Se rompió la cadena económica mundial