Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2009

Entrevista con Alfredo Embid del Colectivo de Investigacin sobre Armas Radiactivas (CIAR)
Es fundamental centrarnos en lo que nos une y no en lo que nos separa, y redimensionar los problemas.

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Alfredo Embid en una de las almas de CIAR, colectivo de investigacin sobre las armas radiactivas. Pocas personas estn tan informadas para comentar la importancia del tema y lo que en l nos jugamos toda la Humanidad, sin excepciones geogrficas o sociales. Sus artculos y escritos pueden verse en dos pginas del colectivo: www.amcmh.org y www.ciaramc.org . Su direccin electrnica es: [email protected] .

Qu es CIAR? Cules son sus principales finalidades?

CIAR son actualmente las siglas de Colectivo de Investigacin sobre las Armas Radiactivas. Fue creado por la Asociacin de Medicinas Complementarias ante el grave atentado que suponen las nuevas guerras radiactivas (Iraq, Afganistn, Yugoslavia) y las que se preparan, contra todos los habitantes del planeta y sus generaciones futuras.

Inicialmente las siglas correspondan a Coalicin Internacional para la Abolicin de las Armas Radiactivas (ICBUW), de la que nos hemos separado.

Por qu?

La utilizacin de armas radiactivas est expresamente prohibida por las leyes internacionales. Pedir su abolicin -como esa asociacin hace- es una forma de legitimarlas. Es una diferencia sutil pero importante que yo no advert inicialmente. Esto lo entend especialmente gracias a Priot Bein en un seminario en Praga en 2001, y a Karen Parker, abogada de la Comisin de Derechos Humanos de la ONU, en el Congreso de Hamburgo de 2003. Pedir la prohibicin de armas que ya estn prohibidas, adems de ser absurdo, provoca el efecto contrario: las legitima indirectamente. Promocionar la prohibicin de algo (ocultando que ya est prohibido) concentrar las sanas energas solidarias de mucha gente en conseguir ese atractivo objetivo produciendo un resultado inverso al que se pretende.

Porque desde el punto de vista legal, una nueva prohibicin en el mejor de los casos slo conseguir un acuerdo internacional no vinculante del que, como siempre, se desligarn los mayores implicados: Estados Unidos e Israel que se burlan siempre de las legislaciones de los mximos organismos internacionales.

Insisto no hay que pedir la prohibicin de estas armas por la sencilla razn de que ya estn prohibidas por las legislaciones internacionales vigentes. Los grupos que lo estn haciendo estn colaborando (sabindolo o no) a que se sigan usando.

Ms tarde comprendimos que la Coalicin Internacional para la Abolicin de las Armas Radiactivas (ICBUW), tambin ocultaba, minimizndolos, algunos aspectos esenciales del problema.

Cules, por ejemplo?

Por ejemplo mantena la mentira de que el mal llamado uranio empobrecido es solo eso; pero demostradamente no lo es. Ignoraba las pruebas de que se hubiese utilizado uranio en Afganistn, y s se ha utilizado. Adems promocionaba los trabajos de Dan Fahey y otros falsos activistas, mientras que ocultaba los trabajos de los investigadores mas crticos y honestos, como los del coronel Durakovic o los de la LLRC (Campaa de bajas dosis de radiacin britnica), que han hecho medidas de contaminacin sobre el terreno en Inglaterra, Iraq, Afganistn, Lbano, en los veteranos de guerra y en la poblacin. En contraste, el ICBUW recomendaba que organismos oficiales internacionales, que demostradamente han colaborado en la ocultacin de la contaminacin radiactiva y de sus efectos, como la OMS o la UNEP, hicieran las medidas de contaminacin, lo que equivale a encargar la vigilancia antiincendios a un pirmano. Infiltrar los grupos disidentes (o crearlos) siempre ha sido una tctica de los servicios secretos para controlarlos.

Y usted ha denunciado a esa coalicin que cita?

Me enfrent con algunos miembros de la coalicin denuncindolos pblicamente en varias conferencias internacionales, con especial eficacia en la de Hanoi, Vietnam, en septiembre del 2004. Puedes ver el anlisis de esta conferencia en nuestra web ( Boletn armas contra las guerras n 56 http://www.amcmh.org/PagAMC/ciar/boletines/cr_bol56.htm) que ha sido comentada tambin por la Red Voltaire. ( Foro internacional en Vietnam contra las nuevas armas de exterminio. Gaston Pardo, Humberto Hernndez Haddad. www.voltairenet.org/article122537.html ). As que ese es el motivo por el que cambiamos el nombre.

La finalidad inicial fue proporcionar contrainformacin sobre las armas radiactivas y denunciar las mentiras oficiales repetidas por los grandes medios de desinformacin, pero tambin sobre otros temas relacionados con las guerras actuales y futuras.

Ustedes parecen centrarse bsicamente en las armas radiactivas. Por qu? No les preocupan otros tipos de armamentos?

El motivo es muy simple. La contaminacin radiactiva por las nuevas armas no slo mata o enferma a la generacin actual, sino que seguir matando y enfermando a TODAS las generaciones futuras para siempre, pues produce un deterioro del patrimonio gentico de la humanidad irreversible.

Esto est demostrado por los ms recientes estudios cientficos. Por ejemplo: basta un polvo radiactivo de una micra incorporado en el organismo para que las partculas alfa que emite produzcan una inestabilidad del material gentico (inestabilidad genmica) en las clulas que impactan, e incluso en las que no impactan (efecto espectador); el efecto gentico es mayor a bajas dosis, etc.

El problema no slo se plantea para las poblaciones de Iraq o Afganistn si no para toda la poblacin del planeta. Las partculas generadas en las explosiones tienen un tamao en muchos casos inferior a la milsima de milmetro y por lo tanto se convierten en el polvo atmosfrico, es decir, viajan en el aire. Por ejemplo la contaminacin radiactiva derivada del bombardeo de Bagdad fue medida oficialmente en el aire de Inglaterra a los 9 das con aparatos de Halliburton del gobierno britnico. As que tambin es nuestro problema no solo el de los iraques.

Esa contaminacin no es producida por uranio empobrecido, que es un trmino que hay que abandonar, ya que lo utiliza el Pentgono para darnos la idea de que no es peligroso. El mal llamado uranio empobrecido contiene elementos radiactivos artificiales muy peligrosos, como el U236, que no existen en el uranio natural, y que se han encontrado en la orina y autopsias de veteranos de guerra, de la poblacin afgana e iraqu como ha demostrado el coronel Durakovic, experto mdico que trabaj para el Pentgono. Tambin est contaminado con restos de plutonio, como se comprob tras el bombardeo de Yugoslavia, y contiene uranio enriquecido, como se comprob tras la guerra del Lbano.

Y es importante esa contaminacin que est sealando?

Hay que tener en cuenta la magnitud de la contaminacin. El nmero de tomos radiactivos artificiales liberados en las guerras de Iraq y de Afganistn es cientos de miles de veces mayor que los liberados por las bombas de Hiroshima y Nagasaki segn han calculado cientficos japoneses. Es preciso saber que no es el hongo atmico lo mas importante, sino las partculas hechas de tomos radiactivos que se liberan. Las explosiones atmicas asesinaron a 300.000 de japoneses directamente (a pesar de que Japn ya haba planteado la rendicin incondicional), pero las partculas radiactivas aspiradas a la estratosfera dieron la vuelta al mundo; siguen y seguirn aqu afectando a toda la poblacin.

Tambin es fundamental entender que esta contaminacin se aade a todas las dems fuentes de contaminacin radiactiva que vienen aumentando desde 1945: centrales nucleares en funcionamiento normal, residuos, accidentes, pruebas nucleares (ms de 2.000), irradiaciones mdicas, etc., y que sus efectos se acumulan y seguirn actuando durante miles de aos contra la vida en la tierra.

Publican ustedes un boletn electrnico titulado: Armas contra las guerras. Son ustedes pacifistas? Si es el caso, qu filosofa de la paz defienden?

Ni en la asociacin AMC, ni en CIAR hay una ideologa, ni una filosofa unitaria, as que solo puedo hablar en mi nombre.

Yo no me considero pacifista, y menos cuando compruebo que muchos movimientos que as se etiquetan en realidad estn siendo manipulados y sirven a los intereses del imperio. Tenemos por ejemplo al gur del pacifismo mundial el Dalai Lama que es financiado demostradamente por la CIA y la NED, al que le he dedicado recientemente un extenso trabajo en el boletn n 189

http://www.amcmh.org/PagAMC/ciar/boletines/cr_bol189.htm

Es solo un ejemplo, hay muchos otros: las ONG pacifistas que contribuyeron a desestabilizar Yugoslavia como Otpor, o como Kmara en Georgia, son financiadas por la Open Society del filntropo-especulador multimillonario George Soros ligado al Grupo Carlyle, a su vez estrechamente ligado a los Bush, a empresas de armamento como Looked Martin, y que como ancdota tambin se ocupaba del patrimonio de la familia Ben Laden.

Personalmente no pertenezco a ningn partido y creo que la filosofa de nuestras actividades es dejarse de filosofas. y fabricar armas contra las guerras, por ejemplo.

Desde el nmero 61 en la revista Medicina Holstica hemos tratado el tema de la contaminacin radiactiva por las nuevas armas. En 2003 dada la gran cantidad de informacin sobre el tema decidimos hacer un esfuerzo y publicar un boletn electrnico peridico que actualmente ya va por ms de 200 nmeros. Tanto los artculos como los boletines estn a disposicin pblica en nuestra web. Naturalmente fuimos viendo que las armas contra las guerras no podan limitarse a este tema, por muy importante que sea, y deban incluir una crtica ms amplia de sus justificaciones y de las mentiras que los medios de desinformacin intentan que nos traguemos para prepararnos a que aceptemos las prximas guerras.

Proporcionar contrainformacin y revelar las mentiras de los gobiernos y organismos oficiales es el primer paso en el proceso de desaborregamiento. Y eso est al alcance de todo el mundo, nadie te obliga a creerte la propaganda camuflada de noticias de los informativos, ni a que no apagues la tele y dejes de comprar los peridicos. Puedes hacerte tus propios canales de informacin con una actitud crtica y diferenciar qu informaciones estn documentadas, dan sus fuentes, enlazan con ellas y cuales no. No se trata de decirle a la gente lo que tiene que pensar, ni hacer, sino de darle armas para que pueda pensar crticamente. No se trata siquiera de que la gente est de acuerdo con lo que decimos, pero s de que tenga otras versiones de la realidad y que no deje de cuestionar todo lo que le ofrecen los medios de comunicacin. Por eso en nuestros boletines pedimos siempre: Si consideras que esta informacin debe estar a disposicin de todos difndela.

Medicina holstica, dice usted. Qu tipo de medicina es esa? Cules son sus presupuestos?

Holstico viene del griego holos que significa todo. No es ningn tipo de medicina ni tiene presupuestos. A mi juicio es solo una aspiracin a tener una visin lo ms global posible de la salud y la enfermedad en sus interacciones con el medio ambiente, que puede moderar la peligrosa tendencia reduccionista de la medicina ortodoxa. Pero hay algunos oportunistas de la New Age made in USA que han usado el trmino para encubrir actividades centradas en el desarrollo personal desactivando la imprescindible intervencin en el medio ambiente social.

Creen ustedes que la cultura de la paz ha incrementado sus apoyos en estos ltimos aos? No es el mundo actual tan o ms violento que el de hace varias dcadas?

S, el foso entre ricos y pobres es cada vez mayor, incluso en EEUU; y eso es violencia. El orden mundial de las multinacionales ha conseguido ya que mil millones de personas pasen hambre y sabemos que sus consecuencias en forma de sndrome de inmunodeficiencia nutricional adquirida (SINA), se transmitirn a sus descendientes, aunque llegue el da en que estos puedan alimentarse. Esto es muy grave, pero hay algo todava peor. La contaminacin radiactiva, en parte debida a la utilizacin de las nuevas armas, atenta contra la herencia misma de la humanidad y amenaza directamente su supervivencia. Pero tambin es cierto que la contrainformacin independiente es cada vez mayor y la gente puede entender cada vez mejor, gracias a ella, que los medios mienten y ocultan estas cuestiones esenciales.

Nadie en su sano juicio quiere que sigan aumentando los cnceres y otras enfermedades en sus hijos, en los nietos de sus hijos... Independientemente de las ideologas y filosofas que cada cual pueda tener, esto es una cuestin que las trasciende. Tiene que ver con el instinto de supervivencia de especie que es mucho ms antiguo que la humanidad. La gente puede tomar conciencia de la dimensin real de la contaminacin radiactiva y comprender la magnitud del problema con el que nos enfrentamos, lo que puede unirnos a todos. Independientemente de las ideologas que frecuentemente sirven para separarnos. Es fundamental centrarnos en lo que nos une y no en lo que nos separa, y redimensionar los problemas.

Tienen algunos autores de referencia? Cules son sus clsicos?.

Fundamentalmente los cientficos que han cuestionado desde hace dcadas el corazn del dogma oficial segn el cual las bajas dosis de radiactividad no son peligrosas y que hay dosis admisibles. Hemos publicado un libro (ECRR) realizado por ms de 30 de estos cientficos y numerosos de sus artculos que denuncian estos fraudes bsicos.

Respecto a nuestras fuentes generales, las citamos rigurosamente siempre en las notas (hay artculos con mas de 100), dando tambin los contactos para que la gente pueda ampliar y verificar la informacin, estableciendo su propia red de enlaces y ampliando sus fuentes de informacin. Naturalmente tenemos preferencia por algunas fuentes de contrainformacin general como el Reseau Voltaire en Francia, Global Research en Canad o Rebelin en Espaa.

Qu ha significado para el derecho internacional, para la relacin entre las naciones, para la paz en el mundo el ataque angloamericano a Iraq?

Solo una violacin ms, con coartadas impresentables que se han revelado totalmente falsas; otro crimen de guerra. La utilizacin durante el ataque de ms armas radiactivas que en la primera guerra de 1991, y adems en zonas civiles, es un crimen contra la humanidad. Como ya dije es preciso denunciar que las armas utilizadas en las actuales guerras son ilegales a la luz de todas las legislaciones vigentes.

Esto no implica que no haya que actualizar las legislaciones, pero sobre todo est claro que lo primero es denunciar que no se estn aplicando las que ya existen.

Hace unos das lea que uno de los mas importantes jueces de Gran Bretaa, Lord Bingham, acababa de denunciar, en el primer discurso que dio desde su retiro, que el ataque a Iraq constitua una grave violacin del Derecho internacional. Eso me recuerda que el Dr. Baverstock, director del programa de radiaciones de la OMS tambin denunci cuando abandon la OMS que esta agencia de la ONU haba censurado su trabajo sobre la contaminacin radiactiva en Iraq tras la primera guerra del Golfo. Y tambin al prestigioso profesor de biologa molecular de Berkeley Stroman que dijo todos los que dicen que el virus del SIDA no causa el SIDA tienen razn, pero he esperado a decirlo hasta despus de jubilarme.

Es bastante significativo ...

Es posible otra guerra contra Irn a pesar de la eleccin del nuevo presidente norteamericano?

Los dos candidatos estaban de acuerdo en las cuestiones esenciales, por ejemplo: extender la OTAN al este con Georgia y Ucrania, la instalacin del fraudulento escudo antimisiles en Polonia, esgrimir el espantapjaros de la amenaza de Al Qaeda que justifica la fraudulenta guerra contra el terrorismo y la extensin del imperio. El presidente de los Estados Unidos har lo que los poderosos le digan que debe hacer para mantener sus intereses. Es un actor como lo era de hecho Reagan. Los gobiernos hace tiempo que no gobiernan; ms de la mitad de las economas del planeta no corresponden a estados sino a corporaciones, y eso sin tener en cuenta que de los tres sectores fundamentales: petrleo, armas y drogas, gran parte del segundo y la prcticamente la totalidad del ltimo no se contabiliza.

Todos los elementos para atacar a Irn estn emplazados desde hace aos y ese ataque implicar la experimentacin de las nuevas bombas atmicas mini.

Pero hay una oposicin a un ataque directo, incluso en el ejrcito que sabe que Irn responder y tiene medios para alcanzar objetivos en un radio de 200 Km. Por ejemplo, el almirante Fallon, ex jefe del comando Central, amenaz con que l y todo su estado mayor dimitiran si se daba la orden de atacar Irn. Por supuesto tambin hay una creciente oposicin entre la poblacin estadounidense, a pesar de que con las actuales leyes cualquiera puede ser encarcelado sin garantas constitucionales por oponerse a la poltica gubernamental. Por eso justamente el gobierno acaba de cruzar el Rubicn permitiendo que el ejrcito intervenga en suelo estadounidense contra su propia poblacin mandando a freir esprragos la ley Pose Comitatus que lo impeda desde hace 230 aos.

Por otra parte Irn no es el nico objetivo; reconocidamente otros son Rusia y China. Obama parece obedecer a la lnea de estrategas como Brezinsky y Kissinger ms partidarios de enfrentar a pases que de la intervencin directa. Por ejemplo cuando se provoc la guerra IrnIraq armando simultneamente a ambas partes para que no ganase ninguno y se destruyeran mutuamente, como reconoci Kissinger. Por ejemplo cuando se financi a los fundamentalistas islmicos, que luego seran la base de Al Qaeda, para que desestabilizaran el gobierno de Afganistn y atraer a los rusos a la trampa Afgana, como reconocieron Brezinsky y el ex director de la CIA Robert Gates (actualmente Secretario de Defensa, y que continuar en el cargo con Obama).

La estrategia puede cambiar pero los objetivos imperiales son los mismos: impedir la emergencia de competidores, seguir robando los recursos del planeta y asegurando su flujo hacia occidente. Ahora la principal batalla se centra especialmente en controlar los ltimos recursos de petrleo (y secundariamente de gas) a medida que nos aproximamos al znit de las existencias que inevitablemente va a producirse en esta generacin.

 

Est intentando Irn conseguir armamento atmico en su opinin?

No. No es mi opinin, es incluso la de El Baradei, director de la AIEA y de todas las agencias de inteligencia de los EEUU. Adems las autoridades islmicas iranes han condenado las armas atmicas desde hace aos. En contraste, Israel ha reconocido que ya las posee (entre 100 y 200 cabezas nucleares) y por lo tanto, que ya ha violado impunemente todos los tratados internacionales al respecto.

En sus boletines ustedes suelen hablar con frecuencia de la verdad del 11/S. No aceptan la versin oficial de lo sucedido. Qu pas entonces el 11 de septiembre de 2001?

El 11 S es el sptimo caso de auto-atentado o provocacin que ha servido de coartada para iniciar guerras en la historia de los EEUU. En este caso ha servido para lanzar la fraudulenta guerra contra el terrorismo que sustituye a la guerra contra el comunismo, con la ventaja de que sta permite poder intervenir en cualquier momento, en cualquier parte del planeta con cualquier excusa.

Pero lo importante no es que nosotros no la aceptemos, si no el hecho de que haya cada vez ms cientficos, profesores universitarios, arquitectos, pilotos, militares y agentes de inteligencia USA que tampoco lo hacen. Los argumentos contra la teora conspiratoria oficial son adems hechos fsicos que demuestran que las torres fueron demolidas controladamente y que en el Pentgono no se estrell ningn avin.

Por otra parte, Al Qaeda es una creacin de los servicios secretos anglo-estadounidenses en colaboracin con el ISI paquistan que histricamente empez para desestabilizar Afganistn y la Unin Sovitica.

En uno de sus ltimos boletines, hablan ustedes del trabajo criminal de las ONG de ayuda a Chernbil. Qu trabajo criminal fue ese? A qu ONGS se estaban refiriendo?

Es un crimen minimizar el efecto de la catstrofe, ignorando los innumerables trabajos cientficos que muestran la autntica magnitud de la catstrofe. Los efectos de Chernbil se han hecho evidentes, no solo sobre las poblaciones circundantes, sino tambin en toda Europa, como el caso de todas los dems contaminaciones radiactivas que sigue estando aqu. Destruir el trabajo de cientficos como el profesor Nesterenko, ex director del Instituto de Energa Nuclear de la Academia de Ciencias de Bielorrusia, que han consagrado su vida a ayudar a los afectados especialmente a los nios, privndoles de la evaluacin del grado de su contaminacin interna y de las medidas sencillas que les ayudaban a disminuirla, es asesinarlos.

Una de esas ONG es ETHOS que es una rama del CEPN (Centro de estudio sobre la evaluacin de proteccin en el mbito nuclear) creado por la compaa de Electricidad de Francia (EDF), la Comisara de la Energa Atmica (CEA) y la Compaa General de Materiales Nucleares (COGEMA del grupo AREVA). Es decir, los ms destacados exponentes del lobby nuclear francs. El proyecto que ha seguido a ETHOS se llama CORE Cooperacin para la rehabilitacin de las condiciones de vida en los territorios de Bielorrusia contaminadas por el accidente de Chernbil, y en l participan adems el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, las embajadas de Francia y Alemania, la Comisin Europea, la Direccin para el Desarrollo y la Cooperacin de Suiza, la UNESCO, y el Banco Mundial. CORE es todava peor, ya que pretende extender su laboratorio humano todava ms, incluso haciendo volver a los cobayas a las zonas ms contaminadas.

Alertan ustedes en ocasiones, no infrecuentes, sobre la OTAN y sus planes para dar "el primer golpe" nuclear. Qu planes son esos? En qu fuentes de basan para alertar sobre esa posibilidad?

El documento donde se menciona fue redactado por ex jefes de las fuerzas armadas de EEUU, Gran Bretaa, Alemania, Francia y los Pases Bajos y presentado en Washington en enero de 2008.

No hay que olvidar que la OTAN es un apndice del Pentgono, y la doctrina del primer golpe entr reconocidamente en la estrategia de ste desde su Revisin de la Postura Nuclear de septiembre 2002 con el nombre suavizado de "doctrina del ataque preventivo".

En marzo de 2006 la nueva doctrina de estrategia de seguridad nacional [National Security Strategy (NSS)] fue ms lejos colocando a China y a Rusia dentro de los posibles objetivos de un ataque nuclear.

Se han dado en Espaa, en su opinin, pasos hacia una visin ms armnica, ms pacfica, menos blica, de las relaciones internacionales?

La poltica exterior espaola se alinea con la de la OTAN y la de EEUU independientemente de quien haga la payasada de pretender que gobierna. Por ejemplo, sacamos a los soldados de Iraq pero los mandamos a Afganistn a proteger las autopistas energticas y los cultivos de opio que los talibanes haban reducido.

Parece usted atribuir una actuacin positiva a los talibanes en el territorio de los cultivos de opio.

Yo no se lo atribuyo, me limito a constatar hechos. Los talibanes redujeron el cultivo de opio durante el ltimo ao en un 94% segn el organismo ms oficial que existe en la materia: la Oficina de drogas y del crimen de las Naciones Unidas, UNODOC. Cuando se les atac la cosecha ya estaba recogida y los Estados Unidos lo saban. Esto es un hecho, como lo es que gracias a la ocupacin de EEUU y de la OTAN ahora Afganistn vuelve a ocupar el primer lugar del hit parade mundial de produccin de opio con la ventaja de que ahora tambin produce herona (que antes se produca solo en Pakistn).

No hay que olvidar que el cultivo a gran escala de opio fue introducido por los britnicos en Afganistn, igual que en la India. El opio es un arma de guerra para someter a las poblaciones, y la herona es su aventajada sucesora, ms fcil de transportar, ms adictiva y ms mortfera.

Histricamente los talibanes fueron llevados al poder por la CIA y fueron mantenidos en l, gracias a Estados Unidos, para controlar la autopista energtica que llevara los recursos del Caspio hasta el golfo de Omn atravesando el pas de norte a sur. Fueron invitados por EEU a discutir de ello con UNOCAL, pero no se pusieron de acuerdo en las condiciones y despus disminuyeron la produccin de opio. Ntese que nunca se haba practicado una reduccin tan drstica en toda la historia.

Creen ustedes que Espaa tiene armamento nuclear o que puede conseguirlo con relativa facilidad?

Espaa no tiene armamento nuclear pero puede servir de base para buques y aviones que s lo tengan, como muchos otros pases de Europa que estn en la misma situacin.

Qu opinan del resurgimiento de la apuesta por lo nuclear en algunos pases?

Hay que tener en cuenta que la industria nuclear civil est indisolublemente ligada a la militar; as fue y as sigue siendo. El lobby militar-industrial est utilizando la campaa sobre el cambio climtico para relanzar las nucleares vendindonoslas como limpias. Los futuros problemas del cambio climtico son una coartada para desviar la atencin de los problemas mucho ms graves que ya tenemos, como la contaminacin radiactiva. Construir ms centrales no har ms que agravar la catstrofe. Las centrales en funcionamiento normal emiten bajas dosis de radiactividad que se acumulan, y ni siquiera solucionarn la penuria energtica que tenemos encima por el agotamiento del petrleo.

Por otra parte, hay que recordar qu hizo de apstol del cambio climtico Al Gore cuando era el vicepresidente del pas ms poderoso del mundo. Con Clinton hizo dos guerras radiactivas para destrozar Yugoslavia, acentu el embargo y bombarde Iraq, destruy la nica fbrica de medicamentos que posea Sudn, atac Somalia; intent personalmente venderles el veneno AZT, que ya no queran tomar los blancos, a los negros de Sudfrica, entre otras hazaas.

Sus publicaciones suelen hacerse en colaboracin con AMC, la Asociacin de Medicinas Complementarias. Puede explicarnos que finalidades mueven a esa asociacin? Qu medicinas complementarias son esas?

En la AMC editamos libros, vdeos, damos cursos y desde 1986 hacemos una revista: Medicina Holstica, que plantea dos cosas bsicamente:

1- Que todas las medicinas deberan ser complementarias y colaborar en el mantenimiento de la salud. Que la sanidad puede enfocarse de otra forma mucho ms efectiva y barata. Para ello nos centramos especialmente en los estudios cientficos que corroboran la eficacia de las medicinas tradicionales y naturales como la acupuntura, la fitoterapia, etc..

2- Por otra parte siempre hemos sido muy crticos con la medicina ortodoxa. La gente suele pensar que la medicina es algo aparte pero la medicina se ha convertido en una de las industrias ms rentables del planeta. La medicina industrial como cualquier industria no tiene como objetivo disminuir sus beneficios. La industria mdica se rige por las mismas leyes implacables del capital que todas las dems: obtener el mximo beneficio. Promover la salud va contra este objetivo ya que todo el complejo mdico-industrial se alimenta de la enfermedad. Es una contradiccin elemental entre fines y medios que hasta un nio puede entender.

Esto ha desembocado en una situacin surrealista en la que la medicina bsicamente solo propone prtesis y se ha convertido en un peligro para la salud: alimenta las enfermedades e incluso llega a crearlas como en el caso del colesterol, la hiperactividad y el sndrome de dficit de atencin, del SARS, de la gripe del pollo, o del SIDA supuestamente causado por un virus.

Esta situacin aberrante es mantenida gracias a un frreo control de los medios de desinformacin incluyendo los que se autodenominan cientficos que son pagados por la industria mdica y censuran cualquier informacin disidente.

El complejo mdico-industrial donde 10 compaas farmacuticas controlan ms del 50% del mercado, se halla ligado estrechamente al poder financiero y a las dems empresas multinacionales, incluyendo las de armamento. As, por ejemplo, Monsanto principal fabricante de transgnicos, de semillas que no pueden volver a reproducirse, de venenos como el Roundup, que utiliza la soja como arma alimentaria para someter a los pases, tambin tiene su divisin farmacutica. Adems es una de las compaas responsables de la fabricacin del agente naranja con el que se envenenaron las cosechas vietnamitas (otro crimen de guerra impune) y cuyas consecuencias an hoy sigue sufriendo la poblacin.

Relaciones entre la industria mdica y la industria armamentstica?

En ocasiones no es fcil identificar las relaciones entre la industria mdica y la de armamento. Por ejemplo tuvo que ocurrir la catstrofe de Seveso para que nos entersemos de que las dioxinas del agente naranja eran fabricadas entre otras empresas por Icmesa (una fbrica de productos qumicos) que era una filial de Givaudn (que fabricaba cosmticos) a su vez filial de la multinacional suiza Hoffman la Roche. Roche tambin fabrica el valium para someter a la gente al orden, del mismo modo que fabricaba las dioxinas para someter a la poblacin vietnamita.

Roche comercializa los medicamentos contra la gripe del pollo creados por la empresa farmacutica Gilead Science (creadora de medicamentos contra las fraudulentas epidemias del SIDA y de la gripe del pollo) que estaba dirigida por el ex Secretario de Defensa Donald Rumsfeld que cuenta entre sus mritos con premios de la industria farmacutica. Anteriormente Rumsfeld fue director de otras compaas farmacuticas como D. Searle & Co que ocult los efectos secundarios de los anticonceptivos (aumento del cncer) y del aspartamo (neurotxico y adictivo) y que finalmente fue absorbida por Monsanto... y volvemos a la casilla de partida.

Rumsfeld es miembro permanente del Club de Bilderberg donde encontramos a otros miembros de la direccin de Gilead como Etienne F Davignon y el ex Secretario de Estado de las administraciones ReaganBush, George P. Schultz, y tambin a Lodewijk J.R. de Vink director de la farmacutica Hoffman la Roche.

Dice usted que todas las medicinas deberan ser complementarias y colaborar en el mantenimiento de la salud. Todas las medicinas? No hay aqu ninguna forma de separar el timo de lo documentado?

El que las diferentes formas de entender y practicar la medicina se complementen es algo de sentido comn, y ya se est haciendo, por ejemplo, en Cuba donde la enseanza de la medicina natural y tradicional (acupuntura, fitoterapia etc.) est integrada desde los primeros cursos en las facultades de medicina, enfermera y odontoestomatologa. Ms cerca de nosotros en Francia, por ejemplo, la acupuntura es reembolsada desde hace aos por la seguridad social.

Por supuesto, para poder separar el timo de lo documentado lo primero es que la gente tenga acceso a una informacin no controlada por el complejo mdico industrial.

Afirma usted tambin que la sanidad puede enfocarse de otra forma mucho ms efectiva y barata. Qu forma sera sa?

A mi juicio un sistema de salud y de asistencia integrado podra dividirse en tres niveles en orden de prioridades:

Primer nivel: prevencin donde lo esencial es dar la prioridad a la medicina medioambiental.

Implica que la prioridad bsica es que todo el mundo tenga agua limpia y comida suficiente ... no es mucho pedir O s? Implica la identificacin y supresin de txicos industriales que nos afectan a la mayora, como la contaminacin qumica y la radiactiva.

 

Segundo nivel: autogestin de la salud, eseanza de la medicina natural y tradicional.

 

A nivel individual la enseanza empieza en el embarazo, sigue en el parto, y en la escuela: enseanza de tcnicas de relajacin, higiene, y conocimientos bsicos de alimentacin y medicina natural y tradicional.

 

A nivel de comunidades, por ejemplo, formacin de promotores de salud integrados, respetando y mejorando las medicinas tradicionales propias de cada comunidad, dando prioridad a la utilizacin de recursos locales, fomentando la creacin de empleos de autosubsistencia relacionados.

 

Tercer nivel: asistencia sanitaria.

 

La medicina natural y tradicional es tambin la tercera lnea de asistencia sanitaria. Su funcin principal es la estimulacin de las capacidades de autocuracin del individuo con tcnicas como la Acupuntura. Secundariamente tratamiento con productos naturales. Por ejemplo, fitoterapia, con prioridad a los productos que pueden ser producidos localmente.

 

La medicina ortodoxa pasara al ltimo lugar como medicina de prtesis cuando se han agotado los recursos de los niveles anteriores. Pero con algunos cambios como la reduccin del nmero de medicamentos -de miles se pasara a un centenar de medicamentos esenciales que son los realmente tiles-, producidos localmente y al mnimo coste.

 

En todos los campos de la asistencia se debera dar prioridad a la investigacin cuyo objetivo fuese la mejora de la salud de la mayora sobre aquellas que no pueden generalizarse o que tratan problemas que slo afectan a una minora.

 

La gente debe decidir si quieren un sistema sanitario que d prioridad a su salud y no a los beneficios del complejo mdico-industrial contra su salud. Para ello naturalmente deben estar informados con lo que volvemos a la contrainformacin como paso previo para cualquier cambio.

 

 

 

Dice usted tambin: el SIDA supuestamente causado por un virus. Puede explicarnos esta afirmacin?.

 

El SIDA es otro buen ejemplo de censura en la ciencia pues hay muchos virlogos, bilogos moleculares, epidemilogos, inmunlogos, especialistas en fsica mdica y microscopa electrnica, incluyendo a varios profesores emritos y premios Nobel disidentes de la hiptesis oficial del SIDA que han sido silenciados en los medios. Por eso desde hace 16 aos les hemos dado la palabra en dos congresos internacionales que organizamos y hemos publicado sus trabajos.

 

Es evidente que la sanidad debera ocuparse prioritariamente de los factores medioambientales que nos enferman, pero en lugar de ello los oculta utilizando como coartadas factores de responsabilidad individual como el tabaco, el alcohol o, en los ltimos aos, los virus.

 

As en 1971 Nixon en plena guerra de Vietnam lanz el Programa para vencer el cncer aprovechando que estaba aumentando y que lgicamente la gente estaba alarmada. En realidad el programa tena como objetivo, al margen de las cuestiones polticas, desviar todos los fondos de investigacin para buscar el origen vrico del cncer con la colaboracin del Servicio de Inteligencia de Epidemias (EIS) de los Centros de Control de Enfermedades, que es algo as como la CIA mdica. El presupuesto multimillonario excluy la investigacin de las causas medioambientales del cncer, que eran cada vez ms evidentes e incmodas para los empresarios: la contaminacin qumica y sobre todo la radiactiva. Concretamente se destin el dinero a la investigacin de los retrovirus, porque los retrovirus no matan a las clulas que infectan y esa sera la condicin indispensable para que un virus causase el cncer. Se encontr la causa vrica del cncer? No. Se encontr su cura? Tampoco. Se detuvo el aumento del cncer?, ni hablar; sigui aumentando especialmente en nios (algo que era totalmente excepcional antes de 1945). Pero s se gener un monstruoso complejo de investigacin biomdica intil que fue reciclado en 1984 con el dogma de que un retrovirus ahora s mataba a las clulas y produca el SIDA...

 

La hiptesis de que el SIDA era debido a un retrovirus relanz el complejo medico industrial creado en 1971 para encontrar la causa vrica del cncer, y tuvo la ventaja de que adems de seguir vendiendo tests inespecficos y medicamentos txicos, serva para controlar la inmigracin, y adems se podan eliminar sectores indeseables de la poblacin.

 

Otra ventaja inestimable del SIDA es que crea miedo, y el miedo hace que la gente sea ms manipulable. Todas las operaciones militares psicolgicas incluyen este ingrediente. Miedo al ntrax (a los terroristas de Al Qaeda) o a la neumona atpica (SARS) (miedo a los asiticos) o a la gripe del pollo (miedo a China)... El miedo tiene la ventaja de crear insolidaridad, algo fundamental para que la gente acepte un mundo cada vez ms injusto. El miedo desalienta los intentos de rebelarse contra el orden establecido y permite que ste pueda ser cada vez ms represivo.

 

En Estados Unidos los efectos de la epidemia provocada de drogas duras inmunosupresoras, introducidas masivamente en los aos 70, fueron reconvertidos en SIDA: los drogadictos, haitianos y negros pobres, fueron etiquetados y arrasados con dosis altas de AZT. En frica se convirti la epidemia de inmunodeficiencia ligada al hambre y a la falta de agua limpia en SIDA, y encima se les ech la culpa de haberlo originado y propagado divulgando historias descaradamente racistas. Como por definicin ya no estaban enfermos de desnutricin, de malaria, o tuberculosis se les dejaron de dar los medicamentos que podran haberlos curado lo que equivala a condenarlos a muerte, y adems se les impusieron nuevos programas para que no se reprodujeran. Pedir que se les den los medicamentos txicos ms baratos, como hacen muchas ONG aparentemente crticas con las multinacionales, es contribuir a abaratar la muerte y extenderla.

 

En resumen una estrategia ms de reduccin de la poblacin tan querida por la fundacin Rockefeller que no dej de colaborar con los laboratorios Wellcome, fabricante del AZT, que fue el primer medicamento para el SIDA que produce SIDA. No hay que olvidar nunca que para los poderosos, segn sus propias declaraciones, sobra ms de la mitad de la poblacin del planeta.

 

As que como ves todo est relacionado. Es lamentable que mucha gente que es muy crtica con otros fraudes como el 11 S, los motivos de las guerras o el terrorismo, en el caso de la medicina y en especial del SIDA no comprenda que el engao es exactamente igual y que los responsables son los mismos.

 

 

 

Pero, entonces, en su opinin, aunque todo est relacionado, el SIDA no existe como enfermedad, es una construccin poltica que esconde otras causas y atemoriza al mismo tiempo a la poblacin. Qu debera hacer entonces un digamos enfermo de SIDA?

 

El SIDA s existe como enfermedad. Significa literalmente sndrome de inmunodeficiencia adquirida. Lo que cuestionamos es que sea producido por un retrovirus. Cualquiera puede tener una inmunodeficiencia adquirida si no come lo suficiente, si tiene infecciones repetidas por no tener agua potable, si toma drogas o frmacos inmunosupresores, si sufre una depresin, estrs o un miedo importantes, como por ejemplo si acepta el vud del diagnstico que le etiqueta como seropositivo y le condena.

 

Mi recomendacin es siempre la misma: en primer lugar cuestionar la versin oficial, informarse, hacerse una opinin propia; en muchos caso solo eso ya mejora notablemente a la persona y en algunos caso la cura. Por supuesto hay que ayudarle a identificar y a modificar los factores que lo han producido.

 

Pero en ningn caso se debe plantear ninguna cura del SIDA sin cuestionar la hiptesis oficial como algunos hacen, porque eso es mantener el vud pseudocientfico; y el vud mata.

 

 

 

Por otra parte, y la OMS? No tiene nada que decir la OMS en este asunto?

 

Llevamos desde los aos 70 denunciando que la OMS miente y que est sometida al complejo industrial mdico y al lobby nuclear. Por ejemplo, hay evidencias cientficas abundantes de que la contaminacin radiactiva es la principal causa del aumento del cncer, de las enfermedades de civilizacin y del dao gentico. Esta ocultacin es mantenida gracias al mayor fraude cientfico de la historia.

 

Aparte de controlar para qu se dedican los fondos de investigacin en cada pas desvindolos de las causas medioambientales, como vimos en el caso del programa viruscncer de Nixon, hay una serie de instituciones internacionales aparentemente aspticas bien articuladas que se encargan de perpetuarlo.

 

En primer lugar tenemos a la Comisin Internacional de proteccin Radiolgica (CIPR) que pretende ser la autoridad en elaborar las normas de cuanta contaminacin es aceptable (entindase aceptable para que la industria nuclear pueda seguir enriquecindose a costa de nuestra salud). Se basa en concepciones cientficas caducas, cuando no directamente falsas, para elaborar las dosis admisibles que son inadmisibles. Es una Comisin ligada al lobby nuclear cuyos trece miembros se auto-eligen fuera de cualquier control democrtico.

 

En segundo lugar tenemos a la Agencia Internacional de Energa Atmica (AIEA) que aplica las recomendaciones de la CIPR y se escuda tras ellas. Fue creada en 1957 tambin por el lobby nuclear militar-industrial para defender sus intereses.

 

En tercer lugar tenemos a la OMS que est especialmente sometida a la AIEA por un infame acuerdo firmado en 1959 y bien atada en todo lo que se refiere a contaminacin radiactiva. De hecho no puede hacer declaraciones, investigaciones o publicaciones sin el acuerdo de la AIEA. Por eso se mantiene una manifestacin permanente todos los das del ao ante la sede de la OMS en Ginebra desde 2007 denunciando su complicidad criminal con la AIEA a la que yo mismo me sumar tomando el relevo durante estas navidades.

 

 

 

Entiendo sus motivos, pero no parece que la OMS est a gusto con ese acuerdo firmado en 1959. Fue ms bien la industria atmica la que impuso esa subordinacin. Y, si la impuso, parece que vio en la OMS una fuente de opiniones independientes, no tan fcilmente serviles.

 

La OMS slo es aparentemente independiente y sus opiniones han sido puestas al servicio de los intereses de los poderosos. El presupuesto de la OMS es algo as como el de un gran hospital, el resto es financiacin externa y quien paga manda como sabe todo el mundo...

 

Pero tienes razn en que el sometimiento fue impuesto por la industria atmica. Las primeras declaraciones de la OMS sobre la energa nuclear eran muy correctas, por eso justamente ya no tienen la ms mnima posibilidad de hacerlas. La OMS en 1956 conden la energa nuclear en un congreso que jams se repiti donde participaron premios Nobel como J. M. Muller e importantes especialistas en gentica que advirtieron sobre los riesgos del uso de la energa atmica (incluyendo los usos pacficos) para el patrimonio gentico de la humanidad.

 

Creo que estara bien para acabar recordar sus conclusiones que suscribo totalmente: 

 

El patrimonio gentico es el bien ms precioso del ser humano. Determina la vida de nuestra descendencia, el desarrollo sano y armonioso de las generaciones futuras.

 

Como expertos, afirmamos que la salud de las generaciones futuras est amenazada por el desarrollo creciente de la industria atmica y de las fuentes de irradiacin...

 

Estimamos tambin que las mutaciones nuevas que aparecen en los seres humanos, sern nefastas para ellos y para su descendencia.

 

 

 

No veo mejor forma de finalizar nuestra conversacin, que por cierto creo que seran suscritas por el admirable mdico y farmaclogo antinuclear Eduard Rodrguez Farr.. Le agradezco su tiempo, su disponibilidad y sus argumentos e informaciones.

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter