Recomiendo:
1

Nuestro norte es el sur

Fuentes: Rebelión [Imagen: Zapatistas preparan la gira que realizarán a Europa (enlacezapatista.ezln.org.mx)]

¡Las carabelas regresan a Europa… para unirse a sus fuerzas vivas! Hay noticias que poco se comunican y ésta es una de ellas. Representantes del Pueblo Zapatista de México están viajando en barco a Europa para reunirse con un centenar de grupos y organizaciones sociales de Europa. Esta gira tiene como lema: “Travesía por la Vida”.

El grupo está conformado por 7 personas de los Pueblo originarios maya y azteca: 4 mujeres de 17 a 39 años, 2 varones de 37 y 47 años y una persona transgénero de 39 años. Prevén quedarse unos 4 meses en visita de unos 27 países. Han salida de su tierra, El Chiapas, a finales de abril y piensan llegar en España a mediados de junio.

La meta es “abrazar luchas, compartir resistencias y aprender historias, geografías, calendarios y modos”. Quieren decir que “en el mundo que sentimos en nuestro corazón colectivo, hay lugar para todas, todos, todoas. Simple y sencillamente porque ese mundo sólo es posible si todas, todos, todoas, luchamos por levantarlo… Nos unen los dolores, las rabias y los anhelos: nos duelen los dolores de la tierra, la violencia contra las mujeres, el desprecio a los diferentes en su identidad afectiva, emocional, sexual, el racismo; el militarismo, la explotación, el despojo, la destrucción de la naturaleza… El verdugo es un sistema explotador, patriarcal, piramidal, racista, ladrón y criminal: el capitalismo… que no es posible reformar ni educar o humanizar… Nos une el compromiso de luchar en todas partes para sustituirlo por completo. La supervivencia de la humanidad depende de la destrucción del capitalismo… Toda pretensión de homogeneidad y hegemonía atenta contra la esencia del ser humano: la libertad. La igualdad de la humanidad está en el respeto a la diferencia… Son muchos los mundos que viven y luchan en el mundo… La lucha por la humanidad es mundial porque la destrucción en curso no reconoce fronteras, nacionalidades, banderas, lenguas, culturas, razas… ¡Despertemos!».

No pretenden imponer nada, sino escuchar, mirar y aprender maneras diferentes de luchar por la vida. Han previsto que otros encuentros se programarán para visitar a los demás continentes. Europa es sólo el primer destino.

¡Despertemos!… como han despertado Bolivia, Venezuela y Cuba, como están despertando Colombia y Chile… No nos dice otra cosa el papa Francisco: Despertemos frente a la destrucción catastrófica de la naturaleza, la plaga de las migraciones con sus secuelas de innumerables muertes, la violencia contra las mujeres, la discriminación de los negros y los indígenas, la corrupción descarada… El mismo papa denuncia que el sistema capitalista es la causa principal de estos males y que se fortalece por nuestra ceguera, nuestro individualismo y nuestra pasividad. También insiste el papa que los protagonistas del cambio social serán, seremos principalmente los pobres conscientes, organizados y valientes.

El papa Francisco tiene mucha esperanza en la Iglesia de América Latina, matriz de la teología de la liberación y animadora de una nueva evangelización. Por este motivo ha convocado para noviembre próximo en México una Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe. La meta que nos propone es revisar los compromisos tomados en la 5ª Conferencia Episcopal Latinoamericana de Aparecida, Brasil, en 2007. Allí los obispos nos invitaban a ser “discípulos misioneros” mediante una gran misión continental al servicio del Reino… Para reavivar este ‘fuego sagrado’ del Espíritu en nosotros, el papa quiere no una nueva Conferencia Episcopal, sólo de obispos, sino una Asamblea Eclesial con todas y todos los bautizados. El lema propuesto es: “¡Todos discípulos misioneros en salida!” afín de responder todos a los mayores desafíos de nuestro sufrido continente. Nos invita a escuchar y dar respuestas a los gritos de los pobres y de la naturaleza.

El Consejo Episcopal Latino Americano (CELAM) con sede en Bogotá invita a todos los bautizados a reunirse para aportar desde nuestros grupos, comunidades y parroquias en la preparación de un documento de trabajo. Se trata, en un primer tiempo, de “mirar la vida de nuestros pueblos de América latina y el Caribe y destacar los aspectos que nos interpelan”. Una segunda etapa descubriremos que son llamados de Dios a entender a la luz de las palabras y el ejemplo de Jesús: su Reino busca superar todos los atropellos que sufren los pobres y la naturaleza. Luego iremos encontrando caminos nuevos que sustituyan hechos y estructuras que destruyen las personas y la naturaleza e impiden el crecimiento del Reino. El papa nos convoca a “una triple conversión: personal, comunitaria y social”.

Nuestro país necesita de un gran despertar tanto en lo social como en lo eclesial. La pandemia ha sido la gran oportunidad que el sistema capitalismo supo aprovechar a lo máximo para arrinconarnos, separarnos, aislarnos, explotarnos, asustarnos, matarnos… Vamos a tener un nuevo gobierno capitalista que priorizará la acumulación de riquezas en pocas manos por encima de todo y a costa de todos y de la misma naturaleza. ¡Despertemos! a una vida nueva, una conciencia crítica, una conversión cristiana, una renovada fraternidad, una organización social que transforma las actuales estructuras de explotación, dominación y engaño. Junto al despertar de nuestros pueblos, del pueblo zapatista en particular, emprendamos juntos una gran “travesía para la vida”, uniendo nuestros “dolores, rabias y anhelos” para construir un Ecuador donde quepamos todas, todos y todoas… porque somos orgullosos que “¡nuestro norte es el sur!”

‘TRAVESÍA POR LA VIDA’

Cecilia González.
Así es la gira que el Ejército Zapatista realizará por Europa para compartir «dolores y rabias»

RT. 26 abr 2021 17.
La comitiva zapatista tiene previsto viajar entre seis y ocho semanas en barco para reunirse con cientos de organizaciones sociales. Su primer destino: Galicia.

Una delegación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de México comenzará un largo viaje por barco con la intención de llegar en junio a la costa de Galicia, España, en donde iniciará una gira que durará por lo menos cuatro meses y que abarcará 27 países.

El barco que zarpará el próximo lunes se llama ‘La montaña’, la gira fue bautizada como ‘Travesía por la vida’, la comitiva está formada por siete zapatistas y la intención es abrazar luchas, compartir resistencias y aprender historias, geografías, calendarios y modos.

Los siete zapatistas que cruzarán el Atlántico ya permanecieron en cuarentena por 15 días para garantizar que no tienen coronavirus. Y lo hicieron encerrados en la réplica del barco que fue construida en territorio rebelde en Chiapas y en el que se prepararon para el periplo.

Este lunes partirán desde las montañas del sureste mexicano rumbo al Caribe, al puerto de Isla Mujeres en Quintana Roo, a donde llegarán a más tardar el viernes. Luego permanecerán a bordo del barco durante tres días y el 3 de mayo, día de la Santa Cruz, partirán con la intención de llegar a Europa a mediados de junio.

El Comandante Moisés reveló en un comunicado que hasta ahora han aceptado invitaciones en Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Italia, Luxemburgo, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumania, Rusia, Serbia, Suecia, Suiza, Turquía y Ucrania.

En otra carta, el subcomandante Galeano, quien durante décadas fue mejor y mundialmente conocido como el Subcomandante Marcos, aseguró que si no los dejan desembarcar a mediados de junio en Pontevedra, Galicia, ya sea por la pandemia, pretextos migratorios o franca discriminación o chovinismo, la comitiva está preparada.

«Estamos dispuestos a esperar ahí y desplegaremos, frente a las costas europeas, una gran manta que diga ‘¡Despertad!’. Esperaremos a ver si alguien lee el mensaje y luego otro tanto a ver si, en efecto, despierta; y otro tanto más a ver si hace algo», advirtió.

¿Quiénes van?

Galeano agregó que, si no pueden pisar tierra europea, la delegación zapatista lleva cuatro cayucos (embarcaciones de madera) que construyeron en Chiapas para emprender el regreso.

«Pero si logramos desembarcar y abrazar con la palabra a quienes allá luchan, resisten y se rebelan, entonces habrá fiesta, baile, canciones, y cumbias y caderas estremecerán suelos y cielos distantes entre sí. Y, en ambos lados del océano, un mensaje breve inundará todo el espectro electromagnético, el ciberespacio y eco será en los corazones: la invasión ha comenzado», afirmó.

La comitiva es identificada como Escuadrón 421, ya que está integrada por cuatro mujeres, dos varones y una mujer trans, o, en leguaje zapatista «unoa es otroa», ya que es la forma en que usan el lenguaje inclusivo, junto con la arroba.

El subcomandante Galeano explicó que los siete son seres humanos nacidos en el continente llamado América, latinoamericanos, mexicanos de nacimiento, descendientes de los pueblos originarios mayas, zapatistas y se ofrecieron como voluntarios para realizar la travesía por mar a pesar de la «campaña de terror» que se desató en redes sociales para advertir que corren peligro de muerte.

«No tienen delitos que se les hayan demostrado y que no hayan sido sancionados en su oportunidad. Viven, trabajan, enferman, se curan, aman, desaman, ríen, lloran, recuerdan, olvidan, juegan, se ponen [email protected], toman apunte, buscan pretexto, en suma, viven en las montañas del Sureste Mexicano, en Chiapas, México, Latinoamérica, América, Planeta Tierra, etcétera», dijo.

Así, el Escuadrón 421 está formado por Lupita, una joven tzotzil de 19 años; Carolina, una tzotzil de 26 años que actualmente es comandanta en la dirección político-organizativa zapatista; Ximena, una cho’ol de 25 años, también comandanta, y quien es la segunda al mando en el viaje; y Yuli, de 37 años, originaria tojolabal en la selva fronteriza y ahora tzeltal de la selva Lacandona.

La delegación se completa con Bernal, un tojolobal de 57 años, miembro de la Junta de Bueno Gobierno del EZLN; Darío, un cho’ol del norte de Chiapas, de 47 años, comandante en la dirección política-organizativa zapatista y ahora coordinador de la tripulación; y Marijosé, una tojolobal trans de 39 años que será la primera en desembarcar.

El anuncio

En octubre del año pasado, el subcomandante Moisés explicó que en 2021 se cumplirían los 20 años de la Marcha del Color de la Tierra que el EZLN realizó en México. En conmemoración de la fecha, ahora navegarían y caminarían «para decirle al planeta que, en el mundo que sentimos en nuestro corazón colectivo, hay lugar para todas, todos, todoas. Simple y sencillamente porque ese mundo sólo es posible si todas, todos, todoas, luchamos por levantarlo».

La ‘Travesía por la vida’ fue confirmada el 1 de enero, al cumplirse el 27 aniversario de la sorpresiva irrupción del EZLN, la guerrilla mexicana que después mutó a movimiento político y que desde su aparición pública goza de gran popularidad a nivel internacional.

En una declaración difundida ese día, los zapatistas explicaron que habían establecido múltiples contactos por diversos medios. «Somos mujeres, lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, travestis, transexuales, intersexuales, queer y más, hombres, grupos, colectivos, asociaciones, organizaciones, movimientos sociales, pueblos originarios, asociaciones barriales, comunidades y un largo etcétera que nos da identidad», señaló.

Agregaron que las diferencias entre tantos grupos son variadas, desde las distancias, geografías, culturas, clases sociales, dogmas y más, pero también hay puntos de acuerdo. «Sólo nos unen muy pocas cosas: El que hacemos nuestros los dolores de la tierra: la violencia contra las mujeres; la persecución y desprecio a los diferentes en su identidad afectiva, emocional, sexual; el aniquilamiento de la niñez; el genocidio contra los originarios; el racismo; el militarismo; la explotación; el despojo; la destrucción de la naturaleza», señalaron.

También coinciden en el entendimiento de que hay un responsable de estos dolores. «El verdugo es un sistema explotador, patriarcal, piramidal, racista, ladrón y criminal: el capitalismo. El conocimiento de que no es posible reformar este sistema, educarlo, atenuarlo, limarlo, domesticarlo, humanizarlo. El compromiso de luchar, en todas partes y a todas horas -cada quien en su terreno-, contra este sistema hasta destruirlo por completo. La supervivencia de la humanidad depende de la destrucción del capitalismo. No nos rendimos, no estamos a la venta y no claudicamos», advirtieron.

Otra certeza compartida, dijeron, es que la lucha por la humanidad es mundial. «Así como la destrucción en curso no reconoce fronteras, nacionalidades, banderas, lenguas, culturas, razas; así la lucha por la humanidad es en todas partes, todo el tiempo. La convicción de que son muchos los mundos que viven y luchan en el mundo. Y que toda pretensión de homogeneidad y hegemonía atenta contra la esencia del ser humano: la libertad. La igualdad de la humanidad está en el respeto a la diferencia. En su diversidad está su semejanza», señalaron.

Niños participan en los preparativos de la gira zapatista (enlacezapatista.ezln.org.mx)

Por eso no pretenden imponer su mirada, aclararon, sino escuchar y mirar a otros que tienen la misma vocación de libertad y justicia. Y lo hará a partir de encuentros, diálogos, intercambios de ideas, experiencias, análisis y valoraciones entre quienes se encuentran empeñados, desde distintas concepciones y en diferentes terrenos, en la lucha por la vida.

Anticiparon que los encuentros se realizarán en los cinco continentes con Europa como primer destino a visitar entre julio y octubre de este año, después del cual organizarán viajes en Asia, África, Oceanía y América.
El Escuadrón 421 salió de la Selva Lacandona a finales de abril. Fueron despedidos con música de mariachi, aromas de incienso, ceremonias ancestrales y aplausos. Después partieron en una caravana de camionetas rumbo a Quintana Roo. 

1