin para negociar en bloque y con posturas comunes. (Estay Jaime: Los rasgos generales del desenvolvimiento del ALCA, desde su formulacin inicial hasta los borradores actuales, 2004).

2. El ALCA: una iniciativa bajo los mismos principios de la OMC y el TLCAN

El ALCA en esencia es una continuidad o ampliacin en el hemisferio de los principios de desregulacin y libre movilizacin de mercancas y de inversiones. Por ello, que los pases tengan muy en cuenta las consecuencias negativas que el TLCAN ha tenido en Mxico, es de trascendental importancia. Veamos algo al respecto:

El TLCAN es una muestra del impacto negativo que los tratados de libre comercio tienen sobre los pases latinoamericanos. Es claro que los intereses del capital multinacional norteamericano han llevado la batuta de estas negociaciones, ampliando en cada uno de los procesos de negociacin bilateral y multilateral las mejores condiciones para su reproduccin. (dem). Debido a lo anterior no es casual que temas como el respeto a los derechos laborales y el tema de los derechos de los migrantes, ni siquiera sean objeto de las negociaciones.

A lo largo de los ltimos diez aos desde que entr en vigor el TLCAN, desde el 01 de enero de 1994, se ha presentado a Mxico como el ejemplo de cmo los tratados de libre comercio son beneficiosos para los pases latinoamericanos. El ejemplo de Mxico ha sido una de las estrategias para vender el ALCA a los dems pases de la regin. Sin embargo, en diferentes foros e investigaciones se ha demostrado que el TLCAN para Mxico est muy lejos de cumplir con sus promesas y objetivos. Entre las principales promesas incumplidas del TLCAN en Mxico, destacan:

Debido a la situacin antes mencionada, no hay crecimiento suficiente de los empleos y los salarios se mantienen deprimidos. Los pocos e insuficientes empleos que se generan, son malos empleos en el sentido que: es muy baja la incorporacin de la seguridad social, la mayora de trabajadores no tienen prestaciones y se mantiene un alto porcentaje de trabajadores que ganan menos del salario mnimo legal.

En cuanto a la OMC, en las diferentes lecturas, sobre todo del material Con el comercio hacia al futuro se pueden identificar lo que podran ser los mitos o tesis equivocadas de la OMC. Veamos algunos de ellos y otros puntos crticos para pases como los latinoamericanos.

3. Las consecuencias y riesgos del contenido del ALCA.

a) Acceso a mercados y solucin de controversias

Resulta claro que es muy complejo encontrar oportunidades equitativas de acceso a mercados cuando la competencia se realiza entre pases que presentan grandes brechas de desigualdad, o mejor dicho entre productores nacionales y grandes multinacionales que presentan grandes asimetras; lanzados a la arena del juego del libre comercio bajo la suposicin que el hecho de jugar bajo las mismas reglas ya los convierte en iguales.

En el captulo de acceso a mercados, hay un completo e irrestricto apego a los acuerdos ya establecidos en la Organizacin Mundial del Comercio (OMC). Con el ALCA se consolida la subordinacin de las constituciones nacionales a la jerarqua jurdica de los Tratados de Libre Comercio y a la OMC, reafirmando la prdida de soberana de los ya de por s dbiles estados nacionales.

Se ratifica la manera secreta y antidemocrtica de como se han realizado las negociaciones entre los pases latinoamericanos y los Estados Unidos. En Centroamrica el secretismo, la antidemocracia y la exclusin de los sectores de sociedad civil en los procesos de negociacin contrastan con la apertura democrtica y el discurso oficial por la amplia participacin ciudadana que pregonan los gobiernos de la regin.

El llamado Trato Nacional a las mercancas de las otras Partes, referido fundamentalmente a que se tratar por igual a las mercancas locales y a las extranjeras, no es ms que una medida que garantiza que no pueda haber ninguna posibilidad de trato preferencial o apoyo a los productores nacionales; en otras palabras que los productores nacionales an en el territorio nacional tienen que enfrentarse a la competencia con las grandes asimetras que los separan de las grandes multinacionales. Por otro lado, es importante tener presente que el Trato Nacional no es exclusivo para el comercio de bienes, sino que abarca todo lo relacionado con los servicios, las inversiones y los derechos de propiedad intelectual.

La eliminacin de las barreras arancelarias no es ms que la garanta para las grandes empresas, sobre todo de los Estados Unidos para contar con la fcil movilidad transfonteriza de sus mercancas y no dejar libre ningn pequeo nicho de mercado que lo puedan considerar importante para la competencia con los productores nacionales y regionales, y puedan exhibir las bondades del libre comercio para el incremento de sus ganancias. Para rematar queda establecido en el documento del ALCA que ninguna Parte podr adoptar o mantener prohibicin ni restriccin alguna a la importacin de cualquier mercanca (originaria) de otra Parte o a la exportacin o venta para la exportacin de cualquier mercanca (originaria) destinada a territorio de otra Parte (Artculo 8 de las restricciones y prohibiciones a la importacin y a la exportacin).

Mientras se eliminan las barreras arancelarias que posibilitan el libre trnsito transfronterizo de las mercancas de las grandes empresas estadounidenses, se fortalecen o mejor dicho se endurecen las normas y barreras tcnicas al comercio que impiden o hacen difcil que los productos de origen animal y agropecuario puedan ingresar al mercado estadounidense. En principio las medidas sanitarias y fitosanitarias presentan una proteccin sobre la calidad y por tanto sobre la salud de los consumidores, pero en la prctica el problema es que los Estados Unidos utilizan estas normas y barreras como verdaderos mecanismos de proteccionismo de su economa.

En el captulo sobre los mecanismos de solucin de controversias, es clara la subordinacin de la legislacin interna a las reglas de los TLC y OMC y es un proceso excesivamente controlado. Con la integracin del comit o grupo neutral, cuando en la solucin de la controversia se involucren productores y empresas nacionales pequeas con grandes empresas de los pases desarrollados, nadie garantiza que esta instancia se use como un instrumento poltico ms del gran capital multinacional.

El Trato Especial Diferenciado a las economas pequeas al interior del ALCA y la Transparencia no pasa de ser caricaturas del juego del libre comercio entre economas con grandes asimetras. En el primer caso, se limita al establecimiento de plazos un poco ms largos y al ofrecimiento de asistencia tcnica; y en el segundo a que los gobierno proporcionen la informacin necesaria y suficiente para que las grandes empresas tomen sus decisiones, pero la transparencia no est orientada a mantener una sociedad civil y ciudadana bien informada.

b) Compras del sector pblico y polticas de competencia.

De manera general con estos captulos del ALCA se busca colocar el tema de los servicios pblicos a la liberalizacin del mercado, ampliando la base sobre la cual pueden intervenir las empresas multinacionales, sobre todo las estadounidenses. Por otro lado, con la poltica de competencia se busca eliminar todas las barreras anticompetitivas para que puedan competir libremente empresas multinacionales y nacionales por la prestacin de servicios sean del sector pblico o privado.

Las intenciones anteriores son claras en el objetivo 2 del Captulo XVII de las Compras, Contrataciones y Adquisiciones del Sector Pblico, el cual literalmente dice: El objetivo de este Captulo es ampliar el acceso a los mercados para las compras/contrataciones/adquisiciones del sector pblico de las partes. El problema como lo plantea la Alianza Social Continental es que de esta manera las economas pequeas quedan imposibilitadas de mantener algunas barreras comerciales para proteger lo que son sectores estratgicos, como efectivamente lo son algunos servicios pblicos que estn en manos de los estados nacionales.

En el artculo 11 referido a los procedimientos de compra, contratacin y adquisicin pblica queda claro que las multinacionales se encontrarn con las puertas abiertas para la competencia desigual con las empresas nacionales, al establecer que: Con el propsito de garantizar la libre competencia, transparencia, y permitir la participacin de los oferentes de las Partes, las entidades se abstendrn de aplicar procedimientos en forma discriminatoria, tales como fijar plazos, exigir especificaciones tcnicas o cualquier otro requerimiento que tenga por objeto limitar o excluir la competencia, proporcionando a todos los proveedores/prestadores igual acceso a las informacin sobre una contratacin.

Otra medida con la que el sector pblico de los pases con economas pequeas quedan desprotegidos, es con el llamado trato nacional y trato de nacin menos favorecida para la No- discriminacin. Con esta medida los pases quedan obligados a dar el mismo trato a las empresas nacionales y a las empresas y compaas multinacionales en el sector de servicios pblicos. En todos los captulos del ALCA este es uno de los temas ms desventajosos para los pases latinoamericanos, pues como lo he sealado en los prrafos anteriores, la libre competencia y el libre mercado cuando entre los que compiten hay grandes asimetras y brechas de desigualdad, no es ms que una gran falacia.

Las economas pequeas, segn el Captulo 6, referido al tratamiento de las diferencias en los niveles de desarrollo y tamao de las economas no tienen mayor posibilidad que aplicar algunas medidas de salvaguarda, de manera limitada y de carcter temporal. De esta manera, en esencia no hay tal tratamiento especial de las diferencias de las economas pequeas. Otra bagatela que se ofrece a las economas pequeas es la asistencia tcnica, que se menciona en el artculo 31.1 del Captulo mencionado en lneas de arriba, y que literalmente establece: Las economas desarrolladas se esforzarn por brindar cooperacin y asistencia tcnica a las economas ms pequeas y en desarrollo previa solicitud para facilitar el cumplimiento de sus compromisos y obligaciones acordadas en este Captulo, incluyendo las transiciones exitosas para el pleno cumplimiento con las obligaciones al final de los periodos convenidos de transicin. Las partes involucradas acordarn bilateralmente el modo, mbito y alcance de aplicacin.

El Captulo XIX sobre la Poltica de Competencia es claro en cuanto a la desproteccin en que quedan los servicios pblicos y la eliminacin de todo tipo de ayuda y apoyo a las pequeas empresas nacionales. La evidencia de la afirmacin anterior cobra fuerza en los siguientes artculos del presente Captulo:

c. Los Derechos de Propiedad Intelectual

La inclusin en el ALCA, retomados de la OMC, de los Derechos de Propiedad Intelectual responde a la importancia que hoy tiene el conocimiento para el desarrollo y expansin de la economa capitalista. Por ello, hoy con ms fuerza el conocimiento pasa a ser una mercanca ms, que desde la perspectiva de los pases desarrollados y sus multinacionales hay que controlar y monopolizar. De hecho, los objetivos que se declaran en el ALCA solo muestran una cara, que es la de impulsar la innovacin y transferencia tecnolgica.

Nuevamente en este tema como en todos los dems captulos del ALCA, se parte de una situacin desigual y de grandes asimetras, pues la capacidad competitiva y las inversiones que realizan los pases de la regin en cuanto a investigacin para el desarrollo se refiere es extremadamente baja comparada la que realizan los pases desarrollados, principalmente Estados Unidos, Europa y Japn.

Para la agricultura y productores de la regin la incorporacin de los derechos de propiedad de las variedades vegetales y semillas va tener un impacto negativo, debido a que el costo de los insumos agrcolas ya es alto y con estas medidas se encarecern ms. En este sentido, la propuesta de la Alianza Social Continental es que se excluya de las negociaciones del ALCA todo lo que tiene que ver con el derecho a la alimentacin, la salud y todo lo que implique patentar la vida y los materiales biolgicos y genticos.

Otro aspecto que va impactar negativamente es la inclusin de los derechos de propiedad a los aspectos culturales indgenas y la biodiversidad. En principio esto puede parecer positivo para los pueblos tnicos, pero en la medida que los mismos pueden entrar en la lgica del mercado y ser utilizados por las multinacionales esto puede ser altamente negativo. Hay que reconocer, que las tradiciones culturales indgenas y biodiversidad son usurpados y utilizados por las lites econmicas locales, a nivel de los gobiernos nacionales tienen poca importancia y no pondran, en muchos de los casos mayor objecin para que entren las multinacionales a explotarlos. Esto viene a debilitar an ms la soberana y autodeterminacin de los pueblos latinoamericanos.

De gran impacto ser, sobre todo en el campo de la salud, la restriccin del uso de patentes sin autorizacin de los titulares; con ello se disminuir la capacidad de los gobiernos para hacer uso de patentes que no explotan en su territorio y que tienen beneficio social, como por ejemplo los farmacuticos.

d) Sobre los servicios

Lo central del ALCA en cuanto a los servicios, es que se abre de par en par la puerta para su liberalizacin y pasen a manos de las grandes multinacionales. Es el proceso de continuidad y profundizacin de la privatizacin de servicios como las telecomunicaciones, energa elctrica, puertos y aeropuertos. En varios pases, como Centro Amrica y Honduras en particular, estos procesos se vienen realizando paulatinamente en el marco de los programas neoliberales de ajuste estructural de la economa. Bajo la forma de concesiones se han privatizado los servicios portuarios, aeroportuarios y servicios de agua, con graves consecuencias para la poblacin consumidora, consecuencia tanto en el costo como calidad de los servicios. Otra modalidad de privatizacin la ha constituido la entrega a empresas privadas de algunas partes del proceso de prestacin de servicios como lo es la produccin, medicin y cobro de la energa elctrica o la pretendida ampliacin de la telefona.

e) La agricultura

Los pases latinoamericanos y en especial los centroamericanos siguen teniendo una economa que tiene una fuerte base en el sector agrcola. De all, que el tema de la agricultura sea uno de los puntos ms fuertes en las negociaciones del ALCA. La negociacin de la agricultura en el ALCA, es tambin uno de los captulos que ms preocupa a los movimientos sociales y a los medianos y pequeos productores de la regin.

En la agricultura, al igual que en los otros temas que hemos venido desarrollando, de lo que se trata es de colocar los productos agrcolas en el proceso de liberalizacin econmica. Los principales afectados seran los productores de los pases atrasados que se encuentran completamente desprotegidos para poder competir en los mercados internacionales e internos con el capital de las grandes transnacionales. Segn un estudio realizado por OXFAM- Honduras sobre el impacto del TLC en el sector rural, ste tendra los siguientes impactos:

Profundizar el proceso de liberacin comercial y los ajustes a la economa.

Mayor exposicin del sector agrcola al mercado internacional.

Oferta de mano de obra excedente con bajos salarios.

Quiebra o inviabilidad de unidades productivas pertenecientes a los rubros sensibles al libre mercado, como: agricultura, granos bsicos, maz, arroz, ganadera bovina, avicultura y porcino cultura.

Otros impactos econmicos: los precios de los insumos agrcolas continuarn aumentando, el precio por el uso de la tierra aumentar, los salarios agrcolas perdern valor comparativamente frente a los salarios de otros sectores y rubros, la rentabilidad agrcola se vendr abajo en aquellos productos sensibles al libre mercado, y se producir un alza de los precios al consumidor. La produccin nacional de alimentos bsicos tender a disminuir, mientras se incrementa la inversin en productos no tradicionales orientados al mercado externo. Se intensificar el uso de las tierras de valles y altiplanos y se abandonarn o subutilizarn las tierras de menor valor productivo.

Como consecuencia, en lo social se incrementarn las actuales tasas de desempleo y la migracin rural; se espera que el costo de la vida contine aumentando. Lo anterior se traducir en un incremento de los niveles de pobreza rural.

Incremento del dficit de la balanza comercial.

Prdida de la soberana alimentaria, en el sentido que es muy probable que el pas dependa cada vez de las importaciones de alimentos para suplir su creciente demanda interna.

El principal problema lo constituye lo que se ha llamado el doble rasero con que se mide a los pases atrasados y a los pases desarrollados. Por un lado, los Estados Unidos exigen se eliminen todo tipo de barreras y aranceles a los productos agrcolas en los pases latinoamericanos. Pero, por otro lado, ellos imponen a los pases atrasados los aranceles ms altos para que no puedan competir en el mercado estadounidense y adems proporcionan varios tipos de subsidio a su produccin agrcola interna.

La produccin agrcola hondurea hace varios aos que viene presentando sntomas de crisis y agotamiento. De lo que se llamo el granero de Centroamrica ya solo queda la nostalgia y aoranzas. Hoy en da frecuentemente se presentan crisis alimentarias, producto del enorme dficit en la produccin de granos bsicos como arroz, maz, frijoles y sorgo. Todo esto producto del impacto negativo que ha tenido el neoliberalismo y sus programas estructurales de ajuste de la economa. Las polticas de reactivacin de la economa agrcola han constituido un fracaso, en gran medida por la focalizacin en favorecer a los grandes productores y banqueros, dejando de lado a los medianos y pequeos productores que es en los que descansa la seguridad alimentaria del pas. A todo esto, hay que agregarle el manejo politizado y corrupto de los fondos destinados para este tipo de polticas.

Otro riesgo o potencial impacto negativo del ALCA en la agricultura es que las grandes transnacionales desplacen a miles de pequeos y medianos productores a travs de la compra de tierras y la ubicacin de mega- instalaciones para acaparar el mercado agrcola y agroindustrial, constituyendo fuertes monopolios y colocando en precario la seguridad alimentaria de millones de personas en los pases atrasados.

f) Inversiones

El captulo de las inversiones del ALCA condensa, en buena medida, los grandes objetivos de los Tratados de Libre Comercio (TLC). Liberalizar el movimiento de mercancas y sobre todo de capital para que las inversiones extranjeras puedan continuar con su ya impresionante dinamismo de inversin transnacional. Es la pretensin de que el gran capital transnacional galope sin freno ni jinete por la regin latinoamericana. Por ello, no es casual que el captulo tenga hasta ocho definiciones acerca de lo que es inversin. Con esta amplia definicin, lo que se busca es que no haya posibilidad de que quede un pequeo espacio en las economas nacionales que restrinja el establecimiento y movilidad del capital extranjero. Que no quede espacio para que los estados puedan establecer algn tipo de regulacin a las inversiones e inversionistas extranjeros. Las definiciones de inversin terminan incluyendo todo.

Al igual que los captulos anteriores, el de las inversiones tambin incluye el principio de trato nacional y de nacin ms favorecida. Bajo este principio los pases estn obligados a dar el mismo trato a los inversionistas extranjeros que el que se da a los inversionistas nacionales. Con estos principios se niega la posibilidad que las economas pequeas y dbiles como las centroamericanas puedan tener algn trato especial, debido a su bajo nivel de competitividad.

Los requisitos de desempeo para el gran capital transnacional quedan prcticamente suprimidos. El artculo 10 del captulo de las inversiones deja claramente establecido que no se podrn imponer requisitos que tengan que ver con: establecimiento, adquisicin, administracin, conduccin u operacin de una inversin de un inversionista. Ms explcitamente enumera que no se podrn imponer ni exigir requisitos que tengan que ver con los siguientes aspectos:

Las prohibiciones anteriores, dejan sin posibilidades de que la Inversin Extranjera Directa pueda contribuir a la generacin de empleos dignos, transferencia tecnolgica, generacin de ingresos pblicos y que contribuya a generar una situacin favorable en la balanza de pagos. Ms especficamente anula las posibilidades de estimular la produccin y dinamizacin de la economa nacional a travs del encadenamiento productivo con la Inversin Extranjera Directa.

Tampoco deja posibilidades para que pueda haber una contribucin importante de la inversin extranjera al desarrollo del capital humano, en tanto que el artculo 11 del personal clave establece que no se podr exigir a ninguna empresa que designe a individuos de alguna nacionalidad (lase nacionales) en particular para ocupar puestos de alta direccin.

Las inversiones extranjeras estarn altamente protegidas con enormes costos por los estados nacionales. Esto es claro en el artculo 13 de la expropiacin e indemnizacin y en el 14 de la compensacin por prdidas. El artculo 13 establece que no se podr expropiar ni nacionalizar una inversin cubierta de un inversionista. En caso de que sucediera por situaciones de inters pblico conforme a la legislacin nacional, establece que se deber realizar una indemnizacin pronta, adecuada y efectiva. Mientras que el artculo 14 de compensacin por prdidas, establece que los inversionistas que sufran prdidas en sus inversiones en territorio de la otra Parte, a consecuencia de guerra, conflicto armado, revuelta, estado de emergencia nacional, insurreccin o motn u otras similares, recibirn de esa parte y de acuerdo a los principios aceptados del Derechos Internacional, en lo que respecta a la reparacin, restitucin, indemnizacin, compensacin u otro arreglo o resarcimiento, un tratamiento no menos favorable que el que conceda a sus propios inversionistas o a inversiones de Estados no parte, el que sea ms favorable.

Con todas estas condiciones el capital transnacional est listo para seguirse moviendo libremente arrasando con las economas nacionales de los pases subdesarrollados.

4. El impacto del TLC CA EU en la sociedad hondurea.

El caso ms dramtico de la negociacin bilateral lo constituye el centroamericano. Aunque se habla de un TLC CA EU este no fue negociado como regin centroamericana, sino que cada pas de Centro Amrica por separado fue llegando a acuerdos con los Estados Unidos, inici Guatemala, sigui Honduras y as sucesivamente con los dems pases de la regin centroamericana.

La gran debilidad de los pases centroamericanos es que no tienen capacidad competitiva para llegar al mercado norteamericano. Veamos como se ubica Centroamrica en un ndice competitividad entre 75 pases.

Pases

Posicin en el ndice de competitividad de 75 pases.

Estados Unidos

2

Costa Rica

50

El Salvador

64

Guatemala

69

Nicaragua

71

Honduras

74

The Global. Competitiveness. Report 2001, 2002

La debilidad competitiva de cada uno de los pases centroamericanos es clara; Sin embargo las lites polticas, como la hondurea, se empecinan en argumentar que de lo nico que se trata es que las empresas se preparen para competir aumentando la competitividad y mejorando sustancialmente los sistemas gerenciales, tecnolgicos e infraestructura. De igual manera llaman a los gobiernos a prepararse para atraer la inversin extranjera, diseando programas de promocin de las exportaciones, reconversin productiva, mejorar el clima de negocios y concienciar a los empresarios sobre la necesidad de desarrollarse para enfrentarse a una competencia mayor.

Tanto defensores como opositores al TLC- CA-EU consideran que hay enormes desventajas para Honduras. Los defensores encuentran las siguientes:

a. El Tratado no tendr un efecto adicional sobre el libre comercio entre Centro Amrica y Estados Unidos, debido a dos razones: una, los aranceles con Estados Unidos ya son relativamente bajos, as que el tratado no tendr reducciones significativas sobre el costo de internacin de las exportaciones centroamericanas en el mercado estadounidense. Y dos, los pases de la regin ya gozan de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, para sus exportaciones hacia Estados Unidos y cuando se termine en el 2008, ya estar en vigencia en ALCA.

b. Las regulaciones que debern cumplir los pases centroamericanos en materia ambiental, laboral, propiedad intelectual, compras gubernamentales y garantas de inversiones, representan mayores costos en el corto plazo, lo cual reducir las ventajas competitivas por bajos costos que gozan actualmente muchas actividades productivas nacionales.

c. El gobierno de los Estados Unidos no har mayores concesiones a los subsidios agrcolas, debido a sus propios compromisos polticos internos.

d. Ha faltado transparencia en todo el proceso de negociacin, la difusin de la informacin y el testimonio pblico son insuficientes.

Mientras que los opositores encuentran las siguientes desventajas:

a. Se estima que el ingreso de los productos agrcolas estadounidenses subsidiados generar grandes distorsiones en los mercados de cada pas centroamericano, al competir deslealmente con los productos de origen nacional. Tal situacin generar o acrecentar impactos econmicos y sociales como el desempleo, la migracin del campo a la ciudad, el incremento de los cinturones de miseria y violencia de las ciudades y la prdida de la seguridad y soberana alimentaria.

b. En la microempresa se espera que los impactos sean devastadores, en cuanto a su rentabilidad, afectada en los ltimos aos, por las medidas de ajuste y estabilizacin macroeconmicas aplicadas. El peso de la misma en la generacin de empleos para los ms pobres rurales y urbanos es clave en la regin, pues se estima que la microempresa genera el 79% del empleo y la pequea empresa cerca del 15%.

c. Se afectar la estabilidad macroeconmica y el equilibrio fiscal del pas. Segn el Banco Mundial, el impacto fiscal como resultado de la desgravacin arancelaria es del 125 de los ingresos tributarios.

d. A nivel social se considera que tendr impactos negativos sobre el deterioro de las condiciones laborales, incremento de la exclusin social y la pobreza y encarecimiento de los productos a los consumidores.

e. A nivel de la economa agrcola, se visualiza una cada de los precios de los productos agrcolas nacionales, incremento de los insumos para la produccin, incremento del precio de la tierra, rentabilidad agrcola se vendr abajo en los productos sensibles al libre mercado, produccin nacional de alimentos bsicos tender a desminuir, mientras se incrementan la inversin en rubros no tradicionales, y se intensificar de manera sobre-explotada el uso de las tierras de valles y altiplanos. (OXFAM, El Impacto del Tratado de Libre Comercio de Estados Unidos y Centroamrica, material fotocopiado, 2003).

5. Hay alternativas a los Tratados de Libre Comercio?

Cules son las posibilidades y perspectivas de Amrica Latina en el marco del ALCA? El anlisis de los diferentes captulos indica que la Iniciativa de Libre Comercio para las Amricas tal como fue lanzada por Bush en 1990 ha fracasado. Los Estados Unidos no han logrado negociar un nico Tratado de Libre Comercio con la regin, debido a los diferentes temas en controversia y en los ltimos aos a la fuerza que ha tomado el movimiento social antiglobalizacin y especficamente anti tratados de libre comercio. Sin embargo, ello no significa que los Estados Unidos no hayan avanzado en sus objetivos a favor del gran capital transnacional estadounidense. Ante la imposibilidad de lograr una negociacin regional nica, Estados Unidos asumi la estrategia de las negociaciones de los TLC bilaterales. Concreciones en este nuevo tipo de estrategia las ha logrado con Chile y Centro Amrica para que entren en vigencia en el 2004 y 2005, respectivamente. De hecho esta nueva estrategia a modificado los ritmos de los Estados Unidos, tngase presente que inicialmente es esperaba que el ALCA se concretara en toda la regin latinoamericana a partir del 2005 y todava no se tienen acuerdos finales con la mayor parte de Amrica del Sur encabezada por Brasil, que constituye uno de los principales objetivos de los Estados Unidos por lo significativo de la economa brasilea en la regin.

Si bien los ritmos del proceso de negociacin se modificaron, no as los objetivos del ALCA en funcin de los intereses estadounidenses. Es ms, con las firma de los TLC de manera bilateral los Estados Unidos han tenido la cancha abierta para imponer todas sus condiciones y medidas.

Cules son las posibilidades de un ALCA alternativo o por lo menos ms equilibrado entre los intereses estadounidenses y los de la regin latinoamericana? De manera general, podra decirse que se necesitan por lo menos la confluencia de tres factores:

a) La dinamizacin o destrabe de los temas ms controversiales como el de los subsidios a la agricultura al interior de la OMC. Esto tiene bastante relacin con las posturas claras y fuertes que pueda asumir la Unin Europea de cara a los Estados Unidos.

b) Las posiciones claras, fuertes y propositivas de los pases de Amrica del Sur, sobre todo, con Brasil a la cabeza demandando un trato preferencial para las economas pequeas y dbiles como las latinoamericanas.

c) Una mayor fortaleza del movimiento global por una relacin econmica ms justa entre los pases desarrollados y sub-desarrollados. En este caso, es estratgico que este movimiento social d un salto importante en la construccin de propuestas alternativas en el plano de las ideas y de la prctica.

6. Bibliografa

Dussel Peter, Enrique (2000) El TLC y el desempeo de la economa en Mxico, CEPAL, Sede Mxico.

Estay, Jaime (2001) El ALCA, la integracin latinoamericana y los retos para una insercin mundial alternativa, en Realidad Econmica N 178, Instituto argentino para el desarrollo econmico, febrero-marzo de 2001. (Revisin parcial)

Estay, Jaime (2002) La formacin de bloques y los avatares del multilateralismo. Indito.

Organizacin Mundial de Comercio (2001) Con el comercio hacia el futuro.

OXFAM (2002) Cambiar las reglas. Comercio, globalizacin y lucha contra la pobreza (Resumen ejecutivo).

Snchez Daza, Germn (2003) Los derechos de propiedad intelectual en el ALCA, Revista Aportes, Nmero 24, BUAP, Septiembre-diciembre.

Secretara Administrativa del rea de Libre Comercio de las Amricas (2003) rea de Libre Comercio de las Amricas. Borrador de Acuerdo. (Tercer Borrador).

Secretara de Economa de Mxico (2002), TLCAN, Sntesis.

Secretara Administrativa del rea de Libre Comercio de las Amricas (2003) rea de Libre Comercio de las Amricas. Borrador de Acuerdo. Captulos referidos a Acceso a mercados (Documentos nmero 17l, 17n, 17, 17o, 17p y 17q) y a Solucin de Controversias (Documento 17z).

Secretara Administrativa del rea de Libre Comercio de las Amricas (2003) rea de Libre Comercio de las Amricas. Borrador de Acuerdo. (Documentos nmeros 17u y 17v)

Secretara Administrativa del rea de Libre Comercio de las Amricas (2003) rea de Libre Comercio de las Amricas. Borrador de Acuerdo. (Documento nmero 17 m y 17 r)



[1] Los primeros quince pases que formaban parte de la Unin Europea eran: Blgica, Holanda, Luxemburgo, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Grecia, Espaa, Portugal, Suecia, Finlandia y Austria. A estos pases se han unido en el 2004 los siguientes: Chipre, Malta, Polonia, Repblica Checa, Estonia, Eslovaquia, Hungra, Lituania, Eslovenia, Letonia, Turqua, Rumania y Bulgaria.

[2] Adems de Singapur en el Sudeste Asitico estn agrupados Tailandia, Malasia, Indonesia, Brunei y Filipinas.

[3] Los pases que forman ANCZERTA son Australia y Nueva Zelandia.

[4] TLCAN: Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter