Recomiendo:
0

La derecha moviliza a sus grupos de choque para ejercer la autonomía a la fuerza

Fuentes: Bolpress

La derecha autonomista moviliza a la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) a diferentes regiones con el fin de ejercer por la fuerza un régimen autonómico imposible de aplicar en los marcos legales. Los unionistas intentan tomar el Comité Cívico de Camiri, provincia Cordillera de Santa Cruz; en Sucre «apoyarán» a los cívicos opositores en las elecciones […]

La derecha autonomista moviliza a la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) a diferentes regiones con el fin de ejercer por la fuerza un régimen autonómico imposible de aplicar en los marcos legales. Los unionistas intentan tomar el Comité Cívico de Camiri, provincia Cordillera de Santa Cruz; en Sucre «apoyarán» a los cívicos opositores en las elecciones prefecturales de este domingo; en la ciudad de Santa Cruz se aprestan a tomar físicamente las instituciones públicas y en otras zonas de la «media luna» despliegan una «cacería de brujas» para arrinconar a la disidencia. Luego enfrentarse a la Policía, un contingente de la UJC, brazo armado de los cívicos y empresarios cruceños, llegó a la ciudad de Camiri con la intención de tomar el Comité Cívico y posesionar a sus partidarios, informó Hora 25.

En una fraudulenta elección de autoridades cívicas celebrada el 15 de junio con el apoyo del alcalde Gonzalo Moreno, seguidor del prefecto Rubén Costas, fue elegida la nueva directiva del civismo camireño con el voto de no más de 1.500 personas.

La derecha cruceña intenta retomar el control del ente cívico, ahora en manos de grupos sociales opositores al régimen cívico empresarial. La presidenta del Comité Cívico actual Carmen Palenque fue elegida en un cabildo, acto de democracia directa, con la participación de más de 15 mil personas.

Los autonomistas pretenden imponer un directorio apócrifo con la ayuda de los «delincuentes de la Unión Juvenil Cruceñista que se ha trasladado hasta esa ciudad junto al Prefecto Costas y Branko Marinkovic. Quieren evitar que Camiri, y en esto es cómplice el gobierno, materialice la expulsión de la española Repsol YPF e inicie la construcción de una planta separadora de líquidos al actual flujo al Brasil que perjudica los intereses del Brasil», denunció el presidente del Comité de Huelga Mirko Orgaz.

Al igual que Yacuiba, cansada del centralismo de Tarija, Camiri pide la elección del subprefecto con voto popular, pero la oligarquía capitalina se opone.

Los camireños enviaron una carta al prefecto de Santa Cruz pidiéndole «mantener la cordura e imparcialidad en las decisiones soberanas del pueblo de Camiri para decidir la conducción de nuestro Comité Cívico». «Como máxima autoridad del departamento, solicitamos garantice la no ingerencia de la Unión Juvenil Cruceñista, ya que la presencia de este grupo irregular causaría una gran movilización de este noble pueblo, en defensa de su autonomía en la toma de decisiones», dice la carta.

Le exigen además el cumplimiento de las ofertas electorales presentadas en el proceso de descentralización política, las cuales son elección del subprefecto y Consejero Poblacional – provincial por voto popular; y la distribución correcta de los recursos provenientes del IDH y regalías, de acuerdo a las normas vigentes que la Prefectura adeuda a la Provincia Cordillera.

Unionistas en otras regiones

Miembros de la Unión Juvenil Cruceñista llegaron a Sucre para participar en la elección del prefecto el domingo 29. Organizaciones sociales denuncia que el grupo intenta hacer fraude electoral y generar hechos de violencia.

El secretario ejecutivo de la Federación de Campesinos del Departamento de Chuquisaca Esteban Urquizo rechazó categóricamente «la intromisión de grupos vandálicos como la UJC en un acto democrático de nuestro departamento. No pueden meterse aquí, los chuquisaqueños tenemos que definir este proceso y no otros».

La Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos del Beni (FSTCB) denunció que la Prefectura y el Comité Cívico de Beni iniciaron una «cacería de brujas» contra dirigentes que no apoyan el estatuto autonómico. Los disidentes son amenazados y perseguidos. Se denunció que la Prefectura de Beni envió al menos a 300 jóvenes benianos a Tarija para enfrentar a quienes critican el estatuto autonómico.

En la ciudad de Santa Cruz, miembros de la UJC intentaron tomar el retén de peaje del aeropuerto de Viru Viru en el km 17. El diputado de Unidad Nacional (UN) Alejandro Colanzi denunció que el diputado suplente de Poder Democrático Social (Podemos) Wilfredo Añez encabezó la toma de la tranca en Viru Viru el martes. Los líderes del grupo irregular anunciaron que en los siguientes días ocuparán varias instituciones públicas en un intento de tomar el control de «su territorio autónomo».

El gobierno advirtió que no permitirá más tomas organizadas y financiadas por el prefecto Costas, el Comité Cívico y algunos legisladores de Podemos. Se aplicará un plan de contingencia con el uso de la fuerza pública y acudiendo a la conciencia democrática del país, dijo el ministro de Gobierno Alfredo Rada.

Desesperados

El autonomismo cívico empresarial, expresión política de la ultra derecha, apostó por la regionalización de Bolivia buscando modificar un panorama político totalmente adverso para sus intereses. Pero los resultados de las consultas autonómicas confirman que no tienen apoyo mayoritario en sus regiones. Más allá de la pugna étnica y racial exacerbada, en las regiones existen clases sociales, demandas salariales, derechos laborales y humanos, realidades difíciles de encajonar en el maniqueo discurso autonomista.

Cual fiera herida y asustada, la derecha autonomista no tiene otro camino que fomentar la confrontación violenta como única forma de frenar el referéndum revocatorio del 10 de agosto.

0