Recomiendo:
0

Habla Iman Ahmad Jamas, periodista iraquí refugiada en España

«La ocupación de los estadounidenses es el verdadero problema que tiene hoy Irak»

Fuentes: Gara

Imam Ahmad Jamas dirigía el Observatorio de Derechos Humanos en Bagdad hasta que tuvo que exiliarse debido a la ocupación de EEUU. En una visita a Iruñea, destacó que el principal problema que tiene actualmente Irak es la ocupación, por lo que reclama la salida inmediata de las tropas de EEUU. Imam Ahmad Jamas dirigió […]

Imam Ahmad Jamas dirigía el Observatorio de Derechos Humanos en Bagdad hasta que tuvo que exiliarse debido a la ocupación de EEUU. En una visita a Iruñea, destacó que el principal problema que tiene actualmente Irak es la ocupación, por lo que reclama la salida inmediata de las tropas de EEUU.

Imam Ahmad Jamas dirigió el Observatorio de Derechos Humanos en Bagdad entre junio de 2003, nada más producirse la invasión de EEUU, y junio de 2004, cuando se vio obligada a abandonar Irak. Actualmente, se encuentra refugiada en Barcelona y acudió a Iruñea, de la mano de Aldea e IPES, para dar a conocer de primera mano la situación que vive el país árabe.

Jamas, que durante su visita a Nafarroa, mantuvo un encuentro con los medios de comunicación, es clara a la hora de exponer la situación iraquí. Destaca que el principal problema que tienen actualmente los iraquíes es la ocupación estadounidense y considera que es preciso que el Ejército de Wa-shington abandone Irak inmediatamente.

«Irak ha sido completamente destruido. No hablo sólo de edificios, que también han sido destruidos, sino del tejido social del país. Harán falta décadas para reconstruirlo. EEUU lleva cinco años en Irak y cada año que pasa es peor que el anterior», explica.

Desmantelamiento

Así, relata que «actualmente en Irak nadie tiene trabajo ni perspectivas de conseguirlo ni dinero para hacer nada. Todas las infraestructuras sanitarias, económicas o de seguridad han sido destruidas. Nada funciona como debería en nuestro país», señala Ahmad Jamas.

Por ello, es tajante a la hora de destacar que «EEUU debe abandonar Irak» y vaticina que, «tarde o temprano, la ocupación terminará, porque, si miramos a la historia, vemos que todas las ocupaciones han acabado tarde o temprano».

«Tienen que irse de nuestro país y cuanto antes mejor, porque ninguna ocupación ha solucionado nunca ningún problema, sino que ha creado muchos más», señala Jamas.

Jamas acusa a EEUU de haber incitado el odio entre las confesiones religiosas iraquíes. «¿Alguien había oído alguna vez ante de la invasión que en Irak hubiera chiíes y suníes? Todos éramos simplemente iraquíes antes de la llegada de EEUU a nuestro país», denuncia.

En este sentido, señala que EEUU ha primado el acceso de miembros de una confesión religiosa a la Policía del Gobierno dependiente de los ocupantes, lo que ha provocado que el resto de la población vea a este cuerpo como algo ajeno y estrechamente ligado a los ocupantes extranjeros.

«Lo que hizo Paul Bremer [el virrey que los EEUU enviaron a Bagdad tras la ocupación] fue crear una Policía totalmente sectaria para ahondar en la división del país. Y esto se repitió también en los servicios sanitarios o en el Ejército», añade Jamas.

Según los datos de Jamas, desde la invasión de EEUU han muerto un millón de civiles, seis millones han tenido que abandonar Irak o se han visto forzados a desplazarse dentro del país y 3.500 mujeres han desaparecido.

Jamas es rotunda al negar que las muertes de los civiles se deban a errores de los soldados de EEUU. «No son daños colaterales, sino objetivos de Estados Unidos», destaca antes de recordar que las principales ciudades iraquíes se han visto sometidas a asedios por parte de las fuerzas invasoras.

Asedios en ciudades

Es el caso de Falujah, Najaf o Samarra o varios barrios de Bagdad. «A los civiles se les impide entrar o salir de estas ciudades y los enfermos mueren porque no reciben las atenciones que precisan» .

Así, denuncia que Basora «está enterrada en basura porque, debido a la ocupación y a los asedios, no funciona la recogida de desperdicios», mientras que en Samarra los manifestantes que reclamaban que se volvieran a poner en marcha los servicios ciudadanos fueron dispersados a tiros por la Policía.

Aunque las consecuencias de la ocupación las padece toda la población iraquí, Jamas subraya que «las mujeres se encuentran en una situación peor».

«La situación personal de las mujeres es horrible porque son utilizadas en el conflicto. Si un grupo quiere atacar a otro grupo, secuestran a una mujer y la violan. Las mujeres se usan para hacer daño al contrario», explica Jamas.

Junto a ello, destaca que hay cientos de miles de viudas y de huérfanos que no reciben ningún tipo de asistencia económica.

La situación de las mujeres en el Irak actual es especialmente dura, si se tiene en cuenta que durante el mandato de Saddam Hussein disfrutaban de unos estándares de vida elevados.

«Las mujeres tenían trabajo, vivían libremente, viajaban. La situación de las mujeres era la mejor de toda la zona. Yo podía conducir sola a las doce y media de la noche. La vida era dura, pero normal», rememora.

0