Recomiendo:
0

La posibilidad de un Bolsonaro argentino

Fuentes: Rebelión

Argentina en estanflación (recesión fuerte e inflación del 45%), rehén del FMI, gobernado por el neoliberal Macri con juicios históricos, la mayoría con sobreseimiento final -contrabando, lavado de dinero, empresas en Panamá para evadir impuestos, favores millonarios a empresas de su padre,…-, una oposición peronista fragmentada y cuyos líderes recomponen, inventan nombres y cambian de […]

Argentina en estanflación (recesión fuerte e inflación del 45%), rehén del FMI, gobernado por el neoliberal Macri con juicios históricos, la mayoría con sobreseimiento final -contrabando, lavado de dinero, empresas en Panamá para evadir impuestos, favores millonarios a empresas de su padre,…-, una oposición peronista fragmentada y cuyos líderes recomponen, inventan nombres y cambian de fragmento en cada elección con tal de conservar el sillón, además de tener a ministros y altos funcionarios en la cárcel por corrupción, una oposición parlamentaria trotskista con un millón de votos y varios diputados nacionales y provinciales, un sindicalismo fuerte pero muy dividido en gremios y tendencias, y con varios importantes dirigentes millonarios en la cárcel por corrupción, posesión de armas largas, etc., y otros que pueden entrar en cualquier momento…

La famosa grieta política entre el kirchnerismo corrupto y el macrismo neoliberal y vendepatria, afecta a los principales medios de comunicación. Los más afines a Macri son los del grupo Clarín, con su radio Mitre y televisiones como America 24 y Crónica. La alerta suena cuando estos medios, desde que las encuestas empezaran a dar a Bolsonaro como probable presidente de Brasil, están dando cancha, minutos y entrevistas al diputado Olmedo, que va por libre y al que califican como el Bolsonaro argentino.

Alfredo Olmedo, terrateniente e hijo del mayor productor de soja del país, de tendencia conservadora católica, hace un año se hizo protestante. He aquí algunas de sus propuestas y posicionamientos:

– servicio militar obligatorio y otro «servicio militar comunitario», con formación en oficios para jóvenes que no estudiasen ni trabajasen. Propuesta de repartir armas entre la población para combatir a los delincuentes comunes.

– slogans de campaña: «no vote al pedo, vote a Olmedo». Incluso llegó a sortear camionetas, tractores, electrodomésticos, etc. entre sus simpatizantes, como estrategia para lograr rápidamente reconocimiento en el electorado.

– educación cristiana obligatoria en las escuelas, opuesto al matrimonio entre personas del mismo sexo y al aborto.

– reiteradas declaraciones homofóbicas: «yo tengo la mente cerrada y el culo también», «de tener un hijo gay, preferiría que muriera en un accidente». Presentó un proyecto de ley para crear lavabos especiales para homosexuales, tanto en lugares públicos como privados.

– el periódico Página/12 denunció que Olmedo recibió 360.000 hectáreas del gobernador de Salta en la década de 1990 y ocupó tierras de forma intimidatoria contra campesinos e indígenas wichi. En una inspección en su finca fueron halladas 400 personas en condiciones infrahumanas de trabajo. Siendo diputado macrista por Salta, fue citado en la Cámara Baja para expulsarlo en el marco de las denuncias por trabajo esclavo en sus campos. Sigue de diputado.

– único diputado en votar en contra de la propuesta de ley para prohibir que se aplique el 2×1, por el que se computaba el doble a represores de la dictadura argentina por cada día de prisión preventiva. Apoyo a militares condenados por delitos de lesa humanidad.

– utilizó una fotografía de Messi sin autorización en afiches y carteles, lo que le valió una demanda millonaria por parte de éste.

– acusado de golpear a su esposa, que lo denunció por malos tratos y violencia continuada.

– en contra de que los extranjeros se atiendan en hospitales públicos de forma gratuita, como es toda la medicina pública argentina.

investigado por sus vinculaciones, por lavado de dinero, con «El Oso» Argumedo, condenado por narcotráfico y asaltos a bancos.

Olmedo está impulsando un partido nacional a su medida llamado Ahora Patria y algunas importantes cadenas de televisión le siguen el juego. Y luego pasa lo que pasa.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0