Recomiendo:
0

El gobernador insiste en que no solicitará licencia y ofrece garantías a maestros que vuelvan a las aulas

Nuevo tiroteo en Oaxaca; aplazan entregar resultados de la consulta

Fuentes: La Jornada

Pequeños brigadistas de la Asamblea Popular vigilan la escuela primaria Francisco Zarco Foto Francisco Olvera La sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) canceló esta noche su asamblea en la que se conocerían los resultados de la consulta sobre el regreso a clases, al argumentar que no existían condiciones de seguridad […]


Foto
Pequeños brigadistas de la Asamblea Popular vigilan la escuela primaria Francisco Zarco Foto Francisco Olvera

La sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) canceló esta noche su asamblea en la que se conocerían los resultados de la consulta sobre el regreso a clases, al argumentar que no existían condiciones de seguridad para desarrollar la reunión; sin embargo, desde la tarde el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) filtró cifras que adelantan mayoría de votos en favor del inicio del ciclo escolar a partir del lunes 30 de octubre.

El argumento para aplazar la sesión, que se realizará a las 9 de la mañana de este jueves, fue que a las 20:20 desconocidos realizaron disparos al aire desde una camioneta en movimiento, en la calzada Madero, a una calle del Hotel del Magisterio, al que ya habían llegado casi todos los secretarios delegacionales.

Las agresiones no son contra mí, sino contra el movimiento: Rueda

»A partir de esos balazos cerca del edificio vimos que no había condiciones», declaró el secretario general de la sección 22, Enrique Rueda Pacheco. Inclusive, se manejó la versión de que los disparos se habían efectuado a su camioneta, pero en el momento de la balacera el líder seccional se encontraba a varias cuadras, sobre la calle Niños Héroes, y decidió ya no presentarse al encuentro.

»Yo estoy bien y el vehículo también. Sí estábamos cerca, pero no fue contra nosotros la agresión. En todo caso es contra el movimiento, como ocurrió la madrugada del domingo, porque quienes apuntaron la bazuka no lo hicieron contra el secretario general, sino contra el movimiento», declaró.

A pesar de que Rueda Pacheco aseguró que no se manipularon los resultados, y si es necesario se realizará un nuevo recuento por delegaciones, esta noche delegados inconformes marcharon al zócalo para reclamar la revisión de la consulta »acta por acta».

Por su parte, esta tarde el gobernador Ulises Ruiz Ortiz insistió en que no solicitará licencia y expresó que su administración garantizará un retorno tranquilo de los maestros a las escuelas. »Que no sientan temor de que sufrirán agresiones o que se trastocarán sus derechos», dijo. Hizo un llamado a los alcaldes y padres de familia para que brinden las facilidades necesarias a los profesores.

Y es que horas antes de que los delegados llegaran al edificio magisterial, su administración filtró a la prensa, a través del IEEPO, supuestas cifras que daban por hecho la apertura de planteles y el inicio de clases el próximo lunes. Esta acción fue similar a la del sábado pasado, cuando la oficina de prensa de Ruiz Ortiz aseguró a un grupo de reporteros que el resultado de la consulta del jueves y viernes había sido de »dos a uno» en favor de regresar a clases.

Según esos presuntos resultados de hoy unos 27 mil profesores habrían votado por iniciar el ciclo escolar 2006-2007, contra 16 mil que lo habrían hecho porque la sección 22 se mantenga como parte fundamental del movimiento que exige la salida de Ruiz Ortiz.

Sin embargo, esos números fueron rechazados por maestros que se instalaron fuera del edificio sindical, sobre todo porque la delegación de Valles Centrales, que es mayoritaria, votó por »seguir de frente» hasta la caída del gobernador Ulises Ruiz, por lo que alegaron la manipulación de la consulta. Los gritos de »¡fraude, fraude!» se escucharon en el auditorio del hotel, al momento que la comisión política de la sección 22 declaró suspendida la sesión y la convocó para este jueves a las 9 de la mañana.

Rueda Pacheco rechazó las versiones del IEEPO porque, declaró, »no es la instancia sindical, no hizo la consulta y sus datos no son los de la sección 22. Ya hasta sabemos los datos, pero la información se mantendrá en reserva hasta la asamblea. Hay muchos rumores de que ganan unos y otros, pero somos enemigos de dar tendencias o adelantar datos».

Afirmó que su dirigencia tiene todas las actas por asamblea delegacional y ofreció »claridad, porque no es necesario ocultar la información, mucho menos cambiarla», y exhortó a los profesores de base a respetar el resultado final.

»Algunos que no sienten fuertes sus posiciones ahora pretenden desacreditar el proceso diciendo que hay fraude. Nunca hemos operado fraudes y las actas estarán a la vista».

En tanto, el gobernador Ulises Ruiz afirmó que no suspenderá sus recorridos por las regiones del estado, luego de que en los días recientes ha tenido que cancelar actos por fricciones entre simpatizantes de la APPO, militantes del PRI y policías. El martes, en Cosolapa, policías realizaron disparos al aire con rifles R-15 para dispersar una manifestación, aunque Ruiz Ortiz aseguró que se trató de »cohetitos».

Mis giras de trabajo, exigencia de las comunidades, dice Ruiz

Sus giras de trabajo, argumentó, son »una exigencia de las propias comunidades», y afirmó que no cederá a actos de provocación. También cuestionó las opiniones de legisladores y partidos políticos que consideran su dimisión a la gubernatura como la única vía para solucionar el conflicto magisterial y de las organizaciones sociales, en virtud de que »están politizadas y persiguen objetivos ajenos a los intereses generales de los oaxaqueños».

Aseguró además que continúa el diálogo con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), a través de la mesa en la Secretaría de Gobernación, donde se han formulado propuestas ante sus demandas y peticiones, y dijo que persiste la voluntad del gobierno estatal de establecer una »nueva relación seria, respetuosa y transparente en la medida de los presupuestos del estado», así como llevar a cabo reformas estructurales que permitan »generar una nueva convivencia social armónica».

Mientras, por tercer día consecutivo, colonos de la agencia municipal de Pueblo Nuevo continuaron la disputa por el control de la escuela primaria Francisco Zarco, que apenas el lunes fue reabierta por padres de familia supuestamente vinculados al Partido Revolucionario Institucional, para que sus hijos y los de comunidades cercanas acudieran a ese plantel.

Sólo unas horas después, la noche del martes, brigadistas de la APPO y vecinos clausuraron la escuela y, como hicieron con la primaria Emiliano Zapata, el jardín de niños Rufino Tamayo y la telesecundaria, sellaron las puertas con soldadura eléctrica. Además, bloquearon el tránsito con un autobús, que fue estacionado en la esquina de la carretera internacional 200 y la calle Francisco Zarco, e instalaron una barricada con llantas, piedras y alambres.

Los simpatizantes de la APPO y un grupo de padres de familia durmieron a las afueras de la escuela para resguardarla y al amanecer realizaron una asamblea en la que se acordó instalar un puesto de vigilancia permanente para evitar una nueva toma de las instalaciones.

Mujeres, e inclusive niños e integrantes de la comisión de seguridad de la APPO, mantuvieron vigilados los alrededores armados con palos y piedras. A su vez, los padres de familia que habían ingresado a la primaria se mantuvieron lejos de la barricada y decidieron no acercarse al sitio donde se encontraban los brigadistas para evitar una confrontación. Sin embargo, la víspera habían comprado un centenar de toletes y se habían armado con machetes.

Durante la mañana continuaron las clases en dos domicilios particulares -uno de ellos un centro de lavado de autos- para alumnos de primaria y secundaria, pero la mayoría de padres decidió no llevar a sus hijos para mantenerlos a resguardo.

Llamado a no permitir que se abra ni una escuela más

Apenas ayer, la APPO emitió como parte de sus acuerdos un llamado a sus organizaciones y simpatizantes a no permitir la apertura »de ninguna escuela más», aun cuando anunció que respetaría los acuerdos de la asamblea estatal del SNTE, respecto del regreso o no a las aulas.

Otro de los resolutivos del movimiento fue impulsar la toma de más estaciones de radio, luego de que la señal de La Ley fue bloqueada, y ante ello la radiodifusora Antena 89.7, del Grupo ACIR, decidió suspender sus transmisiones.

En contraparte, y para evitar el efecto que han causado las emisiones del movimiento a través de las estaciones La Ley, Radio Universidad y La Voz de la Verdad, tomadas en junio y agosto pasado por el movimiento magisterial, simpatizantes del gobernador Ulises Ruiz Ortiz iniciaron transmisiones a través de Radio Ciudadana, en el 99.1 de frecuencia modulada, aun cuando carece de permiso por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

0