Pedro Pierre

Artículos

En estas próximas elecciones tenemos que optar por los candidatos que no han renegado de sus orígenes pobres y que continúan inspirándose en las organizaciones populares.

A quienes dejo mis pertenencias

No hace falta ser un experto en análisis sociológico para calificar el año 2022 como uno de los más desastrosos para la inmensa mayoría de los ecuatorianos.

El actual gobierno se dedica a la acumulación de riqueza de unos pocos, a la evasión y a la mentira a costa del empobrecimiento creciente de la mayoría de las familias ecuatorianas.

El sistema capitalista funciona porque somos sus cómplices y encubridores. Se trata entonces, por una parte, de desaprender lo que se nos ha enseñado desde nuestro nacimiento, en la familia, en los centros educativos, los medios de comunicación, los partidos políticos, las religiones… y, por otra, de aprender a caminar nuevos senderos.

En este artículo el padre Pedro Pierre, realiza una importante reflexión sobre la Iglesia brasileña, que si bien ‘no tiene partido, sí tiene lado: el lado de los pobres’.

Esta es la realidad del Ecuador en este momento: 1% de ricos contra 99% de ciudadanos empobrecidos. De hecho, un grupo de 15 familias, las más ricas del país, controla gracias al actual presidente del gobierno, más de la tercera cuarta parte de las riquezas nacionales y gobierna sólo para ellas mismas.

Generalmente se utiliza esta expresión de manera simbólica. Pero, hoy, las circunstancias nos hacen pensar que dicha expresión es más bien real. Miramos en las calles fuertes preguntas cuestionadoras dirigidas a la alcaldesa de Guayaquil sobre el tan pregonado ‘éxito’ de los 30 años de la gestión municipal por el Partido Social Cristiano.

Tales son, lastimosamente, los calificativos de los títulos de la prensa internacional sobre el Ecuador.

Es lo que está pasando en este momento: La mayoría de los ecuatorianos están siendo castigados por su desorganización.

1 2 3 4 7