Oscar Oramas Oliva | 

Jair Bolsonaro [1] surge en medio de un complot fraguado en Washington, para liquidar a los movimientos progresistas en América Latina y el Caribe, que paso, por la liquidación del Partido de los Trabajadores y de sus dirigentes Dilma Rousseff e Inácio Lula da Silva.

Entrevista a Aparecida Vilaça, licenciada en Biología y profesora en el Museo Nacional de la Universidade Federal de Rio de Janeiro

Junto con las demás poblaciones marginalizadas, los pueblos indígenas se encuentran al final de la línea de atención médica de covid-19, sin mencionar las dificultades de desplazamiento desde regiones distantes de las zonas urbanas. Además, el aislamiento de los indígenas en los hospitales tiene consecuencias aún más devastadoras, ya que sus cosmologías se basan en principios diferentes a los nuestros.

Vijay Prashad | 

Jhuliana Rodrigues trabaja como técnica de enfermería en el Hospital São Vicente en Jundiaí, Brasil. “Es muy difícil”, dice ella de su trabajo en estos días. Brasil acaba de superar las 100.000 muertes de covid-19, con 3 millones de brasileños infectados con el virus. “Nos encontramos con colegas y sentimos una energía pesada, mucha presión, un bloqueo”, dice Rodrigues. Es la vicepresidenta de Sinsaúde Campinas, un sindicato de trabajadores de la salud.

Editorial | 

Patricia Beatriz tenía 38 años y murió en Goiânia sin conocer a su hija. Tenía 34 semanas de embarazo cuando le diagnosticaron covid-19. Danilo Moura, de 41 años, era enfermero en Acre y se contagió el coronavirus trabajando en la línea del frente. Fue hospitalizado el 1 de julio y murió unos días después. El jefe Aritana Yawalapiti, líder del Alto Xingu, tenía 71 años cuando sintió un fuerte dolor en un viaje de pesca y murió dos semanas después.

Leonardo Boff | 

El obispo Pedro Casaldáliga (no le gustaba el título de Don) fue transfigurado el día 8 de agosto de 2020 a los 92 años de edad. Catalán, vino a Brasil y fue consagrado obispo en 1971 para la Prelacía de São Felix do Araguaia-MT. Fue pastor ejemplar, profeta valiente, poeta de gran altura y místico de ojos abiertos. Se hizo conocido por ponerse decididamente del lado de los indígenas y peones expulsados de sus tierras por el avance del latifundio. Su Carta Pastoral de 1971 “Una Iglesia de la Amazonia en conflicto con el latifundio y la marginación social” provocó varias amenazas de muerte y de expulsión del país por la dictadura militar.

Se puede decir más alto, pero no más claro. Jair Bolsonaro es el máximo responsable de la pésima gestión de Brasil frente a la pandemia.

Emir Sader | 

Los números ya parecen decir poco. Todos los días, durante varios meses, más de mil brasileños. Más de 30 mil al mes. Por lo menos un brasileño muere a cada minuto.

Emir Sader | 

Brasil entró en su peor crisis desde el momento en que la derecha rompió con la democracia y luego impidió que Lula fuera elegido presidente de Brasil en la primera vuelta, como indicaban las encuestas. El país habría recuperado su economía, retomado las políticas sociales que reducen las desigualdades, estaría enfrentando la pandemia en mucho mejores condiciones, morirían mucho menos brasileños, todos sufrirían menos.

Jair Bolsonaro ya no sorprende a nadie. Sigue con una mezcla de estupidez, ignorancia e irresponsabilidad sin remedio, mientras Brasil naufraga en la peor tragedia sanitaria de su historia. Y cada día que pasa se refuerza la imagen de que no existe quien sea capaz de pararle la mano.

Washington Uranga | 

En un documento colectivo 152 obispos de Brasil crítican las medidas adoptadas frente al coronavirus, apuntan directamente contra el presidente por sus decisiones y cuestionan el rumbo político y económico del gobierno al que califican de «inepto» e «incapaz».