Recomiendo:
0

Recuperar la credibilidad

Wikipedia tiene un grave problema

Fuentes: Rebelión

» Autodefinida como un esfuerzo colaborativo por crear una enciclopedia gratis, libre y accesible por todos. Permite revisar, escribir y solicitar artículos.» Así comienza Google describiendo a Wikipedia en la primer entrada de las 951.000 páginas en español que el buscador ofrece de Wikipedia. Y, » Bienvenidos a Wikipedia, la enciclopedia de contenido libre que […]

» Autodefinida como un esfuerzo colaborativo por crear una enciclopedia gratis, libre y accesible por todos. Permite revisar, escribir y solicitar artículos.» Así comienza Google describiendo a Wikipedia en la primer entrada de las 951.000 páginas en español que el buscador ofrece de Wikipedia.

Y, » Bienvenidos a Wikipedia, la enciclopedia de contenido libre que todos pueden editar» es la descripción que la propia enciclopedia se adjudica.

Pero a pesar de estos puntos de partida tan sugerentes, algunos de sus bibliotecarios encabezados por Gusgus, han calificado a www.rebelion.org como una «fuente no neutral y verificable» y no han tenido mejor ocurrencia que considerarla como spam quedando así inexistente y excluida para cualquier referencia o consulta en Wikipedia.

El fondo de la cuestión es una trama organizada en defensa del régimen sionista israelí y no otra cosa porque, aunque esto no es ninguna novedad, todos hemos de aceptar que el apartheid de los palestinos y la ocupación permanente de Palestina es normal, contribuye a la paz internacional y resuelve el problema de los diez millones de palestinos a los que se les niega su identidad y muchas más cosas no menos importantes. Hemos de aceptar también que los intereses geoestratégicos lo justifican todo. Y, para quien esto no sea así o se le ocurra criticarlo es un spam y queda vetado en Wikipedia.

Pero ahora Wikipedia tiene un grave problema: recuperar la credibilidad.

A no ser que desee iniciar el camino del «Gran Hermano» de «1984» y deje atrás a Orwel, porque desde luego este sería el método y este el comienzo para ello.

Para recuperar la credibilidad ahora no sólo basta ya con readmitir en sus contenidos a Rebelión sino que ha de tomar medidas drásticas con los que de forma premeditada y alevosa han organizado este montaje. No es Rebelión quien tiene el problema, sino justamente Wikipedia que es quien ha de mover ficha.

Todo lo demás ya está dicho, incluso los pretendidos argumentos a base de descalificaciones y de otras argucias que contienen de todo menos rigor.

Sirva de epílogo que defiendo el proyecto Rebelión -como fácilmente puede deducirse-, pero desde luego no comparto, necesariamente, todos los artículos ni comulgo con todos los autores, faltaría más, pero deseo y apuesto porque a las decenas de personas que hacen posible el proyecto Rebelión y a los cientos de autores que colaboran les suceda lo mismo, y lo mismo a sus lectores. ¡Qué menos!

0