Recomiendo:
0

Murió el cantautor Quintín Cabrera

Fuentes: Kaosenlared/La República/Rebelión

La fría y escueta noticia: El cantautor uruguayo Quintín Cabrera falleció hoy, a los 64 años de edad, en un hospital de Madrid, por complicaciones que surgieron tras un trasplante de pulmón al que se sometió en enero pasado. Quintín venía peleando desde hace tiempo, cada vez con más dificultades con su «fuelle» y esperaba […]

La fría y escueta noticia: El cantautor uruguayo Quintín Cabrera falleció hoy, a los 64 años de edad, en un hospital de Madrid, por complicaciones que surgieron tras un trasplante de pulmón al que se sometió en enero pasado.

Quintín venía peleando desde hace tiempo, cada vez con más dificultades con su «fuelle» y esperaba el ansiado transplante de pulmón, que finalmente no resultó como todos esperábamos.

El compositor y músico, se había instalado en el estado español desde fines de los 60, (unos tiempos en Catalunya otros en Castilla) como una voz de lucha permanente, que no se dejó doblegar, ni aun por sus padecimientos físicos.

Uruguayo, de aquellos cantos emigrados por las dictaduras de América Latina, persistió en sus «broncas» y «pataleos» hasta el final.

Quintín Cabrera nace en Montevideo (Uruguay), pero también era catalán y madrileño, desde que en el 68 se trasladase a vivir a Barcelona y en el 91 a Madrid.

Participó en julio del 67 en el «Festival Protesta» que se celebró en Cuba, donde se encontraban nombres muy importantes de la canción y donde nació la Nueva Trova Cubana. Iconoclasta, Quintín lleva con orgullo el hecho de ser uno de los cantantes del mundo que más ha actuado en actos solidarios por la lucha de los pueblos.

Sus amigos y amigas, estaban organizando un acto para que, desde el escenario y desde el patio de butacas, pudiera darse cuenta del cariño y el reconocimiento de su gente. Iba a ser el viernes 27 de marzo a las 22,30 h. en el Auditorio Marcelino Camacho de las CCOO de Madrid, pero la triste realidad hizo que no se llegara a tiempo para que él pudiera verlo. El concierto sigue previsto. El próximo viernes 27 de marzo a las 22.30h en el Auditorio Marcelino Camacho (C/ Lope de Vega 40, Madrid), se celebrará un concierto en homenaje al cantautor.

Venta anticipada de localidades (10€),en Ateneo Cultural 1º de Mayo (C/ Lope de Vega 38 5ª, Madrid) desde el lunes 16 de marzo. Mañanas: 10 a 14h (lunes a viernes), tardes: 16a18h (lunes a jueves). Las entradas sobrantes se sacarán el viernes 27 de marzo desde las 20.30h en el Auditorio.

Quintín, nos mantuvo informados paso a paso, regalándonos a través de sus versos, un reflejo de lo que le estaba pasando y como se sentía, sin perder el humor y la ironía, pero fundamentalmente, su capacidad de lucha hasta el final.

Hasta siempre, compañero Quintín!!! 

El último adiós al cantautor será hoy viernes a las 17:15h en el Crematorio / Tanatorio de Alcorcón, donde será incinerado.

QUINTÍN CABRERA
Como el mismo Quintín Cabrera cuenta en el cuadernillo, Casi, casi, una vida es un disco recopilatorio. Pero más que un acto nostálgico o un punto y aparte en su carrera, se trata de un ejercicio más práctico, un deseo de poner facilidades para escuchar de nuevo temas que pertenecen a discos descatalogados en formato de compacto. Sin embargo, como también confiesa, no ha podido evitar que, a medida que iba grabando las canciones, aflorasen los recuerdos de una vida, inevitables ante cualquier encuentro. Este compositor, nacido en Uruguay y que se define a sí mismo como un cantor popular, vive entre Madrid y Barcelona, ciudad en la que se estableció a finales de los sesenta. Amante de personalidades artísticas en principio tan dispares como Carlos Puebla, Atahualpa Yupanqui, Pete Seeger, Bennny Moré, Jean Ferrat o Caetano Veloso, a paseado su voz por medio mundo sin olvidar nunca sus orígenes. Así lo demuestra en Yo nací en Montevideo , un tema lleno de poesía y suave nostalgia que abre el disco. Todas las piezas incluidas se han vuelto a grabar para la ocasión, a excepción de El Señor Daymán Cabrera y Aquí una nit ( Barcelona, 1976) y Canción de mucho amor (Zaragoza 1995), tres temas que cuentan con colaboraciones de músicos amigos a los que Cabrera ha querido incluir en este disco y cuya participación en muchos casos sería imposible repetir. Sus canciones son como una autobiografía, por eso en Casi, casi, una vida podemos encontrar conversaciones con sus hijos ( Ferran y Lucía , dedicadas a dos de sus vástagos), recuerdos de familia (Mi padre el compañero), declaraciones de principios ( Informe provisional o la histórica Señor Presidente , dirigida la oligarquía de cualquier país) o hermosas canciones de amor ( Un largo abrazo de agua ). Más allá de las letras, en las canciones de Quintín Cabrera hay mucho de música popular de su tierra, en particular, y de toda Latinoamérica en general. Pero también ha ido llenando su bagaje de los sonidos que ha ido encontrando en el camino. Esto se refleja perfectamente en dos piezas en catalán (Amor que tens ma vida y la ya mencionada Aquí una nit ) que Cabrera Grabó durante su larga estancia en Catalunya. Un buen disco para conocer a un latinoamericano del mundo que piensa que las ciudades son libros que se leen con los pies, Y esa es la idea que quiere compartir ahora con el público.
Omar Jurado
Batonga! Barcelona

¿Que tal si lo leemos ahora???

VIII parte médico y/o de guerra (por Quintín Cabrera)

4 de enero de 2009

Nuevamente los saludo desde Castilla-La Mancha,

el invierno, con su ancha

manta de frío, no pudo

derrotar a este tozudo

que llaman Quintín Cabrera

aunque lleguen las primeras

señales de desespero

si bien es sabido, pero,

que el que espera desespera.

Aquí andamos aguardando un milagro que no llega.

Mis pulmones son de pega.

No me sirven, ¿hasta cuándo?

Este presente nefando

tiene mi fe acobardada,

y les digo Camaradas,

consumido como un pucho,

si nunca serví de mucho

hoy no sirvo para nada.

¡Cómo cansa el esperar

si no te puedes mover!

No hay nada que pueda hacer

y te empiezan a rondar

presagios, como en un mar

de aguas negras y agitadas.

Con las fuerzas agotadas

no te puedes defender

aunque no quieras caer

la moral se ve afectada.

Pero esa moral se eleva

con cada muestra de amor

que recibe este cantor

y el aliento que eso lleva.

Hemos presentado nueva

grabación en los Madriles

y en Barcelona. Ministriles,

cantantes y otros amigos,

allí han estado conmigo

como hace muchos abriles.

Gracias a eso ¡ya a Lole!

uno se arma de valor

porque me dan el calor

que me darían mil soles

No me olvido de mi prole

ni de mis nietos gallegos

porque alimentan mi ego

cuando me dicen «abuelo»

mi baba llega hasta el suelo

y hasta las nubes despego.

Este parte es el postrero

que desde Luzón les mando

En Madrid, no se hasta cuando

moraré. Sepan que quiero

salir de este atrolladero,

volver a vivir, estar

entre quienes al cantar

dejan su mejor aliento

y hoy el mío, ni con viento

ya se puede remontar.

Juanma Morales me ha dado

hospedaje en su morada

para esperar la llamada

del hospital preparado

para salir disparado

cuando me toque por fin.

Así que en este interín,

esperando el bisturí,

estará un tiempo en Madrí

este al que llaman Quintín.

Es todo por el momento

¡hasta la próxima! espero

que no lleguemos a enero

para que me llamen. Lento

resulta el procedimiento

pero estoy bien atendido.

Los médicos, comedidos

pero firmes y seguros,

confían en el futuro

y me tienen convencido.


IX parte médico y/o de guerra «navideño» (por Quintín Cabrera)

11 de enero de 2009

 

Se viene la navidad

con su fiebre consumista.

Los saluda este idealista

deseando felicidad.

El nuevo año, enverdad,

se viene más bien oscuro.

Tenemos delante un muro,

pero debemos luchar:

estar en donde hay que estar,

sin renuncias, aunque es duro.

Les pedí a los Reyes Magos

(¿es verdad que son los padres?)

que por poco que les cuadre

se pasen por estos pagos

para aliviar malos tragos

trayéndome ese pulmón.

Pero reyes, reyes son

y yo soy republicano

como ven, asumo, Hermanos,

hasta esa contradicción.

Es que llevo nueve meses

esperando al susodicho

tantas veces ya lo he dicho

como tantos los reveses.

Mi esperanza no decrece

pues no tengo otro remedio:

a la tristeza y al tedio

ya los tengo dominados

¡me atacan por todos lados

para sacarme de en medio!

Pero, bueno, no lloremos

que el futuro nos espera

aunque el presente a Cabrera

lo castigue hasta en los remos.

Vamos a ver si podemos,

siguiendo la moda actual,

refundar todo el caudal

de ese aire que se ha ido

¿no refundan los partidos

y ahora hasta el Kapital?

Está bien: dejen que sueñe

porque no se pierde nada

que yo les diga pavadas

como terapia y me empeñe

en versear y les enseñe

de mi psiquis los senderos

porque serán los primeros,

aunque esto se prolonga,

en escuchar mis milongas

en los años venideros

Me cuidan como a un rajá:

van viniendo los amigos

a tomar mate conmigo,

para ver cómo me va.

Posada y casa nos da

en Madrid Juanma Morales.

Recibo amor a raudales

de mis hijos y mis nietos

y no me deja estar quieto

Lole, con buenos modales.

¡Si hasta aprendió a cocinar

la pícara sevillana!

gobierna con buena gana

mi vida, mi ser, mi estar

(y … yo me dejo llevar

porque no puedo moverme)

Aunque no quisiera verme

en el estado en que estoy

parezco un patriarca y voy

tranquilito y sin joderme.

Con los tumbos del camino

toda carga se acomoda

y para que no me joda

este avatar del destino

todos me cuidan con tino

dulcificando el proceso.

Está muy claro que eso

es una muestra de amor

(pienso que será mayor

cuando llegue mi deceso)

Más no hay que ponerse triste,

este mal año fenece.

Aunque el próximo parece

que viene peor y existe

la sospecha de que viste

la ropa de la miseria,

no pongamos caras serias

brindemos por el mañana

porque si nos sale rana

no ganamos con histerias.

Bueno, Amigos, me despido

y esperemos que el siguiente

sea un » parte» diferente

y que cantemos envido,

perdiéndose en el olvido

la angustia por tanta espera

y si el médico me opera

y me arregla los pulmones

los colmará de canciones,

con amor,Quintín Cabrera.

Último parte medico y/o de guerra de Quintín Cabrera (parte sin décima)

1 de febrero de 2009

Por respeto a quien perdiendo la vida me ha salvado la mía, aquí acaban estas décimas.

Gracias a todos los que me habéis apoyado en los malos tragos que me ha tocado pasar.


Una biografia desde su página
(www.quintincabrera.net)

Nació en Montevideo, República Oriental de Uruguay, el 25 de abril de 1944. Estudios de música, agronomía y magisterio.

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Bellaterra, Barcelona.

Formo parte del Comité de Arte Popular que dirigía el musicólogo Casto Canel, con el que actúa por primera vez en público, en el Teatro Zitlowski de Montevideo.

Viaja a Cuba en 1967 como integrante de la delegación uruguaya que participa en el Festival de la canción protesta, evento que tendría gran influencia en la creación de la <>. Actúa en la Habana, Santiago y Varadero. Participa, junto a Carlos Puebla, en la filmación de un corto para la televisión francesa.

Un año después viaja a París, Estocolmo, Upsala y Malmoe, actuando en teatros, radio y televisión.

El mismo año fija su residencia en Barcelona.

A partir de entonces comienza una importante labor dentro de la música del Estado español, no solamente en al faceta de cantante, sino como productor, creador y promotor de varias iniciativas.

Ha realizado multitud de recitales a lo largo de la geografía hispana, compartiendo escenarios con casi todos los grandes intérpretes de la canción, no sólo locales sino portugueses, italianos, franceses y alemanes. Ha cantado en Urguay, Portugal, Francia, Alemania, Bélgica, Italia, Suiza, Cuba y Suecia.

Sus colaboraciones se extienden al mundo del teatro, el cine y la publicidad, campos en los que ha sido requerido en bastantes ocasiones.

Como periodista, especializado fundamentalmente en temas musicales, ha dirigido y presentado programas de radio y televisión en diferentes cadenas (Radio Nacional de España, Radio Quatre, Canal Sur, radios libres y municipales…), ha aportado sus amplios conocimientosj a colaboraciones en periódicos y revistas (El Periódico de Catalunya, Guía del Ocio de Barcelona, Ghaita, Destino, Resumen Latinoamericano, Diario de Córdoba…)

Es Secretario general de Zeca, Centro de Canción, desde la creación del mismo.

 


0