David Brooks

Artículos

La república/ democracia/ imperio estadunidense está en mal estado. Aquí una selección de algunos de los síntomas del malestar exhibidos en la última semana.

A lo largo de las últimas dos semanas, ambas convenciones nacionales, la demócrata y la republicana, proclamaron en esencia el mismo mensaje: el triunfo del contrincante representa una amenaza existencial a la república democrática de Estados Unidos. La pregunta es: ¿qué tal si ambos tienen razón?

Estados Unidos vive el movimiento de protesta social más grande de la historia del país.

El estallido social contra el racismo que sacude a Estados Unidos desde hace tres semanas ha transformado el debate nacional, provocado reformas y está por reinventar el futuro. Todos están asombrados por las dimensiones de este levantamiento cívico, el cual ya no trata sólo sobre el aparato de seguridad pública, sino que tiene que ver también con la violencia de la injusticia económica.

Algunos argumentan que la especulación sobre una ruptura fundamental con las reglas del juego democrático están teñidas con demasiada paranoia, pero la historia está repleta de lecciones parecidas.

El ex vicepresidente de EE.UU. también se lleva Misisipi, Misuri y Idaho.

La concentración de riqueza y la desigualdad económica han llegado a su punto más extremo en un siglo. No sorprende que siete de cada 10 estadunidenses afirmen que el actual sistema favorece de manera injusta a los intereses más ricos y poderosos. Las consecuencias de esta desigualdad se manifiestan de varias maneras, tal vez la mas dramática es el nuevo fenómeno de «las muertes de la desesperación».

  Niños al lado de un cartel con la imagen profanada del presidente Donald Trump escuchan un discurso de condena a Estados Unidos por haber ordenado el asesinato del general iraní Qasem Sulaimani, en una manifestación en Pakistán. Foto Ap. Diecinueve años desde que se proclamó la aparentemente infinita guerra contra el terror y en […]

  La mayoría de los jóvenes estadunidenses dicen favorecer el socialismo, y ahora hasta las cúpulas políticas y mediáticas admiten que ya no pueden descartar que Bernie Sanders, quien se define como un socialista democrático, gane la candidatura presidencial demócrata para 2020. La imagen, ayer en Nueva Hampshire. Foto Ap. Las luces que irrumpen, interrumpen, […]

Las mentiras de la guerra de EE.UU. contra Afganistán

Vale subrayar que los encargados de la guerra trabajaron en gobiernos republicanos y demócratas; de George W. Bush a Barack Obama, y ahora Trump.

1 2 3 71