Recomiendo:
0

El gobierno da el tiro de gracia al proyecto minero «Los Cardones», de la canadiense Invecture Group Inc.

Fuentes: Rebelión

Para terminar de sepultar el proyecto minero «Los Cardones», este martes 9 la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), un acuerdo que pone a disposición de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) un predio de 751 hectáreas denominado «Jesús María», que la […]

Para terminar de sepultar el proyecto minero «Los Cardones», este martes 9 la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), un acuerdo que pone a disposición de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) un predio de 751 hectáreas denominado «Jesús María», que la empresa Desarrollos Zapal SA de CV, ostentaba como propio.

Esta sociedad es subsidiaria de la canadiense Invecture Group Inc., donde uno de los principales socios es el empresario Ricardo Salinas Pliego, y que pretendía la extracción de un millón 400 mil onzas de oro en un periodo de 10 años en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera Sierra de La Laguna en Baja California Sur, México.

La empresa, por medio de su representante legal Gonzalo Zavala Ruiz, había exhibido documentos que presuntamente acreditaban la propiedad del terreno, afirmando que Desarrollos Zapal lo adquirió «por medio de un contrato de compra venta celebrado con Rosa Ofelia González Núñez en su carácter de albacea y única universal heredera de la sucesión del señor León González Castillo». Para ello presentó copia fotostática de la escritura pública 25506 volumen 405, expedida por el notario público Alejandro Davis Drew, y que ampara una superficie total de mil 755 hectáreas.

Asimismo presentaron copia fotostática de los contratos de compra venta celebrados entre Jesús Navarro Villaescuza y León González Castillo, en los que se declara que el primero adquirió el predio «Jesús María» por diligencias de jurisdicción voluntaria de información testimonial Ad-Perpetuam, promovidas ante el Juzgado de Primera Instancia con fecha 29 de diciembre de 1928 por una superficie de 1755 hectáreas, que luego presuntamente vendió a González Castillo.

Pero después de un análisis de las constancias que integran el expediente, la Sedatu determinó que el citado predio «está inmerso dentro de la superficie comprendida en la declaratoria global de terreno nacional» publicada en el Diario Oficial de la Federación el 31 de julio de 1987, y «se concluye fehacientemente que el predio «Jesús María», ha sido y es terreno de propiedad nacional, ya que no ha salido del dominio de la Nación por título legalmente expedido».

La Sedatu dio «como total y definitivamente concluido» el asunto, y pidió «que se remita copia certificada del presente Acuerdo para su inscripción al Registro Agrario Nacional, así como al Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN), a fin de que por su conducto se proceda a realizar la inscripción ante el Registro Público de la Propiedad»

Ya en septiembre del año pasado, Desarrollos Zapal había recibido un primer revés, luego de que un Tribunal Colegiado echó abajo una sentencia que obligaba a concederle a la mina Los Cardones el permiso de uso de suelo por parte del Ayuntamiento de La Paz, para comenzar operaciones en la Reserva de la Biosfera Sierra de La Laguna.

El proyecto fue seriamente impugnado por la sociedad civil, ya que habría de contaminar la Sierra de la Laguna, principal proveedor de agua dulce para el 60 por ciento de la población del estado, una entidad árida que sólo cuenta con mantos freáticos para el aprovisionamiento del líquido.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0