Recomiendo:
0

El mismo grupo que apoyó a Wikileaks impidió el acceso a la web gubernamental ¿Un error o un acto premeditadamente reaccionario?

Anonymous ataca al gobierno venezolano

Fuentes: Rebelión

Anonymous es un grupo de activistas de Internet que, según su propia definición, constituyen un «movimiento sin líderes que trabaja incansablemente para oponerse a todas formas de censura en Internet». Su salto a la fama lo alcanzaron tumbando páginas web de compañías que boicotearon a Wikileaks tras la publicación de los «cablegate». El pasado 19 […]

Anonymous es un grupo de activistas de Internet que, según su propia definición, constituyen un «movimiento sin líderes que trabaja incansablemente para oponerse a todas formas de censura en Internet». Su salto a la fama lo alcanzaron tumbando páginas web de compañías que boicotearon a Wikileaks tras la publicación de los «cablegate».

El pasado 19 de febrero, este grupo dirigió sus ataques contra la web del gobierno democrático venezolano hasta hacerla inaccesible para los internautas. La aprobación de la llamada «Ley Resorte» motivó a estos activistas a su actuación que explican del siguiente modo en sus foros: «Anonymous ha estado siguiendo el desarrollo de la política de censura y opresión a la libertad de expresión en el gobierno de Hugo Chavez. Anonymous reconoce en Hugo Chavez a un enemigo de la libertad de expresión y del Internet, y ha decidido que es necesario hacerle frente. El gobierno de Hugo Chavez nunca podrá callar la voz del pueblo venezolano ni de los ciudadanos del mundo en el internet. Por eso Anonymous ha decidido iniciar la operación AnonVenezuela, con el fin de destruir la censura y hacer frente al ataque al Internet perpretados por el gobierno Venezolano«

Lo que deberían saber los activistas en favor de una internet libre es que el gobierno democrático venezolano no ha censurado ni una sola página web. La «ley Resorte» es una norma que ha sido criticada también desde sectores revolucionarios pero de la cual se eliminaron sus aspectos más discutibles. Lo que  no sabemos es si los militantes anonymous son conscientes de  que la normativa venezolana es infinitamente menos menos restrictiva que la que tienen Gobiernos como el español, el francés, el estadounidense, el británico... Deberían tener en cuenta Anonymous que la UNESCO ha premiado al gobierno presidido por Hugo Chávez por promover el libre acceso a internet y el software libre.  Ni los más reaccionarios opositores a la mayoría revolucionaria que gobierna Venezuela puede señalar un caso de censura en Internet, por lo que parece que este grupo ha actuado con ignorancia o no son tan «apolíticos» como se manifiestan.

Es cierto que Internet está amenazada, pero también se equivocan Anonymous al señalar como principales enemigos de internet a los gobiernos, afirmando ellos que las corporaciones no hacen su papel. Es justo al contrario, las corporaciones son las principales enemigas de un internet libre, en el que, por ejemplo, podamos intercambiar archivos gratuitamente, siendo los gobiernos los que no hacen su papel al plegarse a las exigencias de las multinacionales del entretenimiento y telecomunicaciones.

Estando de acuerdo que la libertad de Internet está en juego propondría las siguientes acciones en defensa de la Red:

Son muchos los ejemplos que podríamos exponer de falta de libertad de expresión en Internet, pero también aprovecharía para reflexionar sobre este nuevo activismo que no se encuadra políticamente. La movilización en Internet contra los censores de Wikileaks o en apoyo al pueblo tunecino son acciones encomiables, pero tras una revolución popular exitosa hay que formar gobierno. El actual gobierno de Venezuela surgió de una revuelta popular similar a la vivida recientemente en Túnez por la carestía del precio del pan. Después de la revolución hay que hacer «política». No sirve de nada protestar si no tienes propuesta para el día en que el pueblo recupera el poder.

——————————————–

Puedes comentar la noticia en

http://carlosmartinez.info/content/view/248/1/

http://twitter.com/#!/carlosmartinezr

[email protected]

——————————————–

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.