Pedro Pierre

Artículos

No solamente no se va a ir la actual pandemia, sino que van a surgir otras más peligrosas y mortales.

Sí, parece que nos estamos acostumbrando a muchas situaciones injustas. Tal vez es por eso que no nos sentimos verdaderamente felices: Vivimos por vivir, nos satisfacemos de pequeños placeres pasajeros, hemos dejado de soñar, somos agresivos, dudamos que las cosas, las personas, las estructuras puedan cambiar…

Este 31 de agosto celebramos 33 años de la Pascua de monseñor Leonidas Proaño que fue obispo de la diócesis de Chimborazo durante unos 30 años. Después de más de tres décadas, su legado perdura vivídamente más allá de Ecuador y de nuestro continente.

La pandemia de la violencia destruye muchas vidas por todas partes y en cantidades cada vez mayor en los países pobres. Si no hacemos nada para revertir esta situación en nuestro Ecuador, ese será nuestro destino fatal.

Las protestas de Colombia nos hacen vivir un momento histórico en América Latina, un momento de cambios irreversibles. Vemos de frente la perversidad mortal del sistema neoliberal que prefiere la muerte de un pueblo a su vida digna. Eso es la esencia del neoliberalismo: vive de la muerte de les pueblo para perpetuarse en manos de unos pocos privilegiados.

Quiero recordar esta semana la masacre de La Casona de Guayaquil, ya que el 29 de mayo ha sido designado como el día de los estudiantes ecuatorianos en homenaje a esos héroes estudiantiles muertos y apresado en esa fecha de 1969.

¡Las carabelas regresan a Europa… para unirse a sus fuerzas vivas! Hay noticias que poco se comunican y ésta es una de ellas. Representantes del Pueblo Zapatista de México están viajando en barco a Europa para reunirse con un centenar de grupos y organizaciones sociales de Europa. Esta gira tiene como lema: “Travesía por la Vida”.

En los muchos comentarios sobre las elecciones, poco se ha hablado de un golpe de Estado que se califica de ‘blando’, es decir suave, porque nos han domesticado.

Era la práctica de las autoridades del imperio romano con los esclavos, o sea, la inmensa mayoría de la población del imperio, hace 2000 años: “¡Pan y circo!” ‘Pan’. Eso quiere decir satisfacer en lo mínimo las necesidades básicas de los esclavos para que se mantuvieran quietos.

Dos acontecimientos históricos marcan la semana que pasó. Los califico de ‘históricos’ porque, a mi parecer, son hitos en el acontecer nacional.

1 2 3 4