Recomiendo:
0

El líder de Wikileaks "actúa como un rey" en busca de titulares seleccionados, acusa un antiguo colaborador partidario de publicarlo todo

Assange pactó «no avergonzar» a Israel

Fuentes: Sirius/La República

Nuevas revelaciones confirman que Assange acordó, con funcionarios de Israel, no publicar los documentos que pudiesen afectar a la seguridad o los intereses diplomáticos de Israel. Esto explica por qué el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que las revelaciones eran «buenas para Israel», tras pactarse que los documentos serían «eliminados» antes de la publicación […]

Nuevas revelaciones confirman que Assange acordó, con funcionarios de Israel, no publicar los documentos que pudiesen afectar a la seguridad o los intereses diplomáticos de Israel. Esto explica por qué el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que las revelaciones eran «buenas para Israel», tras pactarse que los documentos serían «eliminados» antes de la publicación de los otros.

Muchos comentaristas, sobre todo en Turquía y Rusia, se preguntan por qué los cientos de miles de documentos confidenciales divulgados por el sitio no contienen nada que pueda avergonzar al gobierno israelí, como sí ocurre con los demás Estados a que se refieren los documentos.

De acuerdo con un sitio web en árabe de periodismo de investigación, Al-haqiqa Assange recibió dinero de fuentes israelíes semi-oficiales, y, en un acuerdo secreto grabado en vídeo, se comprometieron a no publicar los documentos que pudiesemos afectar a la seguridad o los intereses diplomáticos de Israel.

Asímismo, las fuentes del artículo en Al-haqiqa afirman que muchos ex voluntarios de Wikileaks han salido de la organización por el «liderazgo autocrático» y la «falta de transparencia» de Assange,

En una reciente entrevista con el diario alemán Die Tageszeitung, el ex portavoz de Wikileaks Daniel Domscheit Berg dijo que él y otros disidentes de Wikileaks están preparando el lanzamiento de su propio foro para la divulgación del propósito original de Wikileaks: el intercambio de archivos sin limitaciones.

Para Domscheit Berg, que está a punto de publicar un libro sobre su vida «Dentro de Wikileaks», Assange actua como un «rey» en contra de los deseos de otros miembros. Su política pasa por «llegar a acuerdos» con los medios de comunicación que tienen por objeto crear un «efecto explosivo».

Reunión con Israel

Por otra parte, según las fuentes de Al haqiqa, Assange se reunió con funcionarios israelíes en Ginebra a principios de este año y llegó a un pacto secreto. El gobierno de Israel de alguna manera sabía o esperaba escuchar una gran cantidad de documentos relativos a los ataques israelíes contra El Líbano y Gaza, en 2006 y 2008. Las fuentes del diario añadieron que estos documentos, que venían principalmente de las embajadas de EEUU en Tel Aviv y Beirut, fueron eliminados y destruidos por Assange, posiblemente la única persona que sabe la contraseña para abrirlos.

A raíz de la salida de cables (e incluso antes), el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo en una conferencia de prensa que Israel había «tomado la iniciativa» para limitar los daños causados por las fugas, y añadió que » no hay ningún documento israelí, con confianza, que haya sido revelado por Wikileaks». Tras elogiar a Assange, Netanyahu fue presentado como «un héroe de la transparencia y la apertura» en una entrevista para la revista Time.

En otro artículo, el diario libanés Al-Akhbar, con quien Assange se reunió dos veces, se afirma que se le ofreció «una gran suma de dinero» para obtener unos documentos relacionados con la guerra de 2006, en particular las actas de una reunión celebrada en la embajada en Beirut el 24 julio de ese año.

Tal reunión está ampliamente considerada como un «consejo de guerra» entre los sionistas israelíes y los libaneses, y jugó un papel clave en la guerra contra Hezbollah y sus aliados.

Sin embargo, fuentes del diario confirman que los documentos recibidos por los periodistas de Al-Akhbar «no contienen nada de valor», lo que hace reforzar las acusaciones de un acuerdo con Israel.

http://www.larepublica.es/spip.php?article22516

0