Recomiendo:
2

Enfrentar a Bolsonaro y fortalecer la izquierda

Fuentes: Esquerda Online (Brasil). Imagen: Logo de la campaña promovida por el Tribunal Superior Electoral: 'Yo voto sin fake'. Créditos: TSE

Este domingo (27 de septiembre), la campaña electoral comienza oficialmente. La disputa en las ciudades tendrá lugar en un contexto de continuidad de la pandemia (que ya ha matado a más de 140.000 brasileños), de intensa crisis social (25 millones de trabajadores están desempleados) y de relativo fortalecimiento del gobierno de extrema derecha de Jair Bolsonaro, que ha ganado popularidad con los efectos de la ayuda de emergencia.

La cuestión clave en estas elecciones municipales es el choque entre el bolsonarismo y el anti-bolsonarismo. ¿El resultado general fortalecerá a la extrema derecha neofascista, que está al frente del gobierno federal, o representará una derrota para Jair Bolsonaro?

Tres grandes fuerzas políticas encabezarán esta disputa: la extrema derecha, organizada en varias alternativas pero hegemonizada por la familia Bolsonaro; la derecha tradicional, dividida en un gran número de partidos pero liderada por el PSDB y el DEM; y la izquierda, representada principalmente por el PSOL, el PT y el PCdoB.

La extrema derecha se basa fundamentalmente en la influencia política que Bolsonaro y las pautas reaccionarias tienen en una porción significativa de la población. Sin embargo, por otro lado, se ha formado un segmento en la sociedad brasileña, tan significativo como el primero, que rechaza de plano el gobierno de Bolsonaro y su programa de destrucción. La izquierda ciertamente buscará el apoyo de la masa anti-bolsonariasta.

A su vez, las alternativas tradicionales de la derecha y el centro tratarán de ganar, prioritariamente, el sector intermedio entre los dos polos más extremos (bolsonariasta y anti-bolsonarista), conformando su discurso, más cercano o más alejado de la extrema derecha, según las diferentes realidades locales.

Es de esperar que las tres grandes fuerzas políticas en disputa cosechen derrotas y victorias, debido a las condiciones políticas y sociales específicas de cada disputa municipal. La pregunta central, sin embargo, es cuál se destacará y cuál perderá más en general. La lucha política por los corazones y las mentes en las próximas siete semanas determinará este resultado.

Tarea prioritaria de la izquierda: enfrentar el bolsonarismo

No hay nada más importante en estas elecciones que combatir el neofascismo bolsonarista. Cada candidatura de la izquierda debe ser una punta de lanza en esta guerra política e ideológica. La consolidación y el fortalecimiento del gobierno del Bolsonaro, con la posibilidad de su reelección en 2022, es una amenaza mortal para lo que queda de los derechos sociales y democráticos de las masas trabajadoras y oprimidas.

Los temas centrales en la vida de la población trabajadora de cada ciudad: salud, empleo, ingresos, educación, seguridad, vivienda, transporte, etc. – debe formularse con miras a combatir al bolsonarismo. Las ciudades deben convertirse en un bastión de resistencia al neofascismo.

En este sentido, es necesario denunciar, en cada municipio, la responsabilidad de Bolsonaro y sus aliados en la pandemia, así como la de los representantes de la derecha tradicional. También es necesario destacar su responsabilidad en el desempleo masivo, la inflación de los alimentos, la destrucción del Pantanal, de la Amazonas, del Cerrado, la violencia racista, misógina y homofóbica. También es importante denunciar la destrucción del servicio público, las privatizaciones y los privilegios de los billonarios.

Al mismo tiempo, las candidaturas de la izquierda deben tener el valor y la audacia de presentar un programa anticapitalista positivo en defensa de la mayoría trabajadora y oprimida, en diálogo con sus demandas más sentidas. Las ciudades deberían trabajar por el 99% y no el 1%. La periferia debe ser colocada en el centro. Por todo ello, es necesario dar centralidad a las demandas anticapitalistas, en particular para la lucha contra el genocidio de los jóvenes negros de las favelas y las periferias, así como para las reivindicaciones de las mujeres y de los LGBTQI+.

El papel del PSOL y de Resistencia

En el campo izquierdo, el fortalecimiento del PSOL es evidente. La posición firme y coherente del partido en la defensa de los intereses de la clase trabajadora y los sectores oprimidos, sin hacer alianzas con la derecha, ha construido una referencia política que se está expandiendo.

El PSOL fue oposición de izquierda a los gobiernos de Lula y Dilma, por razón de conciliación petista con una parte de la burguesía brasileña, pero supo posicionarse contra el golpe cuando la clase dominante rompió el pacto con el PT. El partido luchó contra el gobierno de Temer, se opuso a la prisión política de Lula, denunció la operación Lava Jato y estuvo al frente de la resistencia al bolsonarismo

El PSOL fue vanguardia en la primavera feminista y en la gran manifestación «Él no”  en 2018. El partido se alió con el MTST (Movimiento de los Trabajadores Sin Techo) y otros movimientos sociales combativos. En la lucha de los oprimidos, perdió a Marielle Franco ejecutada en Río de Janeiro. La intensidad de los ataques del bolsonarismo al PSOL es una demostración del valor del partido para la lucha de la clase trabajadora y oprimida.

En este momento, las encuestas indican que el PSOL tiene candidatos bien posicionados en varias capitales: Guilherme Boulos, en Sao Paulo; Edmilson Rodrigues, en Belém; Elson Pereira, en Florianópolis; y Áurea Carolina, en Belo Horizonte. Por primera vez, el partido puede convertirse en la principal fuerza política de izquierda en varias capitales del Sudeste y el Sur del país. Este es un proceso positivo y de gran relevancia para la reorganización de la izquierda brasileña.

Dentro del PSOL, la corriente socialista Resistencia, que impulsa el portal Esquerda Online, lanzará docenas de candidaturas a las Cámaras municipales y tendrá candidaturas a alcaldías por el partido en varias ciudades, incluyendo dos capitales: Aracajú y Goiânia. Son candidaturas de trabajadores negros y de negros, mujeres, jóvenes, servidores públicos, trabajadores, travestis, profesores y luchadores antifascistas. Todos ellos estarán comprometidos con la lucha política contra la extrema derecha y con el fortalecimiento de la izquierda socialista.

Este portal también está al servicio de esta lucha en las elecciones e invita a todos nuestros lectores a unirse a esta batalla durante las próximas semanas. No se trata sólo de votar en las urnas, sino sobre todo de la lucha contra el avance neofascista en Brasil. ¡Vamos juntos!

Traducción: Correspondencia de Prensa.

Fuente (de la traducción): https://correspondenciadeprensa.com/?p=14282

Fuente (del original): https://esquerdaonline.com.br/2020/09/27/eleicoes-enfrentar-bolsonarismo-e-fortalecer-esquerda/

2