Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2010

Corazones en exilio

Layla Anwar
Uncensored Arab Woman Blues

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Cuadro de la artista iraqu Betul Fekaiki

He captado una especie de extrao fenmeno en los iraques con los que me encuentro, tambin en m misma.

Hay un tema del que evitamos hablar a toda costa: el Exilio.

Cada vez que surge el tema del exilio, la frase habitual que pronunciamos es: Qu podemos hacer? Es la voluntad de Alah Que Dios castigue a los responsables, y asunto terminado.

Uno puede leer unos cuantos artculos sobre la grave situacin de los refugiados iraques y sus MUY difciles condiciones de vida, pero ninguno que ponga de manifiesto la experiencia personal del Exilio en un sentido subjetivo.

El otro da, un conocido iraqu me llam para desearme Feliz Ao Nuevo, charlamos unos momentos, y como es habitual, Bagdad surgi en la conversacin, esa persona me dijo:

Por favor, Layla, he puesto una cruz sobre ese tema, no quiero reabrir heridas en este lugar Si alguna vuelvo, ser un extranjero all, al igual que soy un extranjero aqu

Esta tarde sal a dar un largo paseo y pens en esa frase profundamente Empec a sentir un gran desasosiego al meditar sobre el exilio. Mi mente me haba jugado una mala pasada y trat de desviar mi atencin hacia otro tema al empezar a experimentar emociones muy fuertes dentro de m; no quera ponerme en ridculo en pblico, tuve que esforzarme mucho para poder contener las lgrimas

Tengo que enfrentar mi realidad, aceptarla y asumirla. No puedo volver a Iraq. Soy una extranjera aqu y sera una extranjera all. Adems, podran secuestrarme y asesinarme tan pronto como ponga un pie Esa es una posibilidad real, demasiado real

Hay una Ley de NO RETORNO escrita para miles de iraques que estamos en el exilio La mayor parte de los refugiados somos sunnes o cristianos o pertenecientes a alguna otra minora y todos tuvimos que huir a causa de nuestras sectas Las milicias nos han quitado a muchos nuestros hogares y sus familias estn actualmente ocupndolos. Estamos esperando Estoy esperando y tengo la sensacin de que voy a estar esperando mucho tiempo

Y en caso de que sea capaz de asumir que no me va a suceder nada all y que todo ir bien, nunca podr integrarme de nuevo all, en aquella sociedad.

No quiero que me obliguen a tener que velarme, no quiero que me acosen a diario; e incluso asumiendo que no sea ese el caso, dnde vivir? No puedo quedarme con algn pariente de forma indefinida. Y asumiendo que pueda resolver esa cuestin, quin va a emplearme? No tengo medios para empezar un propio negocio y ni siquiera sabra cmo las nicas posibilidades y puestos de trabajo tienen que ver directa o indirectamente con las instituciones del gobierno pero, cmo iba a poder yo trabajar para los tteres de la Ocupacin? Y asumiendo que pudiera, quin empleara a un/a rabe sunn, y mujer, para ms inri?

Cualquier posibilidad que considere y desde cualquier ngulo, suponiendo los mejores y peores escenarios, tengo demasiado claro que se me aplicara la Ley del NO Retorno pero no slo a m. Muchos otros comparten mis apuros la Ley del NO Retorno tambin se les aplicara a ellos.

Es una ley que no est escrita, es una ley que todos conocemos y que todos acatamos. Por eso es que no se produce una vuelta masiva de refugiados a Iraq. Hemos comprendido que all ya no hay lugar para nosotros nunca ms. Somos extranjeros en el exilio e incluso seramos ms extranjeros an en nuestro propio pas

Trato de luchar con todas mis fuerzas para rechazar ese sentimiento tan fuerte de nostalgia, intento extirprmelo, trato de no verlo, cerrndole la puerta en las narices, al igual que tantas puertas se cerraron frente a m Trato tambin, con todas mis fuerzas, de tachar con una X ese sentimiento para no volver a alentarlo nunca ms

Comprendo por qu los iraques evitan hablar acerca de sus sensaciones de exilio y cambian rpidamente de tema. El dolor es demasiado grande y la comprensin que viene de ese dolor, la idea de que nunca podremos volver es incluso ms insoportable an un sentimiento que no puedo poner en palabras.

Es como un exilio dentro de otro Exilio

Es como si te encontraras en una orilla y divisaras un lugar en el horizonte pero la distancia no slo es excesivamente grande, es inmensa o ests en esa orilla y puedes ver el lugar que todos conocemos tan bien y que amamos profundamente, pero buscas alrededor y no hay siquiera un bote para alcanzar esa otra orilla.

Continu caminando y segu pensando dicindome a m misma: Mujer, tienes que enfrentarte a ello, ya no eres tan joven y un pensamiento llev a otro es que voy a morirme sin ver de nuevo Bagdad, nunca? Es esa una posibilidad real a la que tengo que enfrentarme? A no ver mi hogar, a no visitar la tumba de mi familia, a no ver a Dijla de nuevo, a no oler los aromas que solan envolverme? La idea en s misma me mata. Seguir siendo una extranjera el resto de vida?

Continu caminando y desde algn lugar muy profundo de m brot esa voz suplicante: Por favor, llvame a casa

Y ya no pude contener las lgrimas y cuando los transentes empezaron a mirarme extraados, fing tocarme el lagrimal con un pauelo como si algo se me hubiera metido en el ojo, tratando de hacer ver que lloraba porque el fro viento me haba golpeado con fuerza el rostro introduciendo all alguna arenilla

Volv a casa y mi madre me solt repentinamente : Slo volver a ver Bagdad desde mi atad promteme que me llevars all

Me gustara ofrecerles, desde Youtube, una vieja cancin iraqu en la versin del cantante Bashar Al-Azzawi. Hadha moo Insaf meenak: No espero justicia ni misericordia de Vds. http://www.youtube.com/watch?v=RvNMQS3shRM&feature=player_embedded

Fuente: uncensoredarabwomanblues.blogspot.com/2010/01/hearts-in-exile.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter