Recomiendo:
0

Entrevista a Beto Almeida, responsable en Brasil por la nueva tele del sur

«Hacemos televisión para saldar la enorme deuda informativo-cultural que se acumuló en contra de los pueblos del Sur»

Fuentes: Rebelión

La Nueva Tele del Sur (TeleSur) está en el aire desde 24 de julio -día escogido en homenaje a la fecha de nacimiento del libertador Simón Bolívar- «desalambrando las cercas del latifundio mediático». La importante iniciativa liderada por Venezuela, Argentina, Uruguay y Cuba contra la manipulación de las transnacionales de la desinformación fortalece el movimiento […]

La Nueva Tele del Sur (TeleSur) está en el aire desde 24 de julio -día escogido en homenaje a la fecha de nacimiento del libertador Simón Bolívar- «desalambrando las cercas del latifundio mediático». La importante iniciativa liderada por Venezuela, Argentina, Uruguay y Cuba contra la manipulación de las transnacionales de la desinformación fortalece el movimiento por la democratización de los medios de comunicación y la integración latinoamericana.

En entrevista al periódico Hora do Povo (Brasil), el periodista Beto Almeida, director de TeleSur, habló respecto a los objetivos y planes de la Tele «que quiere ser más que una emisora, conformándose como una amplia red para la información y la integración, a través de la rebelión de las antenas» y los innúmeros apoyos que vienen sumando en las estructuras gubernamentales, en las entidades populares y en toda la sociedad brasileña.

¿Como definir la Nueva Televisión del Sur?

La TeleSur es el canal de la integración latinoamericana, un sueño de generaciones de luchadores sociales, que ahora pasarán a ser representados en su totalidad, en una programación diversificada y plural, sin racismo, sin banalización del sexo y la violencia, sin glorificación de los valores del capitalismo, de la opresión, del consumismo; con noticias contextualizadas, con espacio para el cine latinoamericano, con los pueblos como verdaderos protagonistas en la pantalla, con su ética y estética.

El objetivo es construir un canal que sea un puente para la integración.

Precisamente. TeleSur genera un nuevo marco en la tele mundial. No existe otra con igual filosofía y misión. Es una misión de integración, de un periodismo anti-hegemónico. Nosotros no somos imparciales. Hacemos televisión para saldar la enorme deuda informativo-cultural que se acumuló en contra de los pueblos del Sur.

Otra visión…

Una mirada a partir de nuestros problemas, culturas e historias, con nuestra propia interpretación. Tenemos derecho de hacerlo. Las reacciones de hostilidad que vienen desde los EE.UU. son unilaterales, pues no fuimos nosotros quienes creamos ese conflicto. Son ellos los responsables del 85% del audiovisual mundial. ¿Por que no aceptan nuestro audiovisual?

Hay un nuevo momento en América Latina…

Obviamente TeleSur no tendría condiciones de existir dentro de otra realidad. Nuestra América Latina vive un momento rico, con la profundización de la revolución bolivariana en Venezuela, con la victoria de las masas en Argentina y Uruguay, con Cuba reafirmando su proceso de construcción del socialismo. En Brasil, tendremos una cooperación importante a través de convenios firmados con Radiobrás y la Secretaria de Audiovisual del Ministerio de la Cultura, con la TV Educativa de Paraná -del gobierno Requião, que está retransmitiendo parte de la programación.

¿Como incorporar los canales comunitarios?

Ya tenemos el apoyo de los canales comunitarios de Brasília, Florianópolis, Río de Janeiro, Niterói, Recife, Porto Alegre y Belo Horizonte; contamos con la fuerza de la TV Rocinha, que está allí, dentro del barrio. Hay también otros canales, de pequeñas ciudades, como el de la gaucha Santa Cruz do Sul que quiere retransmitir. Estamos contactando y haciendo reuniones con las direcciones de diversos otros canales, pues tendrán un refuerzo de calidad en su programación, para reproducir gratuitamente todos los días.

Y el alcance de la red, ¿para efectivamente romper barreras?

La fuerza de TeleSur como red latinoamericana empieza a alcanzar parte de Europa, el norte de África, e incluso EE.UU., con sus 45 millones de latinos.

¿Existe también la posibilidad de acompañar TeleSur por internet?

Es una otra opción, principalmente para quienes cuentan con banda ancha. Para asistir nuestra programación basta entrar en la página de la TV Comunitaria del Distrito Federal: www.tvcomunitariadf.com.br

¿Cómo es la programación?

Tenemos mucho periodismo, documentales y entretenimiento, con filmes y música. Actualmente, son cuatro horas de programación, que se repite a lo largo del día, pudiendo ser captada por medio de una antena parabólica digital con receptor. El costo total del equipamiento es de cerca de 400 dólares. Para uno que vive en una ciudad donde el canal comunitario reproduce la programación es más fácil. El gobierno de Río de Janeiro donó recientemente once antenas para asentamientos rurales.

¿Y las relaciones con las entidades populares?

La idea es ampliar los lazos con el movimiento social. En este aspecto, habrá una retroalimentación, pues al mismo tiempo en que la instalación de antenas por todo el territorio nacional ampliará la recepción de la emisora, la producción que el movimiento social tiene en video será puesta a disposición por la primera vez, en grande escala, al público. Queremos ser más que una emisora, una red. Vale registrar como ejemplo la asociación firmada con la Central Unitaria de Trabajadores para el intercambio de programación y divulgación de contenidos.

¿Como se dará la «rebelión de las antenas»?

A través de la rebelión de las antenas es necesario, ahora, estructurar una amplia reproducción de la señal, que es absolutamente gratuito. Es hora de instalar millares de receptores en sindicatos, asentamientos rurales, asociaciones comunitarias, entidades estudiantiles y centros culturales. Es así que continuaremos conquistando nuevos espacios. Y avanzando.

———-

Leonardo Severo es Periodista, Editor de Hora do Povo (Brasil) y representante del Canal Comunitario de Sao Paulo al II Congreso Bolivariano de los Pueblos.

0