Recomiendo:
0

Mientras Obama se convertía en presidente, en Ciudad de México se manifestaban contra Israel y el imperialismo

Obama frente a Palestina, Afganistán e Iraq

Fuentes: Tlaxcala

Traducido por Manuel Talens

Muntanar El Zaidi, el arrojazapatos iraquí, fue el héroe ausente en México el día de la toma de posesión presidencial, no Barack Obama, a quien 1000 manifestantes mexicanos criticaron por no haber condenado la invasión sionista de Israel en Gaza.

La «embajada de la muerte» fue atacada por un torrente de zapatos mientras que los altavoces denunciaban el imperialismo usamericano por su apoyo al genocidio que practica Israel. La protesta fue organizada por el Movimiento mexicano en solidaridad con Palestina y los micrófonos estaban a la disposición de todos.

Miembros de los grupos de la organización que los aglutina identificaron a Israel como una herramienta del dominio usamericano en Oriente Próximo y, sobre todo, un acicate de éste. Los movimientos de emancipación de las mujeres y de vendedores revolucionarios hablaron de las auténticas luchas de liberación nacional de los palestinos, de los africanos, que los iraquíes y los vascos.

Otro grupo, Machetearte, explicó que Obama ganó las elecciones precisamente porque los pueblos de Iraq y Afganistán han resistido la invasión del imperialismo y están haciendo retroceder a los soldados mercenarios.

Un grupo religioso señaló que Gaza es un nuevo Auschwitz y que los responsables deberían ser juzgados en un nuevo Nuremberg. Señalaron que Obama debe hacer honor a sus palabras, «Usamérica es amigo de todas las naciones», retirando las tropas invasoras y de ocupación que mantiene en todo el mundo.

Los organizadores criticaron luego a su propio gobierno neoliberal por su timidez ante la matanza de inocentes palestinos. El gobierno de México es todavía un lacayo del imperialismo, dijeron, mientras que buena parte de Latinoamérica está rompiendo su dependencia. Los gobiernos de Venezuela y Bolivia fueron objeto de elogio por romper relaciones diplomáticas con Israel; los organizadores exigieron a su gobierno que hiciera lo mismo.

A un veterano de las protestas contra el imperialismo, la manifestación ante la «Embajada de la muerte» en esta ciudad de casi 20 millones de habitantes le recordó otra manifestación de hace una docena de años, cuando unos 50.000 mexicanos abarrotaron las ocho vías del paseo de la Reforma en apoyo del proceso Contadora, que buscaba expulsar de Centroamérica a la guerrerista Usamérica. Ahora aquí se terminaron las guerras y algunos países tienen gobiernos antimperialistas. Algunos están en el entorno del ALBA, ajeno al imperialismo usamericano. Tal es el caso de Nicaragua y, parcialmente, también de Honduras y Guatemala. Y en El Salvador, los antiguos guerrilleros del FMLN, que ahora participan en la política electoral, están a punto de ganar las próximas elecciones presidenciales.

Incluso si el imperialismo usamericano seguirá activo durante un tiempo, no pasará una docena de años antes de que el invadido Oriente Próximo alcance su soberanía.

Fuente: Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

Muntanar El Zaidi, el arrojazapatos iraquí, fue el héroe ausente en México el día de la toma de posesión presidencial, no Barack Obama, a quien 1000 manifestantes mexicanos criticaron por no haber condenado la invasión sionista de Israel en Gaza.

La «embajada de la muerte» fue atacada por un torrente de zapatos mientras que los altavoces denunciaban el imperialismo usamericano por su apoyo al genocidio que practica Israel. La protesta fue organizada por el Movimiento mexicano en solidaridad con Palestina y los micrófonos estaban a la disposición de todos.

Miembros de los grupos de la organización que los aglutina identificaron a Israel como una herramienta del dominio usamericano en Oriente Próximo y, sobre todo, un acicate de éste. Los movimientos de emancipación de las mujeres y de vendedores revolucionarios hablaron de las auténticas luchas de liberación nacional de los palestinos, de los africanos, que los iraquíes y los vascos.

Otro grupo, Machetearte, explicó que Obama ganó las elecciones precisamente porque los pueblos de Iraq y Afganistán han resistido la invasión del imperialismo y están haciendo retroceder a los soldados mercenarios.

Un grupo religioso señaló que Gaza es un nuevo Auschwitz y que los responsables deberían ser juzgados en un nuevo Nuremberg. Señalaron que Obama debe hacer honor a sus palabras, «Usamérica es amigo de todas las naciones», retirando las tropas invasoras y de ocupación que mantiene en todo el mundo.

Los organizadores criticaron luego a su propio gobierno neoliberal por su timidez ante la matanza de inocentes palestinos. El gobierno de México es todavía un lacayo del imperialismo, dijeron, mientras que buena parte de Latinoamérica está rompiendo su dependencia. Los gobiernos de Venezuela y Bolivia fueron objeto de elogio por romper relaciones diplomáticas con Israel; los organizadores exigieron a su gobierno que hiciera lo mismo.

A un veterano de las protestas contra el imperialismo, la manifestación ante la «Embajada de la muerte» en esta ciudad de casi 20 millones de habitantes le recordó otra manifestación de hace una docena de años, cuando unos 50.000 mexicanos abarrotaron las ocho vías del paseo de la Reforma en apoyo del proceso Contadora, que buscaba expulsar de Centroamérica a la guerrerista Usamérica. Ahora aquí se terminaron las guerras y algunos países tienen gobiernos antimperialistas. Algunos están en el entorno del ALBA, ajeno al imperialismo usamericano. Tal es el caso de Nicaragua y, parcialmente, también de Honduras y Guatemala. Y en El Salvador, los antiguos guerrilleros del FMLN, que ahora participan en la política electoral, están a punto de ganar las próximas elecciones presidenciales.

Incluso si el imperialismo usamericano seguirá activo durante un tiempo, no pasará una docena de años antes de que el invadido Oriente Próximo alcance su soberanía.

 

Fuente: http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=6889&lg=en
 

Ron Ridenour es miembro de Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística .

El escritor y traductor Manuel Talens es miembro de los colectivos de Rebelión y Tlaxcala .

0