Recomiendo:
0

Australia culpa a EEUU de las filtraciones de WikiLeaks

Fuentes: Reuters

 Australia responsabilizó el miércoles a Estados Unidos de la divulgación por parte de WikiLeaks de cables diplomáticos estadounidenses y dijo que su fundador, el australiano de 39 años Julian Assange, no debía ser acusado. Assange pasó la noche en una cárcel británica después de que un juez en Londres rechazara su puesta en libertad bajo […]

 Australia responsabilizó el miércoles a Estados Unidos de la divulgación por parte de WikiLeaks de cables diplomáticos estadounidenses y dijo que su fundador, el australiano de 39 años Julian Assange, no debía ser acusado.

Assange pasó la noche en una cárcel británica después de que un juez en Londres rechazara su puesta en libertad bajo fianza. El fundador de la web de revelación de secretos se entregó el martes a la policía británica después de que Suecia emitiera una Orden Europea de Arresto en su contra por presuntos delitos sexuales.

Assange ha pasado algún tiempo en Suecia y fue acusado este año de abusos sexuales por dos mujeres suecas que eran voluntarias de WikiLeaks. El abogado del caso aseguró que las denuncias de sus defendidas no forman parte de un complot de motivaciones políticas contra el fundador de la web.

«No tiene nada que ver con WikiLeaks o la CIA», dijo Claes Borgstrom.

Assange ha provocado la furia Washington con las publicaciones de 250.000 documentos secretos estadounidenses.

El ministro de Asuntos Exteriores de Australia, Kevin Rudd, dijo que la gente que originalmente filtró los documentos, y no Assange, era la legalmente responsable y las filtraciones generaban interrogantes sobre la «idoneidad» de la seguridad estadounidense.

«El Sr. Assange no es en sí mismo responsable por la divulgación no autorizada de 250.000 documentos de la red de comunicaciones diplomáticas estadounidense», dijo Rudd a Reuters en una entrevista.

«Los estadounidenses son responsables de ello», señaló Rudd.

SIGUEN LAS REVELACIONES

WikiLeaks prometió que seguirá haciendo públicos detalles de los cables secretos estadounidenses que ha obtenido. Hasta ahora se ha publicado sólo una fracción de la información.

Los últimos despachos, publicados por el diario británico The Guardian, recogen que el líder libio Muamar Gadafi amenazó con suspender el comercio con Reino Unido y advirtió de «enormes repercusiones» si el libio preso por el atentado contra un avión en Lockerbie moría en una cárcel escocesa. El hombre fue puesto en libertad en agosto de 2009.

WikiLeaks también publicó el miércoles cables que señalaban que Arabia Saudí propuso desplegar un «Ejército árabe» en Líbano, con intervención aérea y naval estadounidense, para detener a la milicia chií Hezbolá después de que se hiciera con el control de partes de Beirut en 2008.

Assange se ha convertido en la cara visible de WikiLeaks y es respaldado por figuras como el periodista australiano John Pilger y el director de cine británico Ken Loach como un defensor de la libertad de expresión.

El abogado Borgstrom declaró en una rueda de prensa que los testimonios ofrecidos por las dos mujeres suecas eran creíbles y que había posibilidades de que Suecia finalmente presentara cargos en su contra.

«Más del 50/50», dijo cuando le preguntaron específicamente cuál era la probabilidad.

La fuente original de la filtración no se conoce, aunque un soldado estadounidense que trabajaba como analista de inteligencia en Irak, Bradley Manning, ha sido acusado por autoridades militares de descargar sin autorización más de 150.000 cables del Departamento de Estado.

Las autoridades estadounidenses no han querido decir si esos cables son los mismos que ahora está revelando WikiLeaks.

Assange defendió el miércoles su página en Internet en un artículo de opinión publicado en un diario australiano, diciendo que era crucial para propagar la democracia y se comparó a sí mismo con el barón de los medios Rupert Murdoch en su búsqueda de publicar la verdad.

Supuestos ataques de hackers partidarios de Assange y contrarios a la censura inhabilitaron las páginas de Internet de la fiscalía sueca y del estudio de Borgstrom.

http://es.reuters.com/article/topNews/idESMAE6B70OX20101208?sp=true

0