La liberación del agua contaminada de Fukushima «tiene el potencial de dañar el ADN humano»

Según la organización ambientalista, el agua contiene una cantidad enorme del isótopo radioactivo carbono-14, y otros radionucleidos «peligrosos», que tendrán «graves consecuencias a largo plazo» para la población y el medio ambiente.