Recomiendo:
0

Expulsan a USAID

Fuentes: Rebelión

Acusada de conspirar contra el gobierno, de dividir a las organizaciones sociales, de cooptar a dirigentes de sindicatos campesinos y de desviar millones de recursos económicos con el objetivo de velar sus intereses estratégicos, fue expulsada del territorio nacional, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). «Hemos decidido expulsar a USAID […]


Acusada de conspirar contra el gobierno, de dividir a las organizaciones sociales, de cooptar a dirigentes de sindicatos campesinos y de desviar millones de recursos económicos con el objetivo de velar sus intereses estratégicos, fue expulsada del territorio nacional, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

«Hemos decidido expulsar a USAID de Bolivia, se va USAID de Bolivia, pido al hermano canciller (David Choquehuanca) comunicar inmediatamente a la embajada de Estados Unidos», enfatizó el Presidente Evo Morales Ayma en su discurso de homenaje al Día del Trabajo.

En Bolivia, ya se había hecho tradición desde hace siete años que cada primero de mayo se anuncie la nacionalización de alguna empresa privatizada en beneficio estatal; sin embargo, se explicó que la expulsión de USAID de territorio nacional, significa: «nacionalizar y profundizar la dignidad del pueblo boliviano».

USAID trabajó en Bolivia desde 1964 e impulsó proyectos en salud, desarrollo sostenible, producción, medio ambiente y otros y, además, tenía un rol determinante en la lucha contra las drogas.

«Seguramente pensarán todavía que aquí se puede manipular políticamente, económicamente (a los bolivianos), esos son tiempos pasados», afirmó el Jefe del Estado Plurinacional, a tiempo de denunciar que USAID utilizaba a algunos dirigentes de movimientos sociales para dividir sus organizaciones, «a cambio de limosnas».

En noviembre de 2008, el gobierno de Morales expulsó a la agencia antidroga estadounidense (DEA) acusada también de ser parte de un plan de conspiración y se ratificó que Bolivia quiere relaciones de «tú a tú» con Estados Unidos, cuyo gobierno debe renunciar a la mentalidad de dominación y el sometimiento de Latinoamérica y de los países en vía de desarrollo.

PATIO TRASERO

Hace días atrás, el secretario de Estado Norteamericano, John Kerry, calificó a América Latina como el «patio trasero de Estados Unidos» y no como una región que es soberana e independiente y está conformada por numerosas naciones, con diferentes ideas o tendencias políticas, sociales, económicas o culturales.

En un discurso ofrecido ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, el funcionario norteamericano quiso subrayar la importancia que tiene el entablar un mayor acercamiento con América Latina, porque se trata del «patio trasero» de su país.

«América Latina es nuestro patio trasero, tenemos que acercarnos de manera vigorosa…Trataremos de hacer lo posible para tratar de cambiar la actitud de un número de naciones, donde obviamente hemos tenido una especie de ruptura en los últimos años», enfatizó.

El Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia respondió: «seremos un pequeño país, pero igual merecemos respeto».

Se estima que en los últimos 10 años (2002-2012), USAID invirtió alrededor de mil millones de dólares en diferentes proyectos de lucha contra la pobreza en el país; sin embargo, un porcentaje muy bajo habría llegado para los beneficiarios y la mayoría fue destinada a cuidar sus intereses estratégicos.

De fuentes oficiales se confirmó que todos los proyectos con recursos norteamericanos serán asumidos por el gobierno boliviano.

Ante el anuncio de expulsión de USAID de Bolivia, el portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventreell, dijo en Washington que la decisión del gobierno boliviano «es infundada».

Tras la decisión presidencial, desde la Cancillería Boliviana se comunicó a la embajada de Estados Unidos en La Paz que USAID disponía de un tiempo «razonable» para concluir sus operaciones en el país, sin especificar cuánto.

Además, de la expulsión de USAID de Bolivia, el Presidente Evo Morales Ayma, anunció en el Día del Trabajo, el incremento de su salario en un 20 por ciento: de 15 mil bolivianos (2.140 dólares) a 18 mil bolivianos (2.570 dólares) mensuales.

El salario de 18 mil bolivianos mensuales equivale ganar 15 salarios mínimos nacionales.

La expulsión de USAID de territorio nacional causó beneplácito en la mayoría de los sectores sociales; en contrapartida, el anuncio de incremento al salario presidencial ocasionó un gran rechazo en la mayoría de los sectores sociales del país…

Alex Contreras Baspineiro. Periodista y escritor boliviano.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0