Recomiendo:
0

Mercenarios británicos matan a civiles iraquíes

Fuentes: Al–Jazeera

Traducido para Rebelión por Germán Leyens

En un esfuerzo calculado por aplastar la creciente resistencia, las fuerzas de ocupación en Irak atacan todos los días a civiles inocentes, pero no se nos informa sobre la dimensión o la brutalidad de las atrocidades cometidas, gracias a la cobertura sesgada de los principales medios noticiosos que pretenden difundir «noticias».

Por desgracia, los medios mundiales no mostraron el vídeo ‘trofeo’ que muestra a guardias de seguridad en Bagdad disparando al azar a civiles iraquíes, porque necesitan la atención para los numerosos escándalos de abusos relacionados con las brutales acciones brutales de EE.UU. en Irak.

Han iniciado dos investigaciones después de que el vídeo fue colocado en www.aegisIraq.co.uk, según reveló el Sunday Telegraph. Pero el vídeo lo eliminaron.

El vídeo, que estaba vinculado extraoficialmente con Aegis Defence Services, y que contenía cuatro secuencias separadas, en las que guardias de seguridad abren fuego con rifles automáticos contra coches civiles, provocó preocupaciones de que firmas de seguridad privada podrían ser responsables de las muertes de cientos de civiles inocentes en ese país desgarrado por la guerra.

El tiroteo tuvo lugar en la «ruta irlandesa», que vincula el aeropuerto con Bagdad, y que es considerada una de las carreteras más peligrosas del mundo por la cantidad de ataques con coches bomba y bombas de borde de ruta, así como las emboscadas.

En una escena, el vídeo muestra como disparan contra un Mercedes desde una distancia de varios cientos de metros antes de que se estrelle contra un taxi civil. La última secuencia del vídeo muestra a un coche civil blanco al que atacan con fuego de rifles mientras se acerca a un vehículo de la compañía de seguridad. El metraje muestra las balas que dan en el coche antes de que éste se detenga lentamente.

En uno de los vídeo-clips se oye acento escocés o irlandés.

Un portavoz de la firma de la defensa Aegis Defence Services – establecida en 2002 por el teniente coronel Tim Spicer, antiguo oficial de los Guardias Escoceses – confirmó que la compañía realiza una investigación interna para ver si alguno de sus empleados estuvo involucrado.

Pero el sitio en la red aclara que «Este sitio no pertenece a Aegis Defence Ltd. pertenece a los hombres en el terreno que forman el corazón y el alma de la compañía.»

También contiene un mensaje del teniente coronel Spicer, que dice: «Me preocupa el interés de los medios por el sitio y recuerdo a todos sus obligaciones contractuales de no hablar o ayudar a los medios sin obtener la aprobación de la dirección del proyecto o de Aegis Londres.

«Absténganse de colocar cualquier cosa que sea perjudicial para la compañía ya que podría conducir a la pérdida o restricción de nuestro contrato con la pérdida resultante para todos.»

Además, el Foreign Office [Ministerio de Exteriores británico] confirmó que inició una investigación, junto con Aegis, una de las mayores compañías de seguridad que operan en Irak, de los incidentes descritos en el vídeo. Aegis está a cargo de una serie de tareas de seguridad y ayudó a recolectar las boletas electorales en el reciente referendo de Irak. Obtuvo un contrato de seguridad de 220 millones de libras en Irak de la administración Bush.

No es la única compañía de seguridad que utiliza semejantes métodos brutales e inhumanos en Irak. Numerosas compañías de seguridad que obtuvieron contratos en Irak del gobierno de EE.UU. adoptan reglas similares.

Tal como los vehículos del Ejército de EE.UU., que llevan letreros que advierten a los conductores que mantengan distancia del vehículo, los coches de Aegis también tienen letreros que dicen: «Peligro. Manténganse lejos. Autorizados a utilizar fuerza letal.»

El Sunday Telegraph dijo que fue informado por el capitán Adnan Tawfiq del Ministerio del Interior iraquí que trata los temas de compensación, de numerosas quejas de familias que dicen que sus parientes fueron alcanzados por tiros de contratistas privados de seguridad mientras estaban de viaje.

«Cuando las compañías de seguridad matan a la gente, simplemente se van y no se hace nada. A veces llamamos a las compañías respectivas y desmienten todo. Las familias no reciben ningún dinero o compensación. Yo diría que hemos tenido entre 50 y 60 incidentes de este tipo,» dijo Tawfiq.

Por lo menos 100.000 civiles iraquíes, incluyendo mujeres y niños, han muerto en Irak desde el inicio de la guerra en marzo de 2005. La mayoría de estas muertes fue el resultado de ataques aéreos realizados por las fuerzas de ocupación dirigidas por EE.UU. señalo el año pasado The Guardian, sobre la base de informes de expertos sanitarios iraquíes y estadounidenses.

http://www.aljazeera.com/me.asp?service_ID=10194

El vídeo original se puede ver en:
mms://media.telecinco.es/telecinco/informativos/informativos_ba/051129iraq_convoy.wmv

0