Por el calentamiento global aumenta el canibalismo entre los osos polares