Portada :: Otro mundo es posible :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2004

Noviembre de 1780 - Micaela Bastidas: cuando la valenta tuvo rostro de mujer

Brbara Funes
PTS


Nacida en el distrito de Tamburco Abancay, en Per, el 24 de junio de 1742, se cas en 1760 con Jos Gabriel Condorcanqui Noguera Tpac Amaru, cacique de Pampamarca, Tungasuca y Surimana. Su esposo descenda en lnea recta de doa Juana Pilcowaco, hija del ltimo inca Tpac Amaru, ajusticiado por el virrey Toledo en la plaza del Cuzco el ao 1572 nacido el 19 de marzo del ao 1738.

Micaela fue una mujer excepcional: tena un carcter fuerte, era decidida, crtica y emprendedora. A pesar de ser madre de tres hijos en una poca en la cual el reino femenino se restringa al hogar, durante la rebelin que encabez su esposo, se convirti en conductora y capitana de las fuerzas rebeldes. Fue compaera leal y confidente del jefe del movimiento revolucionario. Fue clave para ganar adeptos para la sublevacin contra los conquistadores espaoles.
La rebelin encabezada por Tpac Amaru se desat en Tinta el 4 de noviembre. Micaela se destac dando aliento a las tropas, mediante la atencin de la retaguardia, y el aprovisionamiento de las huestes. Una vez la vieron cargando en su mantilla las municiones necesarias. Se afirma que dijo: Morira donde muriera mi marido. Y cumpli su palabra.

Las causas de la rebelin

Los tributos excesivos, la mita y los abusos de los corregidores fueron las principales causas de una rebelin aborigen que, en noviembre de 1780, estall en el valle del Tinta. El corregidor Arriaga fue apresado y ejecutado por orden Tpac Amaru. Fue la insurreccin popular ms grande en la historia del Virreinato.
Si bien al comienzo el movimiento reconoci la autoridad espaola de la Corona, ms adelante se convirti en un movimiento independentista. La opresin de los espaoles sobre los pueblos originarios fue la base sobre la cual se desarroll el sentimiento anti-colonial.
Aunque su objetivo inicial fue luchar contra los excesos y el mal gobierno de los espaoles, no pudo evitarse que se radicalizara.
Al frente de nutridas huestes y despus de vencer a un ejrcito de 1.200 espaoles en Sangarar, Tpac Amaru no march sobre Cuzco sino que regres a su residencia de Tungasuca sin entrar en la ciudad.

La rebelin trunca

Fue en ese momento cuando Micaela se atrevi a proponer marchar sola sobre el Cuzco en vista de la indecisin de su esposo. Envi innumerables mensajes a Tpac Amaru exigindole que lanzara sus tropas sobre el Cuzco antes de que los espaoles fortalecieran las defensas y los rebeldes se dispersaran desalentados. Chepe escriba-, Chepe, mi muy querido: Bastantes advertencias te d텔
La insurreccin popular, presa de una direccin vacilante, fue derrotada.
El 18 de mayo de 1781, Tpac Amaru fue ejecutado en la plaza del Cuzco junto con su esposa y consejera, Micaela Bastidas. Ese mismo da tambin fue ejecutada a garrotazos Tomasa Condemaita, cacica de Acos, capitana de un batalln de mujeres que haba derrotado en una batalla al ejrcito espaol.
Pero al contrario de lo que reza la historia oficial, las mujeres participaron activamente en la lucha contra la opresin espaola, sorteando otras piedras en el camino: la equiparacin de las mujeres con los nios, por su indefensin; su exclusin de la vida pblica, la opresin y el aislamiento.
Micaela rompi todos los moldes de su poca y que an se conservan, poniendo en cuestin los mandatos sociales que pesan sobre las mujeres.

Ms all de las diferencias histricas, sociales y culturales que nos separan hoy de su lucha, su pasin y su rebelda debieran ser un ejemplo para quienes tomamos la senda del combate contra la opresin y la explotacin capitalista.

www.pts.org.ar



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter