Recomiendo:
0

Entrevista a Marcelo Camacho, Secretario General de CCOO-RTVE

¿Qué está pasando en Radio Televisión Española?

Fuentes: Fusión

La deuda acumulada por RTVE supera los 7.551 millones de euros. La Dirección de RTVE y la SEPI pretenden poner en marcha un Plan de Saneamiento y Futuro del Ente que supondría entre otras cosas, una reducción del 44% de la actual plantilla. Pero los sindicatos denuncian que el problema tiene otros elementos que en […]

La deuda acumulada por RTVE supera los 7.551 millones de euros. La Dirección de RTVE y la SEPI pretenden poner en marcha un Plan de Saneamiento y Futuro del Ente que supondría entre otras cosas, una reducción del 44% de la actual plantilla. Pero los sindicatos denuncian que el problema tiene otros elementos que en la actualidad se están obviando. El Secretario General de CCOO-RTVE, Marcelo Camacho nos explica todos los detalles del conflicto.

-La deuda actual de RTVE según Caffarel asciende a 7.750 millones de euros. ¿Cómo se ha llegado a esta situación?
-Los diferentes gobiernos del PSOE y del PP optaron por no hacer las aportaciones económicas que el Parlamento aprobaba en los presupuestos de RTVE. En lugar de ello autorizaban el endeudamiento con el aval del Reino de España. De este modo el gasto público no incluía la financiación de RTVE y en consecuencia se reducía el nivel del Déficit Público del Estado español. Esto tuvo su interés en la fase previa a la incorporación de España al grupo que inició la moneda única, en la que se exigía la reducción del déficit público. Es decir, RTVE no recibió dinero del Estado para financiarse y la deuda acumulada es el resultado de esa falta de pago por parte del Estado y no de una mala gestión económica. La deuda acumulada a fecha de hoy asciende a 7.826,4 millones de euros, de los que 2,474 son los intereses que ha generado desde 1991. Los bancos que han prestado este dinero han ganado con esta operación esos casi 2.500 millones de euros que es lo que el maquillaje del déficit le ha costado al Estado español. Los que inventaron esta falsa manera de financiación son responsables de este desaguisado. Supongamos que se hubiera hecho lo mismo con la sanidad y a cada hospital para financiarse se le hubiera obligado a endeudarse en lugar de darle el dinero público. El resultado hoy sería una ingente deuda sanitaria.
Las televisiones públicas europeas de nuestro entorno pagan sus RTV públicas con aportaciones públicas (directas como canon o indirectas a través del Estado): Alemania pone una aportación pública que supone el 84 por ciento del gasto de su RTV; la BBC recibe un 81%; en Francia un 67,5%; en Italia un 55,24% y en España, en el 2003 un 5,6% y en el 2006 un 37,4% Es decir, estamos muy por debajo de los países similares a nosotros. Mientras que en España RTVE tiene 9.200 trabajadores (1.000 contratados), en la RAI (Italia) tienen 11.857 (1.926 contratados), en Francia 13.526 (2.614 contratados), en la BBC (Inglaterra) 20.550 (4.033 contratados) y en Alemania, 39.882 (13.948 contratados). Por tanto somos uno de los países que menos trabajadores emplea en la RTV pública.

-¿Qué medidas se pretenden llevar a cabo en ese Plan de Saneamiento y Futuro de RTVE y cuáles son los errores que venís denunciando desde CCOO?
-La propuesta de la Dirección de RTVE y de la SEPI, es decir, del Ministerio de Economía, es una reducción del 44 por ciento del empleo. Nadie puede pensar que una reducción de este tamaño no afecta al nivel de producción de la empresa. Por lo pronto se pretende suprimir la emisión de una buena parte de la programación territorial de TVE y otro tanto de RNE, que deja abandonada la emisión provincial y local, cerrando nueve emisoras locales. Además se cierra Radio 4 en Cataluña y se abandona el centro de producción de TVE Canarias (que pierde el 80 por ciento de su empleo). Con estas medidas se pretende un ajuste duro en el empleo y una reducción de las funciones de servicio público. El proyecto lleva a una RTVE más centralizada ya que se abandona buena parte del ámbito territorial. La Dirección de RTVE y la SEPI no han presentado a los sindicatos CCOO y UGT más que unas líneas generales en las que no se establece el modelo ni tampoco se concreta lo suficiente como para deducir todas las consecuencias de esa reducción de empleo propuesta. CCOO hemos planteado que es necesario que el Parlamento defina primero el modelo de RTVE que quiere para España y a partir de ahí se pueden plantear los medios económicos y humanos necesarios.

-¿Qué propuestas habéis presentado los sindicatos ante la mesa de negociación y en qué situación se encuentran?
-En el momento actual de las reuniones con la SEPI y Dirección no se ha pasado de la fase de explicación de la propuesta empresarial. Tampoco han explicado la concreción de sus medidas y se han limitado a cuestiones de carácter general, sin profundizar, dando sólo el número global de reducción de empleo y sin decir dónde y cómo afecta esa medida. No han presentado ningún objetivo de servicio público para la empresa que proponen y tampoco disponen de una propuesta parlamentaria sobre esos objetivos. De modo que la propuesta sindical en la mesa se ha limitado a constatar las consecuencias sobre la actividad de hoy de RTVE, de esa reducción de empleo, de la reducción de desconexiones territoriales, así como de la desaparición de nueve emisoras locales, del centro de producción de Canarias y Radio 4 en Cataluña. CCOO hemos manifestado en las reuniones con la SEPI que queremos discutir el modelo de RTVE y el Mandato Marco que contempla la nueva ley, para a partir de ahí negociar un Plan de Empresa y un Plan de Empleo.

-RTVE es la empresa pública por excelencia. ¿Cómo le ha afectado la presión del sector privado al gobierno de turno?
-Todo el sector privado de la Televisión ha nacido del mercado televisivo creado por RTVE. El sector privado ataca a RTVE porque lo que le interesa es quedarse con los ingresos publicitarios que hoy tiene TVE. Si el sector público de radio y televisión no tuviera publicidad, el sector privado no se preocuparía de la existencia de TVE. Este sector privado ha presionado y conseguido del Gobierno disponer de más canales de televisión en abierto. Ha conseguido reducir la presencia de TVE en la oferta digital, hoy tenemos sólo cinco canales de los ocho prometidos inicialmente. Del proceso de ordenación del sector audiovisual emprendido por el Gobierno, el balance hasta ahora es que el sector privado ha aumentado su presencia y se pretende reducir el peso del sector público. Sin duda el Gobierno se ha dejado influenciar más por las presiones de los empresarios del sector audiovisual.

-¿Creéis que se puede hablar de un Plan de viabilidad cuando aún no parece estar claro el modelo de televisión pública que se quiere conseguir?
-Si sale adelante un Plan de viabilidad antes de definir el Parlamento el modelo público, lo único que significará es que la ley que se pretende es papel mojado y que antes de entrar en vigor ya se estará incumpliendo. De esa forma no se puede hacer una reforma en la que los sindicatos estemos de acuerdo.
Nosotros creemos que la RTVE pública debe cumplir los objetivos que marque el Parlamento y no los objetivos que marque el Ministerio de Economía. Si aquí sigue mandando el Ministerio de Economía la reforma legislativa emprendida está de sobra.

0