Recomiendo:
0

Caso Couso en Wikileaks

Escándalo bananero en tierras del Quijote

Fuentes: La pupila insomne

El término «república bananera» fue acuñado por el escritor estadounidense O. Henry para referirse a Honduras en su volumen de cuentos Cabbages and Kings y ha quedado para acuñar de modo despectivo el comportamiento corrupto y genuflexo de un gobierno ante intereses extranjeros. Hay definiciones hechas desde el viejo continente que asocian el calificativo sólo […]

El término «república bananera» fue acuñado por el escritor estadounidense O. Henry para referirse a Honduras en su volumen de cuentos Cabbages and Kings y ha quedado para acuñar de modo despectivo el comportamiento corrupto y genuflexo de un gobierno ante intereses extranjeros. Hay definiciones hechas desde el viejo continente que asocian el calificativo sólo a «ciertos gobiernos de los países suramericanos, centroamericanos, del Caribe, Asia y África». Sin embargo, «es de república bananera», ha sido el modo en que el hermano de José Couso -camarógrafo español asesinado por las tropas norteamericanas en Iraq- describió el comportamiento de las autoridades de su país ante el embajador norteamericano en Madrid, revelado por las filtraciones de Wikileaks.

Tanto el fiscal general del Estado español Cándido Conde-Pumpido, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, como la entonces Vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, entraron en conciliábulos con el representante de Estados Unidos en Madrid, el cubanoamericano Eduardo Aguirre. El objetivo era dar por cerrado el caso del crimen cometido por militares norteamericanos y el cable que lo prueba no deja lugar a dudas sobre la exactitud de los términos empleados por Couso.

Interrogado acerca del asunto, Javier Couso declaró a la prensa: «Nunca pensamos que iba a llegar a este nivel de escándalo contra la soberanía nacional de nuestro país, a esa doble moral con los derechos humanos y esa connivencia de un Gobierno en la ocultación de delitos con un nacional como era mi hermano». Para Couso «ha quedado en papel mojado el Estatuto de la Fiscalía, que debe investigar delitos y en lugar de eso los ocultan y al servicio de otro país».

Poco habría que adicionar a esas palabras, que hacen recordar el lamentable comportamiento de imperialismo en miniatura con que el gobierno español se pasea por Afganistán mientras da la espalda al pueblo saharaui. «Cosas veredes Sancho», en la tierra del Quijote, tan árida para el cultivo del banano. Menos mal que allí mismo surgen voces como la de Javier Couso, que nos hace recordar a José Martí: «Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres.»

http://lapupilainsomne.wordpress.com/2010/11/30/escandalo-bananero-en-tierras-del-quijote/#more-4968

0