Entrevista al Dr. Reynaldo Saccone directivo de Cicop

«Hay que dotar los hospitales, ponerlos a trabajar en doble turno con el recurso humano y material necesarios»

Fuentes: Rebelión

M.H.: Quiero consultarte por el Coronavirus, me gustaría saber cuál es tu visión al respecto.

R.S.: Es una familia de virus los Coronavirus, de esa familia fue hace algunos años, casi 20, un virus que provocaba una infección respiratoria aguda y que sucedió en el sudeste asiático. Lo que hay que tener en cuenta es que son virus que generalmente atacan el aparato respiratorio y pueden producir desde un simple resfrío hasta una infección grave.

El Coronavirus actual, que se ha descubierto en China y que afecta a una porción de población importante y que se ha extendido a otros países por viajes, se ha exportado, ataca el sistema respiratorio, produce infecciones en ambos pulmones y la infección pulmonar, como toda infección virósica, puede ser soportada y derrotada por el organismo o puede el organismo sucumbir a esa infección. Así que es grave en ese sentido y no hay un remedio, muchas enfermedades virósicas no tienen remedio para combatirlas. Tampoco hay vacunas para este virus porque es una variante nueva, entonces hay que generar vacunas y eso lleva un período. Esa es la situación actual.

La OMS lo sigue con bastante preocupación y el gobierno chino actuó drásticamente, hay cerca de 40 millones de personas en cuarentena. Equivale a toda la población de la Argentina. Parece ser que apareció en el mercado de Wuhan una ciudad que tiene 11 millones de habitantes.

M.H.: En un mercado de pescado.

R.S.: Es un mercado donde se venden no solamente frutos de mar sino animales vivos. Incluso distintas variantes que son comestibles para la cultura china, que no lo serían para la nuestra. Algunos de esos animales se venden vivos, como en nuestro país por décadas y décadas ha habido mercado de aves y pollos que se vendían vivos. En ese mercado es donde empezó.

Primero se creía que no se transmitía entre personas y las últimas comunicaciones de la OMS ya dicen que se puede transmitir de persona a persona. Así que hay que tomar medidas preventivas como en todos estos casos. Y la primera medida y la más importante de todas es lavarse las manos frecuentemente, cada vez que manipulás alimentos o animales en estado salvaje o doméstico.

Pero estamos hablando de países cercanos al foco, no precisamente la Argentina en donde por suerte no ha habido ningún caso y si lo hubiera posiblemente sería por importación, es decir, algún viajero que lo trae. Las cuatro medidas de prevención que da la OMS para las zonas de riesgo son: lavado de manos frecuente, cuando tosés o estornudás taparte la boca y la nariz con el codo, no con la mano porque después a través de la mano se diseminan, tiene que ser con el pliegue del codo; la tercer medida es evitar contacto cercano con personas que tengan fiebre y tos; y si la persona llega a tener fiebre, tos o dificultad para respirar, inmediatamente buscar auxilio médico. Siempre hablando de las poblaciones en zonas de riesgo.

M.H.: Pasando a la Argentina, CICOP se reunió con Daniel Gollán el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires. ¿Qué resultados tuvo esa entrevista?

R.S.: Muy interesante, en esa reunión estaba además del Ministro dos funcionarios importantes y con cierta trayectoria en el ámbito de la salud pública que son Enrique Kreplak, que fue vice cuando Gollán era ministro de Salud de la Nación en el último año de presidencia de Cristina Kirchner y la tercera persona es un muy prestigiado profesional, que fue Rector de la Facultad de Medicina de La Matanza que es sumamente innovadora en su programa de estudios y en su metodología.

Se hablaron varias cosas. Se pasó revista a la situación de los hospitales, donde la gente de CICOP planteó los problemas de infraestructura que el gobierno anterior efectivamente reparó y reconstruyó algunas guardias pero dejó los hospitales totalmente sumidos en el deterioro. Por ejemplo, podés tener una guardia muy bien equipada y el resto del edificio en ruinas.

El otro tema que se planteó es el vaciamiento de recursos humanos. No solo no se llaman a concursos en las vacantes que se producen, sino que aun en las que sí se llama a concurso, los profesionales que lo ganaron y que están en condiciones de hacerse cargo del puesto vacante, no fueron adjudicados, pero no del último concurso, sino de concursos de 2015/16/17. Y luego una cantidad importante de personal precarizado.

Por otro lado está el tema de los insumos que ahora es dramático. Siempre fue grave pero últimamente se ha hecho dramático. Por ejemplo, en la guardia del hospital Fiorito faltaba el Fentanilo que es una droga fundamental en una guardia para distintos procedimientos. Y el Misoprostol, que es una droga que se utiliza para la interrupción legal del embarazo y falta desde hace meses en los hospitales de la provincia. Esto por citarte ejemplos.

Entonces en esa entrevista el Ministro Gollán dijo que se van a ocupar de los problemas, primero están intentando completar los planteles de directivos de cada hospital y después hizo dos anuncios preocupantes, uno que es utilizar la expresión “se va a trabajar en red” y otro “se van a construir nuevos hospitales”.

La primera expresión, generalmente encubre el mantener el déficit. Por ejemplo, derivar todos los neonatos de una zona a un solo servicio de Neonatología. En lugar de tener servicios de neonatología en todos los hospitales se van derivando y queda uno solo para toda una región. Eso es lo que el gobierno llama “trabajar en red”, cuando trabajar en red es otra cosa, es complementarse y no disminuir la oferta de prestaciones. Pero la expresión siempre enciende las luces rojas en cuanto a la provisión y el mantenimiento hospitalario.

Y que se vayan a hacer nuevos hospitales tampoco es tan positivo, en realidad hay que dotar los hospitales que ya hay, ponerlos a trabajar en doble turno, desde las 7:00 hasta las 21:00 y dotarlos del recurso humano y material necesario. Lo que sí se comprometió a convocar a paritaria durante el mes de febrero.

M.H.: Tengo entendido que hay una pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores de la salud de la provincia de Buenos Aires en los últimos dos años del 35%.

R.S.: Sí. Es verdad. Por eso es el reclamo de la paritaria, vamos a ver si se lleva adelante. Estamos en esa discusión. El gobierno dice que va a hacerlo durante febrero, entonces esperamos. El problema de la pérdida salarial contribuye a la crisis de los hospitales de la provincia y a la crisis del sistema de salud en general. Porque colabora para despoblar del recurso humano los hospitales, ese es un tema muy grave que van a tener que encarar.

Después está el tema del Hospital Posadas.

M.H.: Efectivamente, donde concurrió Ginés González García y dio orden al director de ocuparse de la situación del personal despedido.  ¿Qué información tenés al respecto?

R.S.: Es tal cual lo estás diciendo. Es un problema porque el personal fue despedido injustamente así que lo que cabe es la restitución a sus puestos inmediatamente. El hecho de que haya planteado el Ministro de la Nación que se va a considerar caso por caso de acuerdo a las necesidades del servicio, ya plantea un condicionamiento a una situación que tiene que ser de reparación porque fueron despedidos sin causa los trabajadores.

Por otro lado, las autoridades anunciaron que se van a pedir listados al sindicato de ATE y UPCN, que son precisamente listados de personal a reincorporar. ATE y UPCN son los que hicieron los listados de las personas que tenían que ser despedidas, entonces no es muy claro por qué se les va a pedir a ellos esa opinión. Hay un anuncio de que van a ser reincorporados los trabajadores, pero hay elementos de duda que hacen pensar que es muy condicionada esa reincorporación y no va a ser para la totalidad.

M.H.: Yo subtitulé “Con gusto a poco”.

R.S.: Tal cual.

M.H.: La industria farmacéutica aumentó un 457% los precios de los medicamentos durante los últimos 4 años. ¿Cuál es la idea del nuevo ministro de Salud para los programas públicos relacionados con la industria farmacéutica?

R.S.: Se ha aplicado un descuento del 8% en algunos medicamentos por un par de meses y ahora se les pide “moderación”. Hay 4 millones de jubilados que reciben descuentos por Pami para la medicación. En este período de los últimos 5 años, la jubilación mínima aumentó un 239% y la medicación cubierta por Pami aumentó el 297%, o sea, que la carga de medicamentos en la jubilación aumentó, la porción de la jubilación que se lleva el medicamento es más grande que hace 5 años atrás, aun teniendo el descuento de Pami en sus distintas variantes, hay del 100%, del 40% de acuerdo a las patologías.

Sabemos que el sector de la tercera edad es el que consume medicamentos por excelencia porque lo necesita precisamente para mantener su calidad de vida, incluso para prolongar su vida. Es muy grave el problema de los medicamentos en general y en particular para el sector de la tercera edad que son 7 millones de personas en la Argentina.

Y habría formas de solucionarlo que se conocen, hay 40 laboratorios estatales en la Argentina de producción de medicamentos, sean estos nacionales, provinciales, municipales y los de las FF AA que son centralizados ahora. Entonces, si toda esa estructura fuera puesta al servicio de desarrollar los 250/300 medicamentos esenciales que cubren la mayoría de las patologías que sufre la población tendríamos un abaratamiento brutal. Quisiera darte algunos ejemplos, el Instituto Biológico de La Plata produce 70 millones de comprimidos por año, y es un Instituto que se mantiene con muy poco dinero y muy baja instalación. Y los remedios que produce son un 80% más baratos que el mejor precio del mercado, de los remedios hechos por la industria farmacéutica privada. La diferencia es brutal.

El laboratorio de emoderivados de la Universidad de Córdoba, que hace derivados de plasma que son necesarios para distintas patologías de la coagulación de la sangre y otras, elabora a precios que son la mitad o el 70% por debajo del precio promedio de los laboratorios privados. El laboratorio propiedad de la provincia de Rio Negro produce entre otras cosas el antiparasitario Albendazol a un precio 40 veces menor que el de la industria privada. Este medicamento es muy importante en Argentina porque es un antiparasitario que actúa sobre el mal de Chagas, sobre el parásito que tienen los chagásicos, que es una endemia en nuestro país y que produce discapacidad laboral y acorta la expectativa de vida. Imaginate incentivando la producción de los laboratorios del Estado cómo se podría mejorar y abaratar el costo de la medicación.