Recomiendo:
0

Mr. Danger y el nuevo socialismo para el siglo XXI

Fuentes: Rebelión

(Mr. Danger es el nombre que le dió Hugo Chávez a George W. Bush cuando éste visiteo en 2005 a Latinoamerica. Mr. Danger es un personaje muy conocido en la vida venezolana siendo uno de los protagonistas de la gran novela Doña Bárbara, del escritor venezolano Rómulo Gallegos, publicada en 1929. Simboliza el extranjero desdeñoso […]

(Mr. Danger es el nombre que le dió Hugo Chávez a George W. Bush cuando éste visiteo en 2005 a Latinoamerica. Mr. Danger es un personaje muy conocido en la vida venezolana siendo uno de los protagonistas de la gran novela Doña Bárbara, del escritor venezolano Rómulo Gallegos, publicada en 1929. Simboliza el extranjero desdeñoso que se apodera de terrenos ajeos.)

A lo largo de casi toda su historia, ha habido muy poco interés en Norte América sobre Venezuela, excepto como país que suministra petróleo. Con la elección de Hugo Chávez en 1999, todo esto cambió. Él le dio paso a la Revolución Bolivariana, fundada sobre ideas esbozadas en el siglo XIX por Simón Bolívar, el gran Libertador de Venezuela, Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú. Sus principios básicos consisten en que los recursos naturales son para el beneficio de todos los ciudadanos, que el Estado es el guardián y promotor de los derechos humanos cívicos y sociales, y que los ciudadanos son los protagonistas fundamentales en la vida política. Su política exterior se basa en la integración y solidaridad de América Latina y el Caribe. Con la Revolución Bolivariana, Venezuela se ha convertido en el país en vías de desarrollo más estimulante, innovador y progresista del mundo.

¿Cuál es el contexto de la Revolución Bolivariana de Venezuela? ¿Por qué se opone tanto Mr. Danger? ¿Cuál ha sido el papel de las élites venezolanas? ¿Qué ha logrado el Gobierno de Chávez? Y quizás mas importante, ¿Cuál es la enseñanza para el resto de las democracias?

¿Cuál es el contexto de la Revolución Bolivariana de Venezuela?

El 1 de junio 2002, en un discurso en la Academia Militar de West Point, el presidente estadounidense George Bush hizo una afirmación sin precedentes, que EEUU tiene el derecho de derrocar a cualquier gobierno del mundo que considere una amenaza para su seguridad.i

Quizás esto resulte alarmante para el mundo, incluyendo a Canadá, pero no para los Latinoamericanos. Desde 1846, EEUU ha llevado a cabo no menos de 50 invasiones militares y operaciones desestabilizadoras en al menos 12 países latinoamericanos.ii Sin embargo, ninguno de estos países ha tenido nunca la capacidad de amenazar significativamente la seguridad estadounidense.iii EEUU ha intervenido en América Latina porque ha percibido amenazas a su control y expansión económica.

Por esta misma razón también ha apoyado a los dictadores más depravados de la región tal como Batista, Somoza, Trujillo, y Pinochet. iv

A este escenario, la administración del Presidente Bush ha añadido una militarización sin precedentesv y una arrogante interferencia política que sobrepasa los antecedentes históricos. Nunca han estado tan pésimas las relaciones entre EEUU y Latinoamérica. Como un analista ha dicho, «Solamente bajo Bush es que Latinoamérica se encuentra tan separada de los EEUU como lo está hoy, y esto es el resultado de una política regional estridente que ha elevado la alienación a un grado sin precedentes.» vi

La administración Bush no acepta la voluntad del pueblo venezolano expresada democráticamente. Éste claramente ha escogido al Presidente Hugo Chávez y su gobierno en nueve votaciones libres, transparentes y observadas internacionalmente en los últimos siete años desde que fue electo. El Presidente Bush apoyó el sangriento golpe de estado de 2002 contra el gobierno del P residente Chávez. Además, financió y apoyó un paro petrolero devastador que le costó al país $14 billones en ingresos, numerosas maniobras fraudulentas de la oposición, severos disturbios y el referendo revocatorio. viiEn la actualidad, EEUU continúa financiando a la oposición.viii

Recientemente, la pugnacidad de la Administración Bush se ha incrementado contra la democracia venezolana. El Secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, ha comparado al Presidente Chávez con Hitler ixy el Director Nacional de Inteligencia, John Negroponte, ha dicho que Venezuela es el mayor reto a la seguridad del hemisferiox. La Secretaria de Estado estadounidense, Condolezza Rice, le dijo a un comité del Senado el pasado 16 de febrero, que Venezuela es «una amenaza particular a la región» y que ella a está «trabajando con otros países para tratar de asegurar que haya un frente unido» contra Venezuela.xi A esto, el Presidente Chávez ha respondido diciendo «Mr. Danger, usted forme su frente y nosotros formaremos el nuestro.»

¿Por qué se opone tanto Mr. Danger?

La razón principal de la agresión del Presidente Bush hacia un país que cuenta con una capacidad militar mínima es muy obvia: el petróleo. EEUU se ha vuelto cada vez más dependiente de petróleo importado y siente que su seguridad está amenazada. Venezuela es el quito país exportador de petróleo y en él se encuentran las reserves petroleras más grandes del hemisferio y quizás del mundo. xii Venezuela le suple a EEUU 1.2 millones de barriles diarios, suministro que no había estado en ningún peligro hasta que comenzó la política intervencionista del Presidente Bush. En efecto, el negocio petrolero ha sido muy conveniente para ambos países, perola inseguridad real o imaginaria de EEUU, los ha llevado a invasiones y conflictos armados en el Medio Oriente para así asegurar el suministro de petróleo. xiiiDada la retórica y las acciones de sus líderes, no es de extrañar entonces que el Presidente Chávez dude de las buenas intenciones de EEUU hacia él y su gobierno.

La agresividad de la administración Bush hacia Venezuela se debe también a otra razón. El Presidente Chávez ha hecho posible una nueva realidad política y económica en el país, lo cual es un reto directo a la globalización y a las políticas neo-liberales promulgadas por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio y el ansia de lucro de las corporaciones multinacionales. El llamado Consenso de Washington que consiste en la privatización de servicios públicos, de-regularización, eliminación de tarifas, flujo irrestricto de inversiones y acceso libre de las grandes corporaciones a los contratos públicos y mercados domésticos, fueron medidas impuestas a los gobiernos latinoamericanos bajo amenaza y como condiciones para acceder a préstamos internacionales.xiv

Pregonadas como instrumentos de desarrollo, estas medidas han sido un fracaso espectacular desde el punto de vista de cualquier indicador.

  • Entre 1960-80, el ingreso personal en Latinoamérica creció en un 82%, mientras que en los siguientes 20 años creció solamente un 9% y en los últimos 5, incrementó apenas en un 1%. xv

  • En una sola década, la cantidad de pobres incrementó en 14 millones de personas.xvi

  • De 1990 a 2002, los bancos de EEUU y las corporaciones multinacionales obtuvieron $1 trillón en lucro en intereses y regalías de América Latinaxvii

  • En la década de 1990, $178 billones en industrias estatales fueron privatizados, más de 20 veces el valor de las privatizaciones en Rusia después del colapso de la Unión Soviética. xviii

¿Cuál ha sido el papel en todo este proceso de las élites venezolanas?

Los programas neoliberales no hubieran podido ser aplicados sin la colaboración activa de las élites latinoamericanas y sus clases medias satélites. Venezuela, en particular, tiene la clase media más americanizada del continente, debido en gran parte a la temprana penetración de la industria petrolera. xixLa falsa y elitesca democracia que controló al país por 40 años, dejó en 1998 a la Venezuela rica en petróleo con:

  • 80% de su población en la pobrezaxx

  • 75% de tierra productiva en manos del 5% de la poblaciónxxi

  • escuelas y hospitales en estados deplorablesxxii

  • 70% de estudiantes abandonando los estudios

  • 7% de analfabetos xxiii

  • y entre el 60% al 70% del pueblo sin acceso a servicios básicos de salud.xxiv

En los últimos 25 años, la Venezuela rica en petróleo tuvo el incremento más grande de pobreza en toda América Latina.xxv

En las sociedades occidentales, estamos acostumbrados a asociar las luchas de las clases medias con los movimientos progresistas, liberales y democráticos, con las revoluciones «burguesas» históricas contra los regímenes antiguos. Por lo tanto resulta sorprendente ver a las clases medias venezolanas -menos del 20% de la población- luchando fehacientemente, de manera obscena y racista por sus privilegios inmerecidos contra la mayoría paupérrima de su propio país. xxvi

Un estudio previsor de las élites venezolanas en la década de 1960xxvii llevado a cabo por el sociólogo estadounidense Frank Bonilla que lleva el título perspicaz de El Fracaso de las Elites, detalla como las compañías petroleras y otras en la comunidad estadounidense en Venezuela actuaban como agente socializador para producir líderes venezolanos en la industria, política, fuerzas armadas y en la policía. xxviiiDe este modo, las élites venezolanas perdieron la capacidad de operar como instrumentos de afirmación nacional a medida que se convertían cada vez más en socios del capital extranjero de EEUU y las multinacionales. Un venezolano los describió apropiadamente: «Su país es el dineroxxixBonilla describe una élite cuya perspectiva carecía por completo de un papel para el pueblo; que tenía poco o ningún contacto sostenido con la población y no se sentía de ninguna manera presionada a satisfacer las necesidades de los venezolanos. xxxDiez años más tarde, analistas que observaban la situación en Venezuela, describen a la mayoría de la población como «espectadores de la política, recipientes marginales sujetos solamente a las dádivas de las campañas electoralesxxxi

Como lo indica el historiador Eric Hobsbawmxxxii , el legado formidable de la Revolución Francesa fue que dejó modelos y patrones de sacudidas políticas para el uso general de rebeldes en todo el mundo. Asimismo, los venezolanos han construido un modelo de revolución electoral para la democracia participativa que ha resonado en toda América Latina y el mundo en vías de desarrollo. Esta es una revolución pacífica, o como los venezolanos la llamamos cariñosamente, «la revolución bonita«, la cual es ya una alternativa visible y viable, un nuevo modelo.

La Revolución Bolivariana constituye un reto a la ideología hegemónica de EEUU fomentada por los neo-conservadores que actualmente controlan todos los poderes de la primera potencia mundial.

¿Cuales han sido los logros del gobierno del Presidente Chávez?

Al usar el ingreso petrolero para el bien público, el gobierno del Presidente Chávez ha hecho lo que no pudieron hacer los gobiernos elitescos previos: atender las necesidades políticas, económicas y sociales básicas de la población. El ingreso petrolero se usa ahora para un sistema universal de salud, educación a todos los niveles, acceso al agua potable, seguridad alimenticia, otorgación de micro-créditos, apoyo a la pequeña y mediana industria, distribución de tierras y títulos a dueños de-facto, xxxiiidesarrollo de cooperativas, construcción de infraestructura como autopistas y ferrocarriles, y apoyo para la radio comunitaria independiente. Lo más importante es que hay promoción de la participación ciudadana en todos los programas gubernamentales, incluyendo la consulta sobre políticas. xxxivEsto nunca se había hecho antes en Venezuela y es raro verlo en el mundo en vías de desarrollo. Los espectadores marginados son ahora protagonistas políticos. xxxvComo lo ha dicho el Presidente Chávez «Si queremos acabar con la pobreza hay que darle poder a los pobresxxxvi Esto es muy diferente a la tacha de «populismo» en el cual el pueblo no es más que un mendigo en una relación de clientelismo ante sus líderes.xxxvii Aquí se refleja la filosofía de Jurgen Habermas quien sostiene que la discusión pública y la participación son la esencia misma de la democracia en un mundo plural.xxxviii

Los resultados han sido espectaculares:

  • UNESCO xxxixha declarado a Venezuela libre de analfabetismo

  • La mortalidad infantil ha sido reducida significativamentexl

  • 70% de los ciudadanos previamente marginaos ahora tienen servicios médicos gratuitos en sus mismas comunidadesxli

  • Casi la mitad de la población esta estudiando xlii

  • La pobreza ha bajado al 37% in 2005xliii

  • Y en cuanto a la economía, ésta incrementó en un 9.4% en 2005, el más alto incremento en toda América Latina; la mayor parte del crecimiento ocurrió en el sector no-petrolero (el sector no-petrolero incrementó en un 10.3% mientras que el petrolero solamente un 1.2%).xliv

La política externa del Presidente Chávez se basa en la idea de la integración latinoamericana tal y como lo pregonó hace mucho tiempo Simón Bolívar. Venezuela está intercambiando petróleo por productos, petróleo por doctores con Cuba, y está invirtiendo en proyectos conjuntos con las naciones vecinas. Le ha dado un precio preferencial a los países empobrecidos del Caribexlv, ha establecido PetroSur -un consorcio de compañías estatales petroleras- y TeleSur, una TV regional que permitirá que los latinoamericanos transmitan información entre sí sin la intervención de CNN. xlviLos logros de las políticas domésticas y la política externa basada en la solidaridad del gobierno del Presidente Chávez toman un significado profundo al contrastarlos con los efectos del Consenso de Washington, el cual creó pérdidas y miseria sin precedentes en la región. xlvii

El Presidente Chávez está cumpliendo sus promesas al pueblo y esto se refleja en sus triunfos electorales y en los altos y consistentes resultados en las encuestas de opinión que cualquier líder democrático del mundo podría envidiar. La última encuesta hecha por una compañía estadounidense indica que 6 de cada 10 venezolanos van a votar por Chávez en los comicios del próximo diciembre. xlviiiEl 80% de la población que había sido abandonada a la pobreza ahora se ha convertido en un integrante serio para el gobierno. Lo que Venezuela ha logrado en tan poco tiempo es un testamento a la voluntad política, a la masiva participación popular, a la inversión del ingreso nacional en satisfacer las necesidades del pueblo y de la región.

El fundamento del gobierno venezolano es su Constitución, creada por una asamblea constituyente electa, con amplísima consulta pública y ratificada por referéndum. Alabada como la constitución más progresista de Latinoamérica, la Constitución tiene algunos elementos que la hace única en el mundo. xlix Garantiza los derechos de la mujer así como de los niños; le da derechos totales sobre tierra, cultura e idioma a los pueblos indígenas, incluye derechos del medio ambiente y la participación pública. También garantiza los derechos humanos sociales tales como el derecho a servicios de salud, la educación, el trabajo y la alimentación. En este sentido, le ha dado al Estado un papel no solamente de guardián sino también de promotor de los derechos humanos cívicos y sociales. Esta Constitución es quizás la única que reconoce el derecho a beneficios sociales de las mujeres que trabajan en casa, y específicamente expresa nombres y pronombres en ambos géneros asentando así el papel activo de la mujer. Además, la Constitución le da igualdad constitucional a todos los tratados internacionales sobre los derechos humanos que haya firmado Venezuela.

Esta es la misma Constitución que fue suspendida en 2002 por los líderes del golpe de estado que contó con el apoyo del Presidente Bush.

Ningún gobierno es perfecto, y ciertamente no lo es uno como el de Venezuela que ha heredado una burocracia estatal débil e ineficiente, que se encuentra batallando contra el subdesarrollo, que está esforzándose en mantener el estado de derecho en medio de una cultura de corrupción y donde elementos claves y poderosos en la sociedad civil son anti-democráticos y están apoyados por una superpotencia. lSin embargo, el gobierno del Presidente Chávez no ha suspendido ni una sola vez las garantías constitucionales, a pesar de las provocaciones extremas de golpe de estado, llamados irresponsable de los medios a la violencia y el racismo, paros devastadores y disturbios públicos. Pueden suceder algunos abusos, como ocurren en cualquier otro país de la región, pero el expediente de Venezuela en derechos humanos es excelente comparado al de Colombia, Perú, Honduras o México o el de otras naciones vecinas.li Y ciertamente no están siquiera en el mismo plano de aquellos abusos cometidos por EEUU. En Venezuela, no hay presos políticos, no hay prisiones secretas, no hay poblaciones desplazadas, no se tortura, y no hay detenidos ilegales. Venezuela tampoco ha invadido a país alguno.

No existe organización respetable de derechos humanos que diga que los abusos contra los derechos humanos en Venezuela son peores bajo el gobierno del Presidente Chávez, o que se ésta llevando a cabo una represión sistemática contra disidentes políticos. liiEs más, con el apoyo del Banco Internacional de Desarrollo, Venezuela está llevando a cabo una amplia reforma judicial para modernizar y corregir un sistema judicial desacreditado desde hace mucho tiempo.liii

En cuanto a Mr. Danger , actuando más como un líder autocrático de un imperio y no como el presidente electo de una gran república, éste ha demostrado muy poco respecto por los derechos humanos, aun los de sus propios conciudadanos, además de ignorar permanentemente acuerdos y principios internacionales fundamentales. La Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha denunciado la prisión que mantiene EEUU en la Bahía de Guantánamo Bay, y ha pedido innumerables veces que se clausure.liv Las espantosas fotografías de torturas en la prisión de Abu Ghraib, horrorizaron a los propios estadounidenses así como a muchos otros, pero ningún oficial de alto rango ha sido castigado por ello.lv Los europeos descubrieron que EEUU ha utilizado su espacio aéreo para llevar a prisioneros a cárceles secretas en Europa Oriental para ser torturados lvi y el Fiscal General de los EEUU ha dicho que es aceptable que el Presidente Bush mande a torturar prisioneros y a espiar ampliamente a los ciudadanos estadounidenses. lviiLa Administración Bush viola impunemente la ley internacional y los principios básicos de los procesos legales tales como habeas corpus, el derecho a un defensor o ser juzgado por un jurado . Paul Craig Roberts, un vice-ministro de estado en la Administración del Presidente Reagan ha dicho » La Administración de Bush (es) …Un gobierno americano que pregona libertad y democracia al mundo pero reclama para sí el poder de tiranos.» lviii

Los líderes democráticos del mundo no están haciendo mucho para defender los principios que son el alma misma de la democracia y la paz. Parece ser que solamente el Presidente Hugo Chávez tiene el coraje de alertar a la humanidad que el Señor Bush es en realidad un Señor Peligro, Mr. Danger.

La mayoría de los ciudadanos venezolanos juzgan al gobierno del Presidente Chávez, no según un concepto ideal de democracia, revolución o socialismo, sino por el desierto de su historia reciente. Tampoco están siguiendo ningún modelo de Rusia, China o aun de Cuba. lixLa previa supuesta democracia fue solamente una fachada para el saqueo y el abuso de unas clases altas ricas que cosecharon los beneficios de la inmensa riqueza petrolera del país sin importarles mucho la mayoría empobrecida. En contraste, la Revolución Bolivariana de Venezuela se distingue por la entusiasta participación ciudadana, la cual cierra cualquier grieta que pueda existir entre los políticos y el pueblo al que deben servir. Este es el fundamento del socialismo de siglo XXI que los venezolanos esperamos poder desarrollar.

Y ahora una nota de cautela a las democracias

Aquí está la moraleja de este cuento: cuando las elites de un país de desligan de la mayoría de la población, dejan de liderar y se encuentran con que la mayoría se ha ido por su propio camino.

A pesar de los mejores esfuerzos de Mr. Danger para descarrilarlo, el pueblo humilde de Venezuela se está abriendo su propio camino y merece la oportunidad de determinar su destino pacifica y democráticamente.

i Robert Pertry, Bush, Rats & a Sinking Ship, ConsortiumnNews.com; 25 febrero 2006

ii Incluye México, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Chile, Dominican Republic, Colombia, Panamá, Cuba, Haití, Grenada, y recientemente, Venezuela

iii Con la excepción de la crisis de los misiles en 1962 en Cuba, aunque ésta fue una amenaza Rusa.

iv Mark Rosenfelder, US Interventions in Latin America, 1996; George Black, The Good Neighbor, Pantheon, 1988; Ed Vulliamy, Venezuela Coup Linked to Bush Team, The Observer, 21 abril 2002; Eva Golinger, The Adaptable US Intervention Machine in Venezuela, in The Venezuela Reader, (ed) Olivia Burlingame Goumbri, EPICA, Washington, DC, 2005; Homar Garces, El Imperialismo yanqui y su relación con nuestra America, Argenpress, 20 febrero 2006; Aram Aharonian, Venezuela: un golpe con olor a hamburguesa, jamón y petróleo, 28 abril 2002, analitica.com. LaBitBilioteca; Marjorie Cohn, Chavez Victory: Defeat for Bush Policy, truthout, 20 agosto 2004

v Hay bases de EEUU en Ecuador, Paraguay, Puerto Rico, Aruba, Curazao, El Salvador, Honduras, Perú, y un programa militar masivo en Colombia. Ver: John Lindsay-Poland, US Military Bases in Latin America and the Caribbean, Global Policy Forum, agosto 2004; Frida Berrigan & Jonathan Wingo, The Bush Effect: US Military Involvement in Latin America Rises, Development and Humanitarian Aid Fall, World Policy Institute, 5 noviembre 2005

vi Larry Birns & Michael Lettieri, Secretary Rice Out to Inoculate Latina America, but Chávez is all but Guaranteed a Clean Win, Council on Hemispheric Affairs (COHA), 1 marzo, 2006; Birns & Lettieri, 2005 Another Terrible Year for US-Latin American Relations, COHA, 2 enero 2006

vii Mark Rosenfelder, US Interventions in Latin America, 1996; George Black, The Good Neighbor, Pantheon, 1988; Ed Vulliamy, Venezuela Coup Linked to Bush Team, The Observer, 21 abril 2002; Eva Golinger, The Adaptable US Intervention Machine in Venezuela, in The Venezuela Reader, (ed) Olivia Burlingame Goumbri, EPICA, Washington, DC, 2005; Homar Garces, El Imperialismo yanqui y su relación con nuestra America, Argenpress, 20 febrero 2006; Aram Aharonian, Venezuela: un golpe ocn olor a hamburguesa, jamón y petróleo, 28 abril 2002, analitica.com. LaBitBilioteca; Marjorie Cohn, Chavez Victory: Defeat for Bush Policy, truthout, 20 agosto 2004; Christopher Reilly, The Media, the CIA and the Coup, Counterpunch, 15 abril2002;William I. Robinson, Promoting Poliarchy, ALAI, Latin America in Movement, 17 febrero 2006

viii Tom Barry, Transitioning Venezuela, International Relations Centre, 22 diciembre 2005, Venezuelanalysis.com, www.irc-online.org; Eva Golinger, The Chávez Code, 2005; Council for Hemispheric Affairs, The Devil Wears Prada: Ma. Corina Machado and Washington’s Indecent Game Against Venezuela», 9 febrero, 2006; Eva Golinger, How NED Violates Sovereignty and SelfDetermination in Venezuela, Venezuelanalysis.com, 11 julio 2005; Jonah Gindin, Bush and Sumate, ZNET, 4 junio 2005

ix New Herald, 3 febrero 2006

x New Herald, 2 febrero 2006

xi Venezuelanalysis.com, 17 febrero 2006

xii Gregory Wilpert, The Economics, Culture, and Politics of Oil in Venezuela, 30 agosto 2003, Venezuelanalysis.com

xiii Linda McQuaig, It’s the Crude, Dude, Doubleday, 2004

xiv Noam Chomsky, On Hopeful Signs Across Latin America, Interview by Bernie Dwyer, MIT, 8 febrero 2006

xv Mark Weisbrot, Latin America Shifts Left: It’s the Economy, Centre for Economic and Policy Research, 3 febrero 2006

xvi Roberto González Amador, En AL 14 millón más de pobres en una década: Fondo Monetario Internacional, La Jornada, abril 2003;Social Panorama of Latin America, Economic Commission for Latina America and the Caribbean (ECLAC)

xvii James Petras, citado por Gilo Muirragui, Participatory Democracy; What, How and For Whom to Produce, Vheadline.com, 6 febrero 2006

xviii Mark Weisbrot, Latin America’s Long Economic Failure Sparks Desire for Change, Centre for Economic and Policy Research, 3 febrero 2006

xix Richard Gott, Hugo Chávez and the Bolivarian Revolution, Verso, 2000, p. 4

xx Peter Maybarduk, Venezuela: a people’s health system, Green Left Weekly, 15 diciembre, 2004; Ernesto Carmona, Todo venezolano tiene asegurada la salud pública gratuita, ARGENPRESS, 30 marzo 2005; Emilio Guerrero, La Salud en la Revolución Bolivariana, ARGENPRESS, 10 febrero, 2005; Michael Parenti, Good Things Happening in Venezuela, Zmagazine Julio/agosto 2005; Gregory Wilpert, Venezuela’s Mission to Fight Poverty, Venezuelanalysis.com 11 noviembre 2003;

xxi Gregory Wilpert, Land for People not for Profit in Venezuela, Venezuelanalysis.com 23 febrero 2005

xxii Emilio Guerrero, La salud en la revolución bolivariana, ARGENPRESS, 10 febrero, 2005

xxiii Gobierno en Línea, Logros bolivarianos en salud y educación, 17 junio 2004

xxiv Peter Maybarduk, Venezuela: a people’s health system, Green Left Weekly, 15 diciembre, 2004

xxv Gregory Wilpert, Venezuela’s Mission to Fight Poverty, Venezuelanalysis.com, 11 noviembre 2003

xxvi Antonio García Danglades, Venezuela: La oposición democrática no existe, Rebelión, mayo 2004, Nikolas Kozloff, Hugo Chávez and the Politics of Race, Counterpunch, 15 octubre 2005

xxvii Frank Bonilla, The Failure of the Elites, MIT, 1970

xxviii Frank Bonilla, op.cit. p. 291

xxix Fernando Coronil, The Magical State, University of Chicago, 1997, p.382

xxx Frank Bonilla, op. cit. pp. 279-280

xxxi James Petras, Morris Morley, Steven Smith, The Nationalization of Venezuelan Oil, Preager 1977, p. 154

xxxii E.J. Hobsbawm, The Age of Revolution, Abacus, 1962, p. 141-142

xxxiii Tal como lo recomienda el economista liberal Hernando DeSoto, The Other Path, 1986; ver también Cato Institute, 1 abril 2004, www.cato.org

xxxiv Claudia Jardim, Prevention and Solidarity: Remedies for Democratizing Health in Venezuela, Alia2net, 13 octubrer 2004; Jonah Gindin, Chavistas in the Halls of Power, Chavistas on the Street, NACLA Report on the Americas, marzo, 2005; David Raby, The Greening of Venezuela, Venezuelanalysis.com, 28 julio 2004; Justin Podur, Venezuelan TV for and by the Communities, Znet, 13 septiembre, 2004;Richard Gott, Chávez Leads the Way: using oil wealth to help the poor, Venezuela’s leader is an example to Latin America. The Guardian, 30 mayo 2005

xxxv Terry Gibbs, Business as Unusual: what the Chávez era tells us about democracy under globalization, Third World Quarterly, vol. 27, No.2, pp. 265-279, 2006

xxxvi Presidente Hugo Chávez, citando una frase del Programa de Desarrollo de las naciones Unidas en su discurso en la Cumbre Extraordinaria de las Américas, 13 enero 2004

xxxvii Kenneth Roberts, University of New Mexico, Populism, Political Conflict, and Grass-roots Organizations in Latin America; a Comparison of Fujimori and Chávez, artículo próximo en Comparative Politics; Carles Muntaner, Is Chávez’s Venezuela Populist or Socialist? Counterpunch, 5 mayo 2005

xxxviii Jurgen Habermas, The Theory of Communicative Action, 1984, citado por Douglas E. Booth, Hooked on Growth, Rowman & Littlefield, 2004, pp. 218-227

xxxix Zuleima Centeno, Las misiones sociales: logros Bolivarianos, [email protected], 2 febrero, 2006

xl Gobierno en Línea, Logros bolivarianos en salud y educación, www.gobiernoenlinea.gov.ve 17 junio 2004; Omar Gómez, Living the Utopia, Venezuelanalysis.com, 18 febrero 2004

xli Zuleima Centeno, Las Misiones sociales: Logros Bolivarianos, 2 febrero 2006, [email protected]; Ernesto Carmona, Todo Venezolano tiene asegurada la salud pública gratuita, ARGENPRESS, 30 marzo 2005

xlii Argiris Malapanis, the Militant; Free Neighborhood Clinics Spread Across Venezuela, Venezuelanalysis.com 05 mayo 2004; Angie Rangel, Revolución en Venezuela es sinónimo de educación, Vheadline, 9 marzo 2005;

xliii Oil Wars, Chávez Fights Poverty, and Succeeds, 05 noviembre 2006, Venezuelanaysis.com

xliv Gregory Wilpert, Venezuela’s Economy grew 9.4% in 2005, Venezuelanalyisis.com, 29 diciembre, 2005

xlv Kaia Lai, PetroCarib; Chavez’ Venturesome Solution to the Caribbean Oil Crisis…, Council of Hemispheric Affairs, 31 enero 2006

xlvi Gregory Wilpert, Venezuela Launches Telesur, Venezuelanalysis.com, 25 julio 2005

xlvii Mark Weisbrot, The Failure of Hugo Bashing, Venezuelanalysis.com, 9 marzo 2006; Salim Lamrani, Venezuela in Washington’s Sights, Volatairenet.org; Venezuelanalysis.org, 11 marzo 2006

xlviii Aporrea.org, Mas de seis de cada diez venezolanos piensan votar por Chávez, segun encuestadora estadounidesnse, 01 febrero 2006

xlix Gregory Wilpert, Venezuela’s New Constitution, Venezuelanalysis.com 27 agosto 2003; Sarah Wagner, The Legal and Practical Basis of Citizen Power in Venezuela, Venezuelanalysis.com, 02 diciembre 2004; Michael McCaughan, The Battle of Venezuela, Seven Story Press, 2004, p. 101

l Council of Hemispheric Affairs, Venezuela’s Disloyal Opposition Serves Bush Administration’s Narrow Ideological Interests But Hardly Those of its own Country, 1 diciembre 2005

li Ver: www.derechos.org/nizkor/colombia; www.derechos.org/nizkor/peru; www.derechos.org/nizkor/mexico/articulos.html; Argenpress, Honduras: ejecutados dos mil niños y jóvenes hondureños, 03 marzo 2006

lii Mark Weisbrot, Statement before the US Senate Committee on Foreign Relations, on the state of democracy in Venezuela, 28 junio 2004; vheadline.com

liii Daniel Drosdoff, Prompt Justice; Venezuela undertakes a sweeping reform of its courts, IDB America, 16 febrero 2006; Gregory Wilpert, The Venezuelan Judicial System always the Cinderella of the State Powers, Venezuelanalysis.com, 17 mayo 2004; Stasy McDougall, Judicial Reform in Venezuela, in Olivia Burlingame Goumbri (ed) The Venezuela Reader, EPICA, 2005

liv Emilio Paz, Progreso Weekly, 16 febrero 2006; William Fischer, IPS, 15 febrero 2006;Associated Press, UN Report Blasts US on Guantanamo, 16 febrero 2006

lv The Progress Report, A Festering Symbol, 16 febrero 2006

lvi Craig Witlock, Europeans Investigate CIA Role in Abduction, Washington Post, 13 marzo 2005; Chandra Lekha Siriram, Exporting Torture: US Rendition and European Outrage, War Crimes Watch, 13 diciembre 2005; Paul Craig Roberts, Rendition Unto Caesar: Condi to Europe: Trust Me, Counterpunch 6 diciembre 2005

lvii New York Times editorial, A Judicial Green Light for Torture, 26 febrero 2006

lviii Paul Craig Roberts, The Grave Threat of the Bush Administration, Counterpunch, 28 noviembre 2005

lix Peter Lackowski, Is Chávez a Dictator? UpsideDown World, 08 febrero 2006

0