Recomiendo:
0

Uno de cada tres iraquíes necesita ayuda de emergencia

Fuentes: Gara

Uno de cada tres iraquíes necesita ayuda humanitaria de emergencia, según destaca el informe elaborado por Oxfam y NCCI, organizaciones que trabajan en el país árabe. El informe destaca que las administraciones implicadas en Irak no hacen lo suficiente para atender necesidades básicas como agua, higiene o alimentación. El 70% de los iraquíes no tiene […]

Uno de cada tres iraquíes necesita ayuda humanitaria de emergencia, según destaca el informe elaborado por Oxfam y NCCI, organizaciones que trabajan en el país árabe. El informe destaca que las administraciones implicadas en Irak no hacen lo suficiente para atender necesidades básicas como agua, higiene o alimentación. El 70% de los iraquíes no tiene suministro de agua y el 90% de los niños tienen problemas de aprendizaje.

Ocho millones de iraquíes, lo que equivale a casi uno de cada tres ciudadanos, necesitan ayuda de emergencia, según señalan en un informe Oxfam y NCCI, una red de organizaciones humanitarias que trabajan en Irak.

En el documento, estas organizaciones resaltan que, si bien la terrible situación de falta de seguridad es el mayor problema de los iraquíes, el Gobierno de Irak y otras administraciones con influencia deberían trabajar más para atender las necesidades básicas, como agua, higiene y alimentación.

Según el texto, cuatro millones de iraquíes -el 15% de la población- no pueden comprar alimentos suficientes; el 70% no tiene suministro de agua -en comparación con el 50% en 2003-, mientras que el 92% de los niños tienen problemas de aprendizaje, en su mayoría provocados por la atmósfera de temor en la que viven.

Millones de desplazados

Más de dos millones de personas, la mayoría mujeres y niños, han sido desplazados dentro de Irak, en tanto que otros dos millones son refugiados, principalmente en Siria y Jordania.

El director de Oxfam Internacional, Jeremy Hobbs, señala en el informe que la desnutrición entre los niños ha aumentado de manera dramática y los servicios básicos, arruinados por años de guerra y sanciones, no pueden atender las necesidades de los iraquíes.

«Millones de iraquíes se han visto forzados a huir de la violencia, ya sea a otra parte de Irak o al extranjero. Muchos de ellos viven en extrema pobreza», añadió.

«A pesar de la terrible pobreza, el Gobierno iraquí, la ONU y la comunidad internacional podrían hacer más para atender las necesidades de la gente», subrayó Hobbs.

El Gobierno iraquí, agregó, se tiene que comprometer a ayudar a los ciudadanos más pobres de Irak, incluso a los desplazados internos, con la distribución de paquetes de comida.

Los donantes occidentales deben trabajar a través de organizaciones humanitarias iraquíes e internacionales, y desarrollar sistemas más flexibles para asegurar que estas organizaciones puedan operar de manera eficaz y efectiva, resaltó el director de Oxfam.

Acabar con el conflicto

Si bien hay una necesidad urgente de una mayor ayuda humanitaria, Oxfam y NCCI creen que poner fin al conflicto debe ser asunto prioritario de todas las personas involucradas en Irak.

«El Gobierno iraquí y las fuerzas multinacionales deben también asegurar que sus tropas respetan sus obligaciones morales y legales de no hacer daño a los civiles y sus propiedades», dice el informe elaborado por las dos organizaciones humanitarias.

El texto agrega que Oxfam tenía personal en Irak, pero se vio obligado a retirarlo debido a los problemas crónicos de seguridad.

Al menos siete muertos tras la victoria en la Copa de Asia de fútbol

Dos explosiones registradas al norte de Bagdad dejaron ayer al menos siete muertos, una hora después de que los iraquíes salieran a festejar su victoria en la final de fútbol de la Copa de Asia. Fuentes policiales informaron de que la explosión de un camión bomba conducido por un suicida cerca de un puesto de control conjunto de la Policía y del Ejército iraquíes en Sayed Gharib, cerca de Balad, se cobró seis vidas e hirió a cuatro personas.

El segundo estallido fue el de un coche bomba aparcado junto a otro puesto de control de la Policía, en la entrada occidental de Balad, en el que murió un policía y cuatro más resultaron heridas.

De otro lado, horas antes, al menos tres personas murieron en enfrentamientos entre insurgentes y ciudadanos de Al Miqdadiya, a 65 kilómetros al noreste de Bagdad, durante los cuales los rebeldes secuestraron a doce civiles. Según informó el mando militar, dos soldados estadounidenses murieron en sendos tiroteos con insurgentes en el norte y el este de Bagdad.

Además, tres presuntos miembros de Al Qaeda fueron acribillados de madrugada desde un helicóptero estadounidense cerca de Tikrit, según los cuerpos de seguridad.

Por otra parte, un total de veinte cadáveres de personas muertas a tiros fueron hallados ayer por la Policía en diversos puntos de Bagdad, según fuentes de seguridad. Los cuerpos, que estaban maniatados, con los ojos vendados y con evidentes signos de haber sido torturados, no portaban identificación, por lo que fueron trasladados al pincipal depósito de la capital para ser identificados .

0