Recomiendo:
0

A propósito de nuestro Inda, Antonio Maestre: de filias, fobias y falacias ad hominem

La progresía del españolismo banal

Fuentes: Rebelión

Antonio Maestre está siendo protagonista de una polémica, supongo que su enésima, con Mireia Boya y similares, por un artículo publicado en eldiario.es donde creo que se critica el voto negativo de las CUP a la investidura del presidente del gobierno de coalición progresista en España (1). Aunque parezca mentira, porque en el campo de […]

Antonio Maestre está siendo protagonista de una polémica, supongo que su enésima, con Mireia Boya y similares, por un artículo publicado en eldiario.es donde creo que se critica el voto negativo de las CUP a la investidura del presidente del gobierno de coalición progresista en España (1).

Aunque parezca mentira, porque en el campo de la izquierda acostumbramos a esperar un cierto rigor intelectual, Maestre utiliza copiosamente una falacia lógica, un engaño, la falacia ad hominem. Es una de las más burdas: critica un argumento por quien lo expone y no por la debilidad del argumento en sí. Como ejemplo, es el sinsentido de criticar el vegetarianismo por el hecho de que Hitler fuera vegetariano. O una política de Kennedy por que era hijo de un multimillonario o el papel de Trotsky en la revolución rusa por ser de ascendencia judía. Es evidente que el vegetarianismo, las políticas y decisiones de Kennedy y Trotsky se pueden criticar por ellas mismas, si se les encuentran debilidades, pero no por una característica sin relación del que las expone / practica y aún menos por su origen familiar. Si hay alguién que no entiende eso, le remito a la literatura sobre falácias lógicas, demagogia y demás bichos, que este articulo no da para tanto :-p

Bien, veamos a nuestro Inda particular, el camarada Maestre, hijo de mil padres, o de padre pluriempleado, como a él le gusta ilustrar en sus «argumentos», ahondando en la falacia ad hominem, pero esta vez para reforzar su punto de vista. Maestre etiqueta a una organización entera, por que hacerlo con uno de sus miembros, por ejemplo Boya, es de pobres, como pijos acomodados de papá convergente… Generalizar es útil, pero también puede ser ridículo. Claro que a los que viven profesionalmente de la polémica no les arrugará un sentido del ridículo que tampoco les iba a dar de comer, ¿no?

Supongamos que es cierto y la mayoría de militantes de la CUP (o eran también los votantes), sean hijos acomodados de convergentes. ¿Eso resta fuerza a sus argumentos, concretamente a los que se expusieron en el debate de investidura? No. ¿Usar esa falacia lógica, esa maldad, nos ayuda a entender el sentido de su voto o las debilidades de los argumentos que expusieron? No. ¿Entonces por qué lo usa Maestre? Evidentemente para generar una polémica con la que llena la despensa, como Inda: vive de ello. No del rigor. Pero un medio le ha pagado por ese artículo y no ha sido el vilipendiado Ferreras, sino eldiario.es. Es un medio plural y a lo mejor el peaje que debemos pagar para leer a plumas como Suso del Toro, Isaac Rosa o Pérez Royo es que también publiquen allí imitadores de Inda, versión puño en alto.

Pero, imaginemos que Maestre no es consciente de que cae en una falacia lógica, que está engañando/manipulando a sus lectores o que eso no es fruto de un cálculo para no perderse en la irrelevancia de la jet-set de los medios/redes. Si lo de ser hijos pijos de padres bien situados sirve como argumento, analicemos si la CUP es la única que sufre del supuesto mal.

Maestre es muy mucho de izquierdas y aunque lo conozco más bien poco y creo que me interesa menos, soy fan del rigor intelectual, fan de Joan Fuster o Julio Anguita y no me puedo permitir perder el poco tiempo que me dejan mis queaceres en simples polemizadores. Bien, aventuremos que a Maestre le mola Podemos. La demagogia no tiene porqué estar reñida con el buen gusto… Y preguntémonos si entre la militancia, y más aún entre los cuadros de Podemos, abunda la gente sin estudios universitarios, asalariados de base, repartidores de Seur, dependientas de supermercado o, por el contrario, titulados universitarios, hijos de clases medias acomodadas, etc. Ha muchos años ya, cuando los proletarios dejaron de sentirse identificados con sus dirigentes, si alguna vez lo habían estado. No es mi intención criticar este hecho ni darle explicación, sencilla la segunda, e interesantes la consecuencias de la primera, pero es así. Los dirigentes, los diputados, de la izquierda de la izquierda se dirigen a una clase social que, en general, no conocen, porqué no han compartido su sudor. Pero, ¿eso resta fuerza a las tesis que defienden, a sus puntos de vista? ¿Usa Maestre ese mismo argumento para criticar a los suyos, a Podemos, por ejemplo? ¿O al PCE, tanto da…?

Y aquí está otro de los aspectos que me interesan: la doble vara de medir que tiene la progresía española con los nacionalismos que no son el suyo al que, por cierto, en la mayoría de los casos, no reconocen, tal vez por ser «banal».

Maestre no protagoniza una cruzada contra la CUP por que sus propuestas sociales, económicas, las políticas de los ayuntamientos donde gobiernan, sean muy diferentes a las de Podemos. Lo hace por su fobia. Y las filias y las fóbias nublan la razón y separan el grano de la paja, en lo que a presuntos intelectuales se refiere 😉

Podría continuar, preguntándole a Maestre, o a usted, estimado lector, si los movimientos sociales progresistas o emancipadores son más fuertes en Murcia o Madrid que en Cataluña o Euskal Herria, por eso de que nuestra lucha nacional (2) nos quita arrestos. Es otra de las falacias de la progresía española. O preguntándome si es excepcional que, en un movimiento de liberación nacional se conjuminen sectores dispares e incluso antagónicos con un objetivo común o, lo que es lo mismo, contra un enemigo común, el nacionalismo opresor al que enfrentan, véase para ello el nada sospechoso de convergentismo Mao, pactando tregua con el Kuomitang que los estaba masacrando hasta el momento, para librarse del imperialismo japonés. Hay muchos más ejemplos. Nada nuevo bajo el sol, aunque parezca que los catalanes hayamos inventado incluso la pretensión de que en un referéndum de autodeterminación voten solo los ciudadanos del territorio a separar… Doble vara de medir… Fobias… Todo viejo, muy viejo y cansado… A un Inda le sale un Maestre y a este le saldrá cualquier otro… Siempre tendrán su público.

Notas:

(1) Desconozco el contenido del artículo y los detalles de la polémica, solo los ecos de la polémica, y aún eso me produce pereza y desinterés, si no fuera porqué este ejemplo ilustra un caso más general.

(2) El autor del artículo es catalán, de seis apellidos, pero que se sepa, ni gota de sangre hebrea y menos aficionado al fútbol, no enciendan aún la hoguera…

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0