Recomiendo:
0

Informe de la policía iraquí detallando la muerte de civiles a manos de tropas estadounidenses

Fuentes: Knight Ridder Newspapers

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

La policía iraquí ha acusado a las tropas estadounidenses de ejecutar a once personas, incluida una anciana de 75 años y un bebé de seis meses, como consecuencia del asalto llevado a cabo el miércoles pasado en una casa a unas 60 millas al norte de Bagdad.

Los campesinos fueron asesinados después de que los soldados estadounidenses les amontonaran en una única habitación de la casa, según un documento de la policía obtenido por Knight Ridder Newspapers. Los soldados también quemaron tres vehículos, mataron a los animales de los campesinos y dinamitaron la casa, decía el documento.

Un portavoz militar estadounidense, el Mayor Tim Keefe, dijo que el ejército de EEUU no tiene información que apoye las acusaciones y que no había oído nada antes de que el domingo un periodista le llamara la atención sobre los hechos.

«Estamos preocupados al oír acusaciones como esa, pero es también muy probable que no sean verdad», dijo. Añadió que los soldados estadounidenses «tomaban todas las preocupaciones para evitar daños a los civiles. La pérdida de vidas inocentes, especialmente de niños, es lamentable.»

Las acusaciones de que las tropas estadounidenses han asesinado a civiles son algo común en Iraq, aunque en la mayoría de los casos que son juzgados posteriormente se alega que son infundados o exagerados. Los investigadores de la Marina anunciaron la pasada semana que estaban indagando si los marines habían asesinado intencionadamente a 15 civiles iraquíes -cuatro de ellos mujeres y cinco niños- durante el pasado noviembre.

Pero el informe de las matanzas en el área de Abu Sifa en Ishaqi, ocho millas al norte de la ciudad de Balad, es inusual porque tuvo su origen en la policía iraquí y porque esa misma policía estaba deseando responsabilizarse del informe.

El relato, que también contenía breves descripciones de otros sucesos en la zona, fue recogido por el Centro de Coordinación Mixta en Tikrit, una centro de seguridad regional levantado con la ayuda militar de EEUU. Un coronel de la policía iraquí firmaba el informe, que se basaba en comunicaciones de la policía local.

El General de Brigada Issa al-Juburi, que dirige el centro, dijo que su oficina había conseguido el informe el miércoles y que reflejaba exactamente la dirección de la investigación policial que actualmente se desarrolla sobre el incidente.

También dijo que conocía al oficial que dirigía la investigación. «Es un policía entregado, y un buen agente», dijo cuando contestó desde Tikrit a la llamada telefónica desde Bagdad. «Confío en él».

El caso implica un asalto llevado a cabo por soldados de EEUU, según un informe oficial estadounidense, en respuesta a una información recibida de que un miembro de al-Qaida en Iraq se hallaba en la casa.

Los vecinos, entrevistados por un corresponsal especial de Knight Ridder, estuvieron de acuerdo en que el miembro de al-Qaida estaba en la casa. Dijeron que estaba visitando al dueño de la casa, que era pariente suyo. Los vecinos dijeron que el propietario de la casa era un maestro de escuela.

Según los relatos de la policía, militares y testigos presenciales, los soldados estadounidenses se aproximaron a la casa alrededor de las 02,30 horas de la madrugada, produciéndose un incendio. Según todos los informes, además del intercambio de disparos con alguien del interior de la cosa, las tropas fueron apoyadas por un helicóptero de combate que disparó sobre la casa.

Pero los relatos difieren acerca de lo que sucedió tras el fuego.

Según el informe estadounidense, la casa se derrumbó debido al intenso fuego. Cuando las fuerzas de EEUU buscaron entre los escombros encontraron a un hombre, el sospechoso de al-Qaida, vivo. Fue arrestado. También encontraron un hombre muerto que creían tenía conexiones con al-Qaida, dos mujeres y un bebé muertos.

Pero el informe realizado por el Centro de Coordinación Mixta, que se basó en un informe realizado por la policía local, dijo que las fuerzas de EEUU entraron en la casa cuando todavía estaba en pie.

«Las fuerzas estadounidenses reunieron a los miembros de una familia en una habitación y ejecutaron a once personas, incluidos cinco niños, cuatro mujeres y dos hombres», decía el informe. «Después, bombardearon la casa, quemaron tres vehículos y mataron a los animales.»

El informe identificaba a los muertos por su nombre, dando sus edades. Los dos hombres muertos tenían 22 y 28 años. Una de las mujeres 22, otra 23, una tercera 30 y la cuarta tenía 75 años. Dos de los niños tenían 5 años, dos tenían 3 y el quinto tenía 6 meses, decía el documento.

El informe aparecía firmado por el Coronel Fadhil Muhammad Khalaf, que era descrito en el documento como el ayudante jefe del Centro de Coordinación Mixta.

Un comandante de la policía local, el Teniente Coronel Faruq Hussain, entrevistado por un corresponsal especial de Knight Ridder en Ishaqi, dijo que las autopsias en el hospital de Tikrit «revelaron que todas las víctimas tenían agujeros de bala en la cabeza y que todos los cuerpos estaban esposados». Los esfuerzos llevados a cabo el pasado domingo para contactar con los portavoces del hospital fueron infructuosos.

Keefe, el portavoz militar estadounidense, dijo que había visto fotografías de las víctimas y que no se veían esposas, lo que le hacía dudar de la fiabilidad del informe.

Sin embargo, expresó que no había razones para dudar del relato proporcionado por la policía local.

«Llevamos a cabo una investigación preliminar», dijo. «Hay oficiales investigadores sobre el terreno».

Keefe dijo que no sabía qué unidad había llevado a cabo el asalto. Un informe oficial del asalto proporcionado el domingo por los militares tampoco mencionaba por su nombre la unidad implicada en el mismo.

Ibrahim Hirat Khalfa, cuyo hermano Faiz era el propietario de la casa y estaba entre los muertos, dijo que había observado y escuchado el asalto desde su casa a una distancia de 100 yardas. Dijo que las tropas estadounidenses habían utilizado seis misiles desde los helicópteros para destruir la casa cuando se marcharon.

Abu Hijaran, de 38 años, y vecino, dijo que los que vivían en la casa eran personas buenas y respetadas, aunque el miembro de al-Qaida buscado no era bien conocido.

Rashid Thair, un empleado de Ishaqi, dijo que la ciudad estaba en estado de shock por las matanzas.

«Todo el mundo asistió al funeral», dijo. «Queremos que los estadounidenses den una explicación por este horrible crimen que se llevó la sonrisa y los sueños de once personas en una noche de primavera, y destruyó hasta los más sencillos juguetes de los niños.»

Tres corresponsales especiales de Knight Ridder Newspapers han contribuido a este informe. Sus identidades se mantienen en el anonimato por razones de seguridad.

____

INFORME POLICIAL

Esta es la traducción del informe de la policía iraquí obtenido por Knight Ridder, que incluye informes de sucesos no relatados en el asalto de Ishaqi.

En el nombre de Dios misericordioso

Esto son los sucesos que tuvieron lugar en la mañana y tarde del 15 de marzo de 2006.

1. Operaciones del Ministerio del Interior:

Todas las fuerzas pertenecientes al Ministerio del Interior permanecerán en su totalidad en estado de alerta desde el miércoles 15.3.2006 hasta las 10,00 horas del 17.3.2006.

2. Centro de Coordinación de Beji:

A las 8,10 h., hombres armados en un vehículo blanco, tipo pato (referencia al nombre local de un modelo Toyota) secuestraron al niño Mohamed (Badei Khaled) en la escuela de Samaha en Beji (mapa de coordenadas 617667).

3. Centro de Coordinación de Dujail:

A las 07,30 h. un camión de benzina ardió cerca de la gasolinera de Gassem al Queisy, después de que uno de sus neumáticos se incendiara. En el incidente se abrasó el conductor (Hamed Abdalilah) y fue transportado al hospital (mapa de coordenadas 263519).

4. Centro de Coordinación de Balad:

A las 02,30 h. del 15.3.2006, según el telegrama (informe) del directorio de policía de Ishaqi, las fuerzas estadounidenses utilizaron helicópteros para transportar tropas hasta la casa de Faiz Harat Khalaf, situada en el pueblo de Abu Sifa del distrito de Ishaqi. Las fuerzas estadounidenses reunieron a los miembros de la familia en una habitación y ejecutaron a once personas, incluidos 5 niños, 4 mujeres y dos hombres, después bombardearon la casa, quemaron tres vehículos y mataron a sus animales (mapa de coordenadas 098702).

Los asesinados eran:

Turkiya Muhammed Ali, 75 años.

Faiza Harat Khalaf, 30 años.

Faiz Harat Khalaf, 28 años.

Um Ahmad, 23 años.

Sumaya Abdulrazak, 22 años.

Aziz Khalil Jarmut, 22 años.

Hawra Harat Khalaf, 5 años.

Asma Yusef Maruf, 5 años.

Osama Yusef Maruf, 3 años.

Aisha Hara Khalaf, 3 años.

Husam Harat Khalaf, 6 meses.

(Firmado)

Coronel del equipo

Fadhil Muhammed Khalaf

Ayudante Jefe del Centro de Coordinación Mixta.

16 de marzo de 2006.

Texto original en inglés:

www.mercurynews.com/mld/mercurynews/news/world/14138980.htm

0