Recomiendo:
0

Inversiones en Chiapas a costa del despojo de tierras y represión

Fuentes: Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Rutilio Escandón Cadenas, gobernador del estado de Chiapas expresó recientemente que la entidad «tiene condiciones para recibir a grandes inversionistas» «es una tierra muy generosa y con gran riqueza natural… y gente trabajadora» «¡bienvenidas las empresas…para que inviertan más!», estas declaraciones dejan entrever el carácter pro empresarial del mandatario estatal, quien no esconde sus deseos […]

Rutilio Escandón Cadenas, gobernador del estado de Chiapas expresó recientemente que la entidad «tiene condiciones para recibir a grandes inversionistas» «es una tierra muy generosa y con gran riqueza natural… y gente trabajadora» «¡bienvenidas las empresas…para que inviertan más!», estas declaraciones dejan entrever el carácter pro empresarial del mandatario estatal, quien no esconde sus deseos por entregar en bandeja de plata los recursos naturales y la mano de obra barata a los empresarios.

Estas declaraciones y su ejecución en la práctica trae como consecuencia un crecimiento desmedido del despojo de tierras, la represión, desplazamiento forzado y desalojos forzosos así como mayor precariedad en las condiciones de vida de las miles de víctimas de estas violaciones a los derechos humanos, es decir, que a costa del interés empresarial el gobierno de Chiapas deja en la calle a miles de familias pobres tanto de la ciudad como del campo, reprime a las organizaciones populares y encarcela a luchadores sociales.

En el sexenio pasado el carácter pro empresarial es lo que caracterizó a Manuel Velazco Coello, hoy con Rutilio Escandón Cadenas las cosas no cambian mucho, continúan los crímenes cometidos contra activistas, defensores del medio ambiente, defensores del derecho a la tierra, hechos que están estrictamente ligados a la imposición de los designios empresariales, ahí donde hay recursos naturales, tierras de interés oligarca, está la bota represiva del gobierno estatal, la cifra de hectáreas de tierras despojadas y de víctimas de la represión lo comprueban.

El representante del ejecutivo estatal también declaró que «Chiapas es uno de los estados del sur-sureste donde más ha crecido la inversión extranjera, porque se ha dado confianza y condiciones de seguridad» detrás de esta retorica se esconden los más viles crímenes contra el pueblo.

Llama «condiciones de seguridad» el incremento del número de elementos policíacos militares para evitar con acciones represivas y crímenes de lesa humanidad que el pueblo se organice y proteste por la solución de sus demandas; «dar confianza» al empresario significa reprimir, eliminar, criminalizar y judicializar la protesta para evitar que las organizaciones se manifiesten y defienda sus derechos.

Rutilio Escandón Cadenas como hombre del régimen escondido en las faldas de MORENA impulsa e impone los designios de la oligarquía en la entidad, es así como puede entenderse el incremento de la violencia institucional, el despojo de tierras y la represión en Chiapas sin ningún cuestionamiento del gobierno federal a pesar de los daños generados por la sistematicidad de la represión contra el pueblo.

Tiene razón Escandón Cadenas en decir que Chiapas tiene una gran riqueza natural, pero se equivoca al querer engañar al pueblo que esa riqueza es únicamente para los empresarios, no puede ocultar que ese desarrollo capitalista que impulsa en la entidad es a costa de un rio de sangre y sudor del pueblo trabajador. A los empresarios se les ofrece las riquezas para que la exploten y aumenten sus riquezas mientras la mano de obra del trabajador chiapaneco se oferta también para explotarla.

Nada gana el pueblo cuando el empresario oligarca obtiene ganancias millonarias cada año, comunidades enteras aun padecen la falta de atención médica, educación, servicios básicos como la luz o agua entubada, en efecto, tenemos riquezas, pero es utilizada en beneficio empresarial y no para el desarrollo del pueblo trabajador.

Escandón Cadenas se jacta de que en Chiapas «hay gente trabajadora», es su forma de ofrecer mano de obra barata y calificada a los empresarios a cambio de salarios de hambre que no alcanzan para sostener una vida digna, no se compara con las ganancias de un empresario o un político de oficio.

Lo perverso de los encargados de la política interna en Chiapas es tratar de engañar al pueblo, de utilizar una retórica llena de demagogia para ocultar las consecuencias de la violencia institucional y hacer creer que en la entidad todo está en paz. Ningún desarrollo para el pueblo puede fincarse en el despojo, en la explotación.

A poco más de un año de gobierno en Chiapas y los saldos son más de ocho mil hectáreas de tierras despojadas y miles de familias desplazadas de sus hogares en beneficio de un reducido número de caciques y terratenientes, más de 200 presos políticos por defender el derecho a la tierra y una decena de ejecuciones extrajudiciales de activistas y defensores de los derechos humanos ¿qué más pruebas necesitamos? Represión es el sinónimo de la situación política en Chiapas.

Es imprescindible para el pueblo analizar de manera objetiva cada una de las mentiras dichas por el gobierno de Chiapas, desenmascarar este gobierno tal cual es, un gobierno represor, demagogo, desmentir a través de denuncias y de cualquier forma que sea posible para evitar que con la sus mentiras sigan creciendo las cifras de víctimas de crímenes de lesa humanidad.

¡Alto a la represión en Chiapas!

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0