Recomiendo:
0

Dan Tele-Golpe en Honduras

Fuentes:

  Armados con teléfonos celulares, videos caseros y sobre todo con muchas descargas en Internet, un grupo de jóvenes hondureños opuestos al derrocamiento del presidente Manuel Zelaya creó Tele-Golpe.   A través del portal YouTube, los disidentes han difundido las marchas y protestas que, en Honduras, los medios de comunicación no han podido transmitir por […]

 

Armados con teléfonos celulares, videos caseros y sobre todo con muchas descargas en Internet, un grupo de jóvenes hondureños opuestos al derrocamiento del presidente Manuel Zelaya creó Tele-Golpe.
 
A través del portal YouTube, los disidentes han difundido las marchas y protestas que, en Honduras, los medios de comunicación no han podido transmitir por estar sometidos al control estatal, luego del golpe de Estado efectuado el 28 de junio en ese país.

«Nosotros lo llamamos ‘Tele-Golpe’, porque por los canales nacionales no se puede ver la realidad de lo que está ocurriendo, claro que si llegan a cortarnos (el servicio de) la banda ancha en internet estamos muertos», dijo César Silva, estudiante de ingeniería y promotor de Tele-Golpe.

El video más popular del movimiento se llama «En Honduras no pasa nada«. Fue colocado en YouTube el 5 de julio pasado, y a la fecha registra 19 mil descargas.

Los creadores de Tele-Golpe aseguran que han difundido la dirección electrónica de voz en voz y con volantes que reparten en sus manifestaciones. Su objetivo, dicen, es que el mundo sea testigo de lo que acontece en Honduras, ya que en ese país apenas el 11% de los hogares tiene computadora.

Censura a medios hondureños.
Desde el derrocamiento del presidente hondureño, Manuel Zelaya, los medios de comunicación también han sido víctimas del golpe de Estado.

Las transmisiones de las estaciones populares hondureñas Radio Progreso y Radio Globo, así como la cadena de televisión norteamericana CNN y el canal de televisión venezolano Telesur – que sólo se transmitía por cable- fueron cortadas.

Las cadenas de televisión hondureñas se han tenido que alinear a una sola cadena nacional que transmite información oficial.

Además, los corresponsales de la agencia Associated Press (AP), Esteban Félix, Nicolás García y dos asistentes, así como los enviados de Telesur, Adriana Sivori, María José Díaz y Larry Sánchez fueron detenidos por militares armados el lunes 29 junio, cuando transmitía imágenes y fotografías desde un cuarto de hotel. Los periodistas fueron liberados, luego de verificar su situación migratoria.

Sin embargo, el hecho más lamentable, pudiera ser el asesinato del periodista Gabriel Fino Noriega, ocurrido el 3 de julio, cuando salía de la estación de la emisora Radio Estelar.

Aún se desconoce, si el crimen esté relacionado con la situación política y social que priva en Honduras. Sin embargo, no se descarta que el ataca pudiera ser por dichas razones, ya que Radio América -otra de las emisoras en las que trabajaba Fino Noriega- días antes del asesinato, había denunciado un ataque con dos granadas que no explotaron, una lanzada contra su sede en Tegucigalpa y otra contra un transmisor en el departamento de Olancho. El periodista asesinado también laboraba para Canal 9

0