Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2009

Un fracaso estrepitoso
El discurso blico de Obama

Justin Raimondo
Antiwar.com

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Despus de 92 das esperando el advenimiento de la Palabra desde lo alto, la nacin recibi rdenes de nuestro comandante en jefe pero no fue sino la constatacin de un fracaso de enormes proporciones. Como su audiencia de West Point apareca desdeosa aplaudiendo slo en dos ocasiones y en las dos muy tibiamente-, el Presidente Obama trat de explicar que su escalada en la guerra de Afganistn y Pakistn es realmente un preludio de retirada. Lo es?

Todos los que confiaban en algn cambio real en nuestra retrica, no ya en nuestra poltica exterior, con Obama en la Casa Blanca, estn sin duda ahora profundamente decepcionados, porque George W. Bush podra haber pronunciado exactamente esas mismas palabras, y, en efecto, lo que hizo fue pronunciar una serie de variantes interminables sobre esa misma cuestin al justificar nuestras acciones tanto en Iraq como en Afganistn. Pero la verdad del asunto es que apenas hay cien combatientes de al Qaida en todo Afganistn; as pues, qu estamos haciendo all?

Y en caso de que ustedes se planteen cmo es posible que estemos emprendiendo una guerra sin autorizacin del Congreso, Obama les volcar el legado de su predecesor, que apoya sin reservas:

Somos buenos, somos legales, esta guerra es legtima, lo es? No quedan fuerzas de al Qaida de importancia en Afganistn, por tanto, repito la pregunta, qu estamos haciendo all? Obama no ha contestado en ningn sentido a esta pregunta y ah est la debilidad subyacente de este su peor discurso. Tambin tuvimos un poquito de historia revisionista, del tipo que no aporta mejora alguna a la variedad dominante:

Afganistn tena razones para la esperanza, en qu? En una ocupacin de ocho aos? En una guerra civil, en represin, ataques areos, daos colaterales? Porque eso es precisamente lo que han conseguido. Ms historia revisionista a continuacin:

S, lo malo de la guerra de Iraq no fue que innecesariamente asesinara a miles, muchos miles, de iraques, y a un nmero mucho menor de estadounidenses. Oh, no: lo verdaderamente malo fue que desvi atencin y recursos de la batalla que Obama quera combatir: la de Afganistn y Pakistn. Sin embargo, todo eso sucedi en los viejos malos das de gobierno republicano, antes de que se inventara la esperanza

Cunta palabrera barata! Hemos obsequiado a los iraques con ocho aos de espanto, incluidos cientos de miles de muertos, heridos sin cuento, una guerra sectaria civil que todava sigue asolndoles y un gobierno mucho ms tirnico que el que derrocamos. Si eso es un xito, entonces imagnense lo que sera un fracaso.

Oh, pero todo no es arco iris y rosas, no, en absoluto:

Toda esa historia de los dirigentes de al Qaida escapando hacia Pakistn a travs de la frontera es clave, pero hay pruebas de todo eso? Pues no se ha ofrecido ninguna. Pero, sobre la base de esa afirmacin, se espera que aprobemos la invasin no de uno, sino de dos pases: Afganistn y Pakistn. Me parece a m que el Presidente y sus aclitos van a tener que ofrecer alguna prueba ms. Cuando Hillary Clinton se fue a Pakistn y dijo a los pakistanes que estaban escondiendo a Osama bin Laden, porque es seguro que tiene que estar en alguna parte en su pas, no fue sino una pura estupidez, un insulto a sus anfitriones y un grave paso en falso diplomtico: al hacer la misma insulsa afirmacin, Obama no est convenciendo ms que Hillary. Cmo sabemos que los dirigentes de al Qaida estn en Pakistn, se supone que tenemos que aceptar la palabra de Obama? Lo siento mucho, pero la credibilidad del gobierno estadounidense en asuntos de esa clase es absolutamente nula por razones obvias para todos. La ltima vez que vivimos una situacin similar y nos cremos las palabras de un presidente estadounidense, nos quedamos realmente jodidos, piensan realmente los fans de Obama que vamos a hacer lo mismo de nuevo?

Esta historia de que los talibanes y al Qaida comparten la misma causa porque ambos quieren derrocar al gobierno de Afganistn es una estupidez, una pura y simple estupidez. La causa de al Qaida es la destruccin de EEUU y sus tcticas reflejan este objetivo: de eso se trataban los ataques del 11/S. Por otra parte, los talibanes slo quieren sacar a EEUU de su pas. No estn enviando aeronaves contra los rascacielos estadounidenses, an.

Realmente, el Presidente no se aclara mucho en su discurso, el texto refleja el deseo del tpico poltico de ser venerado por todos. Aqu va ahora Obama el halcn:

Pobre pequeo Afganistn, solo y aterrado en un mundo que nunca cre, anhelante de ms tropas, olvidado por la Casa Blanca de Bush y esperando la mano segura de Obama el Guerrero, quien se mover de forma decisiva y veloz y llamar a la caballera para salvarle el pellejo. Se ha construido alguna vez una narrativa partisana totalmente politizada ms autocomplaciente sobre los escombros de una guerra desastrosa?

Sin embargo, adems de la postura poltica de autogloria, hay algo ms en ese discurso que chirra en los odos y es la forma en que pasa de puntillas por los intempestivos hechos del pasado, como si creyera que no vamos a darnos cuenta.

Por ejemplo, cuando habla sobre el Presidente Hamid Karzai y el robo de las recientes elecciones presidenciales en Afganistn:

Deslucida por fraude? Invalidada es ms exacto. Karzai rob alrededor de un milln de votos. Si esto es consecuente con la constitucin y las leyes afganas, entonces uno tiene que preguntarse por qu enviar a nuestros hijos e hijas a morir por un gobierno fundado en el fraude.

Hablando de fraude, sa es realmente la base de las razones de la continuada ocupacin de Afganistn, porque, ya ven, incluso l admite que no hay mucha presencia de al Qaida: Al Qaida no ha aparecido en Afganistn con los mismos efectivos que antes del 11/S, pero conserva sus puertos seguros a lo largo de la frontera. As pues, estamos en Afganistn para combatir a un enemigo que est en Pakistn? Buena suerte con los argumentos que Obama no supo ofrecer.

Al fracasar en la argumentacin, tambin tropez y cay en ms de unas cuantas contradicciones. Por una parte, afirm que Afganistn no est perdido, pero durante varios aos se ha ido retrocediendo. No hay amenaza inminente de que vaya a derrocarse al gobierno, pero, por otra parte, nos dice: En resumen: el statu quo no es sostenible. Pero si no puede mantenerse el statu quo, entonces es inminente algo muy parecido a una derrota, qu es ese algo?

Qu es?, es una pregunta que segua surgiendo en mi mente al menos- cuanto ms escuchaba a ese poltico consumado cometer el mayor error de su carrera. La ambigedad y la duda se cernieron sobre el podio modulando todas y cada una de sus palabras, especialmente estas palabras:

Es decir, no piensen en escalada, porque se trata realmente del primer acto de una retirada. Los yanquis estn llegando pero tambin se estn marchando. Qu clase de evasivas son estas?

Cada Presidente afirma que no ha tomado a la ligera la decisin de ir a la guerra, como Obama tambin afirm: Cada comandante-en-jefe afirma que vaa la guerra como ltimo recurso, y hace alusiones a moderacin en el uso de la fuerza militar. Hasta George W. Bush afirm lo mismo. Y, no, no me siento impresionado de que el Presidente hable de preocupaciones acerca de las consecuencias a largo plazo de nuestras acciones. Si no lo hubiera hecho o no hubiera alegado eso, habra sido algo realmente extrao. Pero, qu pasa si no ha considerado todas las consecuencias a largo plazo, o sencillamente ha decidido que tenemos que vivir con esas consecuencias? Ya saben, lo mismo, lo mismo que su predecesor.

Hablando de George W. Bush, lo siguiente suena espantosamente familiar:

El Presidente se est refiriendo en ese prrafo al caso de Najibullah Zazi, el inmigrante afgano de 24 aos que vive legalmente en este pas desde 1999. Por eso no ha venido aqu como invasor intentando penetrar en la sociedad estadounidense, l estaba ya aqu. El FBI alega que admiti haber recibido entrenamiento militar en las dos visitas que hizo a Pakistn: Zazi dice que slo fue a visitar a su mujer. Adems, Zazi no ha sido an acusado de nada, en resumen, una base muy endeble para construir el argumento para la guerra.

Como si fuera consciente de lo insustancial de su argumento, Obama se nos vuelve bushiano de nuevo y juega la carta nuclear:

Recuerdan cuando los funcionarios de la administracin Bush nos machacaban una y otra vez sobre el infame hongo atmico del que Condi Rice siempre estaba hablando? Rice, Cheney y el Presidente Bush evocaron todos ellos visiones de holocausto nuclear si no hacamos caso de sus llamamientos para ir a la guerra contra Iraq. Los estadounidenses tienen miedo a morir de algo nuclear: no tienen ms que evocar una visin de devastacin radioactiva y ya les tienen murindose de miedo, dispuestos a hacer lo que sea, a consentir en lo que sea, con tal de evitarlo: es su Habitacin 101 [cmara de tortura en 1984, la novela de George Orwell], y eso funciona siempre.

Entonces, a qu se parecer la victoria? Bien, a algo como esto:

Ya que hay menos de cien efectivos de al Qaida en Afganistn, la guerra est ya medio ganada no es as? Bien, quiz no tanto, y tenemos luego ah a Pakistn. Qu trata de hacer en relacin a este pas? Nada que pueda admitir en este momento, pero surgen cuestiones inevitables: cundo invadiremos? Esta campaa a base de bombardeos desde aviones teledirigidos no puede durar indefinidamente y pronto llegar el momento de poner las botas sobre el terreno, y entonces qu? Es que nos va a decir en julio de 2011 que s, que estamos empezando a retirarnos de Afganistn como Obama anunci en su discurso- para que podamos ir adonde est la verdadera accin: a Pakistn? Apostara por ello.

Este es un juego de trileros, pero no creo que el pueblo estadounidense vaya a picar. Porque van a mirar con recelo los objetivos del tro de anunciadas guerras de Obama:

Todo esto para julio de 2011?

El tempo acelerado de esta operacin militar las prisas por enviar las tropas al frente de Af-Pak al paso ms veloz posible- tiene un aire de pnico e incluso de desorden. No intenta proyectar ms que una idea de fuerza. Obama, en esta ocasin, pareca alguien que est a punto de tomar una dosis generosa de alguna medicina asquerosa ytiene que beberla de un trago para acabar lo antes posible. Pero es probable que este incremento acelerado o super incremento- vaya seguido de otro y de varios ms antes de acabar, y pretender otra cosa es deshonesto. As pues, todo el discurso no fue ms que una extensa engaifa.

Hubo siete u ocho referencias en el discurso al da feliz en el que hagamos el traspaso de responsabilidades a las fuerzas afganas, otro recuerdo a la era Bush, cuando George W. haca constantes referencias al da en que los iraques pudieran defenderse solos para que nosotros pudiramos retirarnos. Y la guerra segua adelante y los aos transcurriendo, al igual que ocurrir ahora. Justo como hemos hecho en Iraq, llevaremos a cabo esta transicin responsablemente, teniendo en cuenta las condiciones sobre el terreno.

Precisamente, lo que hemos hecho en Iraq, despus de cientos de miles de muertos. Cmo voy a tranquilizarme?

Ahora nos topamos con el meollo de la cuestin:

Es Obama quien malinterpreta la historia. Durante la guerra de Vietnam, tuvimos una serie de aliados, incluidos, al principio, los franceses, de los que heredamos la lucha. Tropas de Canad, Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Tailandia, Taiwn y de la Espaa de Francisco Franco combatieron todas en la guerra del lado estadounidense. Y no slo est malinterpretando la historia, est malinterpretando la realidad cuando afirma que A diferencia de Vietnam, no nos enfrentamos a una insurgencia de amplia base popular. Si no nos enfrentramos a una insurgencia de ese tipo, no necesitaramos enviar ahora 30.000 soldados, no es cierto?

De nuevo, Obama vuelve al tema de los puertos seguros, asegurando que estamos en mortal peligro a causa de los yihadistas escondidos en alguna cueva en algn lugar de Pakistn. Y, efectivamente, Pakistn gravita sobre esta perorata como un nubarrn:

A pesar de todo este parloteo sobre cmo EEUU ha hecho rpidamente amigos y aliados, y cmo nos hemos comprometido a ayudarles, a subvencionarles y a protegerles, no hay confianza mutua alguna como dice Obama, sino slo desprecio y desconfianza mutuos, como Hillary Clinton dej claro durante su reciente viaje a Pakistn, donde acus directamente a sus anfitriones de esconder a Osama bin Laden. Si Obama est buscando una estrategia que funcione a ambos lados de la frontera, entonces, un da, tendr que cruzar esa frontera. Y no creo que dude ni por un momento en extender esta guerra. A lo que se refiere este discurso, junto a toda la fanfarria sobre el lanzamiento de otra campaa militar, es a que vamos a prepararnos para una guerra regional ms extensa que envolver a Pakistn y a la mayora del resto de los estanes de Asia Central. Porque a medida que metemos a las tropas en Pakistn, despus las sacaremos para llevarlas, por ejemplo, a Tayikistn. Bien, digamos simplemente que hay montones de posibles puertos seguros en esa parte del mundo. Fuera en julio de 2011? No apostemos el rancho en ello: para ese momento estaremos ya en las reas tribales de Pakistn e invadiendo Uzbekistn.

Me encant cmo Obama busc encuadrar como centrista su postura, colocando a los extremistas a cada lado: los que piden la retirada y los que se oponen a identificar un plazo adecuado de transicin a la responsabilidad afgana. En efecto, algunos exigen una escalada ms espectacular y abierta de nuestros esfuerzos blicos, una que nos comprometa con un proyecto de construir una nacin de hasta una dcada de duracin. Su posicin es desde luego la razonable posicin media: pragmtica, imperturbable, deliberativa. Un error absoluto.

Error porque, en contra de lo que afirma Obama, asegurar Afganistn no responde a ningn inters vital nacional, es algo perifrico y marginal. Esos infames puertos seguros no son ni puertos ni seguros, y tienen poco que ver, si es que tienen algo, con el lanzamiento de ataques terroristas contra la zona continental de Estados Unidos. Los ataques del 11/S se planearon y ejecutaron sobre suelo estadounidense por individuos que entraron legalmente en este pas: incluso aunque Osama bin Laden hubiera de algn modo hallado todo lo relativo a un misil guiado antes del 11/S, los ataques que estaban ya completamente planeados y en marcha- se habran producido. Al Qaida, que ha funcionado siempre de forma descentralizada y organizada siguiendo la pauta de un concepto parecido a resistencia sin lderes, es ahora incluso ms amorfa e indefinida que nunca. Cree realmente Obama que eliminando unos cuantos campos de entrenamiento en Pakistn va a lograr decapitar a la hidra?

Toda la racionalidad empleada para justificar la continuacin de la ocupacin de Afganistn resulta poco convincente, por eso este discurso de Obama es el peor. Lejos de concentrar al pas en torno a una guerra cada vez ms impopular, slo sirve para subrayar la debilidad de su posicin. Si estos son los mejores argumentos que puede ofrecer el Equipo de Obama, entonces va a facilitarme mucho mi trabajo pero el de Obama va a ser mucho ms duro, seguro que s.

El momento ms bajo de toda esta pesada perorata fue el alarmante descubrimiento de que Obama aora los viejos buenos das de la era Bush, cuando todos estaban unidos por el miedo:

S, el asesinato masivo es sin duda un objetivo comn. El objetivo comn de todos los ejrcitos de agresin. Pero se es un objetivo que la gente decente no puede asumir. Al contrario de Obama, yo no aoro el regreso de los das ms negros de los aos de Bush, cuando el miedo impregnaba el aire como una niebla ponzoosa, y todos los que rompan la sagrada unidad del momento eran denunciados por traidores y quintacolumnistas por la Unidad de Difamacin.

Pensaban, pues, que Obama iba a ser diferente, que iba a representar el cambio? Bien, al final, les lleg la misma sangre, el mismo trueno, la retrica estereotipada comn a todos los demagogos:

La resolucin de los fanticos y de los locos es perpetuamente inquebrantable. Los agresores y matones siguen siempre adelante. Y los poderosos estn siempre absolutamente seguros de la justeza de su causa. Proclaman que slo quieren seguridad, y su llamamiento representa siempre, invariablemente, la ms alta de las esperanzas.

Pero siempre acaba en ocanos de sangre.

Fuente: http://original.antiwar.com/justin/2009/12/01/obamas-war-speech-an-unconvincing-flop/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter