Recomiendo:
0

Bolsonaro en Nueva York: adivina quién no viene a comer

Fuentes: Diário do Centro do Mundo (Brasil)

Traducido del portugués para Rebelión por Susana Merino


¿Invitaría usted a Bolsonaro a comer a su casa, aunque le prometiera no llevar a sus hijos ni elogiar a los dictadores ni comer con las manos? Mucha gente tampoco lo invitaría. Lo que en el caso del próximo viaje del presidente brasileño a los EEUU se convirtió en un mensaje comprometedor. Luego de que el Museo de Historia Natural rechazara ser la sede del homenaje «La personalidad del año» organizado por la Cámara de Comercio Brasileña-Estadounidense que iba a condecorar al capitán brasileño, también rechazó ser sede del evento el Cipriani Wall Street vinculado al restaurante del mismo nombre.

Detrás de esta decisión está la fuerte presión del alcalde de la ciudad Bill de Blasio que ha puesto de manifiesto una lucidez tan rara que me ha hecho pensar en cambiar mi condición de elector a su distrito. Formalmente esos dos iconos neoyorquinos argumentan que sería imposible garantizar la seguridad de dicho evento, dado que muchos movimientos sociales cuestionan su realización. De Blasio añade además que muchos brasileños preferirían barrer la basura debajo de la conciencia. «Jair Bolsonaro es un hombre peligroso, su evidente racismo, su homofobia, sus destructivas decisiones tendrían un efecto devastador en el futuro de nuestro planeta. En nombre de nuestra ciudad le agradecemos al Museo de Nueva York cancelar este evento».

El evento de gala había sido previsto para el 14 de mayo próximo por la Cámara de Comercio Brasileña-Estadounidense, responsable de la brillante idea de homenajeara Bolsonaro… Todos los años la Cámara elije a dos personalidades, una estadounidense y otra brasileña, y las premia con una comida para más de mil invitados, con entradas a 30.000 dólares cada una, que hoy en día ya se han agotado. Personalmente sugiero que la Cámara invite a Lula. ¡Ah, está preso! Es una buena oportunidad para que salga de la cárcel, quién sabe, si en una de esas de salidita en salidita, la gente comienza a cruzarse con el expresidente en la calle.

A Bill de Blasio, prefecto de Nueva York que no es ni comunista ni afiliado al PT ni a la CUT ni al MST se le ha vuelto difícil el intento de Bolsonaro de ser homenajeado con un banquete en su ciudad. «Jair Bolsonaro es un hombre peligroso. Su evidente racismo su homofobia, sus destructivas decisiones tendrán un impacto devastador para el futuro de nuestro planeta».

En cuanto a la Cámara de Comercio Brasileña-Estadounidense, no es un problema de ideología, sino de bolsillo. Hace algunos años cuando veían surgir en el horizonte un Brasil pujante, buscaron la bolsa de Lula. «No importa hacia donde usted mire, la dirección económica del gobierno de Lula merece una clasificación bastante alta», afirmó José María Barrionuevo, analista de mercados emergentes del Banco Barclays Capital.

Junto a Paulo Leme, director del banco Goldman Sachs y de Peter Hakim, presidente del centro de análisis político Diálogo Interamericano, Barrionuevo llenó de elogios al PT en un seminario organizado por la misma Cámara de Comercio Brasileña-Estadounidense en 2003 al evaluar el gobierno del PT.

Lo curioso es que Bolsonaro se encuentra entre las cien personas más influyentes del mundo, según un listado de la revista estadounidense TIME que no se muestra tampoco favorable a Bolsonaro. Es el único brasileño en la lista y se halla junto a nombres como el del venezolano Juan Guaidó, el israelí Benjamin Netanyahu y el estadounidense Donald Trump. En un perfil publicado por dicha revista se describe a Bolsonaro como «un personaje complejo» que produce una «ruptura con una década de corrupción». Y continúa: «Un exoficial del ejército y a la vez exponente de la masculinidad tóxica, homofóbico, ultraconservador empeñado en generar una guerra cultural y revertir tal vez el progreso de Brasil en la lucha contra el cambio climático». No lo sé pero preferiría no figurar en esa lista. En cuanto al banquete sería mejor comenzar a pensar en alternativas: «La sede del Ku-Klux-Klan en Nueva York acepta alojar el banquete de homenaje al Capitán», ironizó el autodeclarado presidente del Brasil José de Abreu.

Fuente: https://www.diariodocentrodomundo.com.br/bolsonaro-em-nova-york-adivinha-quem-nao-vem-para-jantar-por-ri

0