Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-10-2009

El doble rasero ante lo nuclear
Determina Netanyahu la poltica de la comunidad internacional?

Pepe Escobar
Asia Times Online

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Los que en EEUU y Occidente no hacen ms que pensar en bombardear Irn y su histeria alcanza niveles febriles antes de las conversaciones nucleares multilaterales del jueves en Ginebra haran bien en hablar con el presidente brasileo Luis Inacio Lula da Silva.

Lula realmente habl cara a cara con el presidente iran Mahmud Ahmadineyad durante ms de una hora aprovechando la Asamblea General de las Naciones Unidas de la semana pasada. Invit a Ahmadineyad a visitar Brasil en noviembre. Despus de la reunin, fue directo al grano: Lo que deseo para Irn es lo que siempre quise para Brasil, un programa nuclear civil pacfico.

Lula es una isla de sentido comn en un ocano de histeria. El presidente francs, Nicolas Sarkozy, fij en pblico un plazo hasta diciembre para que Irn no cometa un trgico error, comoprovocar el Apocalipsis. El ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, reiter que el Grupo de losOcho daba a Irn slo tres meses ms.

El presidente de EEUU, Barack Obama, que ahora libra tres guerras (Iraq y el combo AfPak), exigi que Irn (que no est en guerra con nadie) demuestre sus intenciones pacficas o tenga que rendir cuentas ante los estndares internacionales y el derecho internacional.

El primer ministro israel, Benjamin "Bibi" Netanyahu, anunci a las Naciones Unidas que la mayor amenaza que enfrenta el mundo de hoy es el matrimonio entre el fundamentalismo religioso y las armas de destruccin masiva. Insensible a la irona, Netanyahu evidentemente olvid que Irn como Iraq en 2003 no tiene armas de destruccin masiva (ADM), segn el Organismo Internacional de Energa Atmica (OIEA). Israel no slo tiene ADM, sino que adems se niega a firmar el Tratado de No Proliferacin (TNP) o a permitir que sus armas sean inspeccionadas, como el Primer Ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, se apresur a aclarar. En cuanto al fundamentalismo religioso, el sionismo es ms que comparable con el chiismo de Irn.

Como si no fuera suficiente histeria, filtraciones en Gran Bretaa revelaron que el jefe de M-I6 Sir John Scarlett y el jefe del Mossad Meir Dagan pueden haber establecido que Arabia Saud est dispuesta a permitir que Israel bombardee Irn. La Casa de Saud mantuvo su mutismo. Pero no as el Cuerpo de Guardias Revolucionarios Iranes (IRGC, por sus siglas en ingls), que controla de facto el programa de misiles de Irn. Probaron con xito misiles de largo alcance Shahab-3 y Sajjil de combustible slido con un alcance mximo de 2.000 kilmetros. Por lo tanto, an ms histeria.

El general Hoseyn Salami, comandante de la fuerza area del IRGC, dijo a la red IRINN TV que Irn tiene una poltica firme de ningn primer ataque en trminos de una guerra de misiles con Israel, y defendi los ensayos como vinculados al prximo aniversario del ataque iraqu contra Irn, el comienzo de una horrible guerra de ocho aos que mat a por lo menos 250.000 iranes. (EEUU, a propsito, apoy en esa guerra a un personaje que ms tarde personific al nuevo Hitler, Sadam Husein.)

Ahora, comparemos todo esto con la reaccin occidental a lo que sucede este jueves en Pekn en el desfile del Da Nacional de China para el sexagsimo aniversario de la fundacin de la Repblica Popular China; una coleccin de dos tipos de misiles convencionales tierra-tierra, un nuevo misil crucero basado en tierra, misiles tierra-tierra de mediano y largo alcance que podran transportar ojivas nucleares, y misiles nucleares intercontinentales sern todos exhibidos en una pasarela de asfalto. Ni un ruido de Occidente. Como si formara parte de la Semana de la Moda de Pekn.

Un secreto no secreto

Esta histeria generalizada alcanza niveles ridculos cuando tiene que ver con la campaa de desinformacin respecto a la ya icnica planta de respaldo de enriquecimiento nuclear iran, construida en la base de una montaa dentro de una instalacin subterrnea ultra-protegida controlada por el IRGC a unos 30 kilmetros al noreste de la ciudad santa de Qom. La planta fue construida con hormign fuertemente reforzado y tiene aproximadamente el tamao de un campo de ftbol, lo suficiente para albergar 3.000 centrfugas refinadoras de uranio.

La instalacin fue debidamente anunciada por Tehern en una carta al OIEA; segn las reglas se debe hacer seis meses antes de que una instalacin sea operacional. El vicepresidente iran Ali Akbar Salehi, jefe tambin del programa nuclear de Irn, ha subrayado que nunca hubo nada secreto respecto a la planta; y justific su construccin por las amenazas contra Irn.

Ahmadineyad que es ingeniero subray por su parte que la planta slo ser operacional en 18 meses. Y estar abierta a inspecciones del OIEA segn un programa que ya se est discutiendo. Esto es lo importante: si el OIEA inspecciona, no hay manera de que la planta produzca armas nucleares.

Desde el punto de vista de Tehern, todo esto tiene sentido; una planta de respaldo protegida por el IRGC es un hecho despus de que el gobierno de George W. Bush e Israel han amenazado repetidamente con bombardear Irn. La ubicacin lo dice todo; hay que imaginar a Israel bombardeando las afueras de Qom. Es como si el Pentgono bombardeara el Vaticano.

En cuanto a Washington, podra haber sabido de esa planta secreta durante el gobierno de George W. Bush como los sospechosos de costumbre, altos funcionarios, confirmaron a medios corporativos de EEUU. Pero eso provoca la pregunta: por qu no la denunciaron Israel y EEUU cuando era secreta, es decir, cuando todava no se haba informado al OIEA?

En todo caso, lo que permanece excluido del ciclo noticioso saturado de histeria es que la nueva planta no-tan-secreta no enriquecer uranio ms all de un 5%, el nivel adecuado en un programa de energa civil. Un arma nuclear requiere un enriquecimiento de un 90%. La planta no producir hexafluoruro de uranio, o sea UF6, que se utiliza para enriquecimiento. Lo esencial, una vez ms: la planta de respaldo de Qom no cambia nada en cuanto al programa nuclear iran tal como lo reconoce el OIEA.

Habla primero, bombardea despus

Y eso nos trae de vuelta a Lula. Brasil, como Irn, es signatario del TNP. Igual que Irn, est enriqueciendo uranio. Igual que Irn, no permite inspecciones ilimitadas e invasivas del OIEA. E igual que Irn, ha mantenido secretos algunos aspectos de su tecnologa nuclear.

Brasil enriquece uranio a menos de un 5%, como parte de su industria nuclear de 1.000 millones de dlares, que invertir en siete nuevas plantas nucleares para diversificar el consumo de petrleo y de energa hidroelctrica del pas. Brasil tiene la intencin de comenzar a exportar uranio enriquecido antes de 2014. Las centrfugas brasileas podran ser utilizadas para producir uranio altamente enriquecido. Pero es un asunto de voluntad poltica. La letra de la constitucin brasilea prohbe efectivamente la construccin de armas nucleares.

En Irn la situacin es realmente similar. Tanto el fundador de la Repblica Islmica, Ayatol Ruhollah Jomeini, como el actual Supremo Lder Ayatol Ali Jamenei, han dejado muy claro que las armas nucleares son contrarias al Islam.

Obviamente, el Departamento de Estado de EEUU siempre descartar cualquier comparacin entre Tehern y Brasilia. Despus de todo, Brasil es una democracia de estilo occidental e Irn es ahora, despus de las ltimas elecciones presidenciales, una dictadura militar del "mullahtariado". Brasil podr ser un lder natural en Sudamrica, pero no amenaza a nadie, mientras que Irn, un lder regional, amenaza la hegemona nuclear secreta de Israel en Oriente Prximo. Pero en ambos casos, el punto principal es el mismo: tener un programa nuclear exitoso es, sobre todo, asunto de orgullo nacional.

Las sanciones no pueden lograr su objetivo. Y una vez ms, salta a la vista que la actual histeria muestra que, cuando tiene que ver con Irn, se aplican dobles raseros.

Washington se vio obligado a admitir que las sanciones no funcionaron con la dictadura en Myanmar. Ahora Washington quiere hablar. Las sanciones tampoco funcionarn en el caso de Irn. Es ridculo, por ejemplo, que Iraq se sume a un embargo de gasolina impuesto por Occidente contra Irn. Adems, los persas son demasiado orgullosos y cargados de demasiada historia como para sucumbir ante amenazas.

Israel, gobernantes y dictadores rabes sunes variados, la pattica derecha estadounidense y la derecha europea, todos temen la influencia regional de Irn y quieren derrocar el rgimen. El expediente nuclear podra no ser otra cosa que una cobertura conveniente para un cambio de rgimen.

Por ms que la dictadura militar del "mullahtariado" sea desagradable para el mundo y para muchos ciudadanos iranes, el fin no justifica los medios. Y los medios no llevarn al fin deseado, ya que un ataque contra Irn har que toda la poblacin se una tras el rgimen. Algo est profundamente podrido en el reino de la as llamada comunidad internacional menos Rusia y China, a propsito cuando deja que la poltica global sea determinada por alguien como Netanyahu.

Obama y Lula se reunirn este viernes en Copenhague para ver si Chicago o Rio ganarn la carrera para realizar los Juegos Olmpicos de Verano 2016. La qumica entre ellos es excelente. A Obama le convendra consultar a Lula sobre su reunin cara a cara con Ahmadineyad.

Pero tal como estn las cosas, parece que la comunidad internacional est siendo llevada a una carrera olmpica para bombardear Irn.

-----------

Pepe Escobar es autor de Globalistan: How the Globalizaed World is Dissolving into Liquid War (Nimble Books, 2007) y Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge. Su nuevo libro, que acaba de publicarse, es Obama does Globalistan (Nimble Books, 2009). Puede contactarse con l en: [email protected]

(Copyright 2009 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/KJ01Ak01.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter