Portada :: Otro mundo es posible :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-01-2009

La pobreza extrema se ha reducido
Banmujer, un banco en Venezuela para la autonoma y el empleo femenino

Joana Garca Grenzner
Diagonal


Desde 2001 el Banco de Desarrollo de la Mujer (Banmujer) ha concedido ms de 95.000 crditos a grupos y cooperativas de mujeres para paliar el desempleo femenino.

Banmujer ha creado ms de 416.000 empleos con una filosofa totalmente horizontal. Las mujeres se agrupan en unidades o cooperativas de dos a nueve usuarias y se les da un crdito a devolver en cuatro aos: 5.000 bolvares fuertes por cada integrante y 50.000 a la cooperativa, con un 6% de inters anual. Cuando lo cancelan pueden pedir otro mayor. La idea es que inicien proyectos por s mismas. Tambin pueden solicitar talleres de formacin segn la necesidad, explica Yohana, promotora de estos proyectos en el Distrito Capital, donde, en cada barrio, se conceden entre 300 y 400 crditos. Las usuarias se agrupan en 195 redes que abarcan todo el pas. Yedilma, maestra jubilada, mont una tras contactar con Banmujer en el consejo comunal: junt a 27 personas interesadas, en mi grupo ramos cinco. La red se rene en mi local.

En estos diez aos ha habido mejoras: la actividad laboral femenina ha aumentado un 10%, situndose en un 50% de las venezolanas en edad de trabajar (casi cinco millones), y el desempleo ha bajado del 9% al 8%. La pobreza extrema, que afecta especialmente a las mujeres, se ha reducido espectacularmente: del 42,5% de la poblacin venezolana en 1996 al 9,5% en 2007. La Misin Madres del Barrio de Inamujer, iniciada en 2006, ha contribuido a ello asignando pensiones temporales del 60% al 80% del salario mnimo y capacitando profesionalmente a ms de 100.000 madres en situacin de extrema pobreza. Eso s, casi tres millones de mujeres siguen dedicadas a quehaceres del hogar.

El apoyo mutuo intenta revertir la creciente precarizacin del empleo y el aumento del desempleo femenino desde mediados de los 90. Aunque algunos proyectos de Banmujer dan cabida a los hombres, explica Mirla, que tambin est en una cooperativa, se trata de darle un empujoncito a las mujeres, porque muchas no tenemos la oportunidad de trabajar en una empresa. En otro banco no sera posible, te cobran, exigen.... Pero ms all de invertir tendencias, los crditos de Banmujer transforman proyectos de vida. Mara Marta mont una cooperativa de costura y empez a estudiar administracin. Cambia mucho tu vida pero es cuestin de organizarte. A veces mi hijo me lee mientras coso y mi hija me pasa a limpio los trabajos. Mi marido se va adaptando, sabe que tengo que participar. Es un cambio radical verme salir casi todos los das.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter