Ochocientos millones de niños intoxicados con plomo en el mundo